Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
siciliano-gourdjia-bellCrítica: Ensemble Siciliano. Beethove sigue sorprendiendo
josep-ponsCritica: OCNE, procesos de destilación
Por Publicado el: 24/11/2020Categorías: En vivo

Crítica: Accademia del Piacere. De dolores antiguos

ACCADEMIA DEL PIACERE

De dolores antiguos

Obras de Weckman, Schütz, Buxtehude, Correa de Arauxo, Alonso Lobo y Mogavero. Hana Blažíková (soprano), Gabriel Díaz (contratenor), Ariel Hernández (tenor) y Javier Jiménez Cuevas (bajo). Accademia del Piacere. Dirección musical y quintón: Fahmi Alqhai. Ciclo Universo Barroco. 20 de noviembre

accademia-piacere

Accademia del Piacere

El programa que preparó en su día la Accademia del Piacere, titulado “Lamentum. Cantos fúnebres, sonidos de la guerra y elegías por la devastación”, no provenía del dolor de la consabida pandemia, sino de un dolor antiguo, de otras muertes casi olvidadas y cuyas trazas se pueden encontrar en un rastro de desolación que anduvieron algunos de los compositores contemporáneos a la Guerra de los Treinta Años. El hilo argumental del programa se construyó hace meses pero su resultado llega a los escenarios ahora, no buscando el don de la oportunidad sino más bien sumando consuelos remotos a tragedias contemporáneas. Con una disposición de quinteto instrumental (quintón, violín, violone y dos violas da gamba) a la que sumó un cuarteto de voces, el recorrido se centraba en buena parte en la música del entorno alemán del Barroco Temprano y Medio, lastrado en sus realidades artísticas por las consecuencias económicas de las guerras y las plagas de aquel siglo XVII.

La selección musical demostraba conocimiento y gusto, con piezas instrumentales (como la Ciacona en mi menor, BuxWV 160, de Dietrich Buxtehude) que descargaban la tensión expresiva de las lamentaciones y las epístolas. La Accademia se mostró en un espléndido estado de forma, empastada y con su característico color tímbrico, aunque volcado en este caso a una luz menos mediterránea que en otras ocasiones. Buenas intervenciones a solo, destacando Javier Núñez al órgano y el violín de D’Aprile

También alto el nivel en lo vocal, con soprano, tenor, contratenor y bajo volcados en la retórica de su canto y la afinación labrada de un orfebre. Fueron especialmente intensas las intervenciones de Hana Blažíková, con una voz limpia, plena de armónicos y bien colocada, a las que se sumaron las apariciones de Javier Jiménez Cuevas, un bajo de fraseo elegante, potencia y un color vocal realmente interesante. Al buen nivel que acostumbran Díaz y Hernández. Algunos de los mejores momentos llegaron de la mano de la excursión hacia el sur de Europa de la mitad del programa, en particular a las Lamentationvm Ieremiae prophetae de Antonio Mogavero, compositor desconocido pero con una capacidad prodigiosa para la emoción contendida. Público y músicos acogieron el concierto con entusiasmo y agradecimiento, repitiendo una pieza de Schütz y con reivindicación ante los versos cantados en la última composición de Weckman, extraída de la Primera Epístola a los Corintios: «La muerte ha sido devorada en la victoria». Cantemos hasta que sea cierto. Mario Muñoz Carrasco

Donacion

banners_xarxes_wozzeck_250x250_cast

Calendario de conciertos en España

PERALADA2022-BECKMESSER_250X250_CAST-
banner-version-digital-lago-cisnes

calendario de representaciones operísticas por Europa