web analytics

Sobre el autor

Artículos Relativos

4 Comentarios

  1. pepe

    Me consta que la versión escénica y la idea de arreglar diggi, daggi para coro y todas las intervenciones del coro de jóvenes corre a cargo de Marina Bollain. A lo mejor si Arturo Reverter hubiera sabido esto último tampoco lo hubiera alabado. En fin, una vez más el Sr. Reverter hace una crítica condescendiente y ligeramente negativa (tampoco merece la pena rasgarse las vestiduras, eso sería darle demasiada importancia al trabajo de la directora de escena).
    Afortunadamente el público salió entusiasmado de un espectáculo fresco, divertido, con mucho ritmo y una excelente y novedosa ver.sión y puesta en escena.

    Responder
    1. arturo reverter

      A cuento de que, Pepe, se ha de suponer que si yo hubiera sabido que la versión musical era de Bollaín no la habría alabado. Es mucho suponer. En el programa no quedaba claro: se asignaba a Marina la “dirección de escena, traducción y versión”. Imaginé que se refería solamente a la literaria, de ahí que aquella se la atribuyera a la responsable de la dirección musical, Ana González.
      ¿Crítica condescendiente? Me limité a plantear ciertos términos de posible discusión, pero en general el comentario era resueltamente favorable. Lo de rasgarse las vestiduras es un poco exagerado. Yo también me lo pasé bien. Pero en un comentario crítico han sopesarse las cosas. El asunto no tiene mayor recorrido y es absurdo buscar en mis palabras segundas intenciones.
      Saludos.
      AR

      Responder
  2. Marina Bollain

    La “eficaz versión para piano con episódicas intervenciones del coro” es de Marina Bollain, no solo “las esperadas morcillas de actualidad”. Lo ponía bien claro en el programa, Sr. Reverter. Infórmese adecuadamente antes de hacer su crítica. Aunque a lo mejor, si sabe que son mías, entonces ya no hubieran sido “eficaces”.
    Saludos,
    Marina Bollain.

    Responder
    1. Arturo Reverter

      Amiga Marina Bollaín: le hago un par de precisiones, ya que se ha tomado tan mal mi crítica, mucho más positiva que negativa.
      Primera: en el programa de mano no dice que usted sea la autora de la versión musical, con sus arreglos. Se habla de que es la responsable de la “dirección de escena, traducción y versión”. No habla de “versión musical”. Entendí que se refería únicamente a la literaria y por ello atribuí la cosa del pentagrama a la directora musical, Ana González.
      Segunda: Es suponer por suponer que si yo hubiera sabido que usted era la responsable no habría considerado que era “eficaz”. Ignoro qué le hace pensar eso.
      A mí la puesta en escena me interesó, aunque, como digo, se aleje de la primigenia concepción de la obra. Está todo muy bien ideado, bien movido y bien “actualizado”; con las lógicas y esperadas morcillas. Me interesaron también otras puestas en escena salidas de su mano, como aquella tan curiosa y divertida en torno a La verbena de La Paloma. O la ideada también hace tiempo para una especie de performance realizada en la Residencia de estudiantes, con aportación musical creo que de Sánchez Verdú. Andaba por allí igualmente Miguel Álvarez.
      Creo que en esta ocasión los dedos “se le han vuelto huéspedes”. En todo caso, la crítica era extremadamente respetuosa.
      Un saludo también respetuoso.
      AR

      Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beckmesser 1992-2004-2012