web analytics
La Quinta de Mahler Beckmesser Revista El arte de la fuga

Sobre el autor

Artículos Relativos

3 Comentarios

  1. María M. Conde

    Me parece estupendo que se den esas grandes oportunidades a los jóvenes. Al fin y al cabo, son la cantera para los aficionados del futuro. Pero ¿qué pasa con la gente mayor? Entre ellos hay multitud de adoradores del bel canto que por sus circunstancias económicas (pensiones que apenas dan para sobrevivir, mucho menos para adquirir una entrada medianamente asequible), se quedan sin poder disfrutar de aquello que más les gusta. ¿No sería posible canalizar algunas de esas ayudas hacia la sufrida “tercera edad”? El Teatro Real, entre otros, podría estudiar una solución que permitiera encajar en sus proyectos a esos aficionados maduros que se quedan con las ganas de asistir a un espectáculo.

    Responder
    1. SpR

      Este tema lo tratamos con instituciones como el Real y la respuesta fue “Si rebajamos el precio a los mayores, que son nuestro público, nos arruinamos”. Lamentablemente es la cruda realidad…

      Responder
      1. María M. Conde

        ¡Qué pena! Algún día se darán cuenta de que todo puede ser compatible.

        Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Beckmesser 1992-2004-2012