Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
juanjo-menaJuanjo Mena dirige la Novena de Beethoven con la Orquesta y Coro Nacionales
francesca-rimini-metÓpera en streaming: semana del 14 al 20 de diciembre
Por Publicado el: 14/12/2020Categorías: Noticias

Peter Gelb: “En América estamos solos ante la pandemia”

Peter Gelb: “En América estamos solos ante la pandemia”

El director del Metropolitan de Nueva York señala la pasividad de la administración gubernamental respecto al sector cultural y los medios de los que dispone la institución para hacer frente a la crisis

peter-gelb

Peter Gelb

El Metropolitan de Nueva York canceló su temporada 20-21 el pasado 23 de septiembre, un anuncio que llegaba tras 6 meses de cierre desde que se declarase la pandemia en marzo. A pesar del oscuro pronóstico del futuro de la institución, su director, Peter Gelb, mantiene el optimismo y la confianza y ve poco probable su cierre definitivo.

Para contrarrestar la ausencia de programación presencial, el Metropolitan ha abierto su archivo y ofrece un título diario, gratuito y por streaming a cualquier parte del mundo, una iniciativa que ha demostrado el amplio público del teatro y fomentado las donaciones y patrocinios: “Tenemos grabaciones de los años 70 y 80, producciones que yo mismo dirigí para la televisión, y pensé que compartirlo con el público generaría un vínculo único. Tenemos una audiencia extremadamente numerosa, de la que dos tercios son personas de fuera de los Estados Unidos”, explica Gelb.

Como precisa el director, las donaciones y patrocinios son los que mantienen las cuentas del teatro, ya que del presupuesto anual – de 300 millones de dólares -, solo un pequeño porcentaje vienen de las arcas gubernamentales. Por ello, a pesar del cambio de gobierno, Gelb no espera una mejora de la situación del teatro.

Desde la irrupción de la pandemia, el cese de actividad y comedimiento de las donaciones ha obligado a la dirección del coliseo a despedir, de manera temporal, a sus 3.000 empleados, tanto artísticos como administrativos. Peter Gelb renunció a su sueldo en mayo: “Vamos a intentar pagar lo que podamos durante la pandemia, que creo que continuará por lo menos hasta el próximo verano. Pero para que la ópera pueda sobrevivir, cada trabajador debe comprender la importancia de su coste, sobre todo en Nueva York, donde todo es más caro, y debemos consentir que nuestros sueldos bajen. Ha habido un enorme impacto en las cuentas del teatro y tenemos que encontrar una solución colectiva para poder salir de esta. Habrá que reducir costes sin que afecten a la calidad de la producción artística”, apunta el director.

Respecto a los últimos avances de la vacuna, Gelb confiesa que esta es su esperanza para poder abrir en septiembre de 2021: “Imagino que la vacuna no estará disponible en cantidades suficientes y lo suficientemente rápido para que podemos vacunar a todo el mundo antes de abrir. Pero si la vacuna está disponible, rápida y eficazmente, pienso que su impacto nos permitirá preparar la reapertura desde principios de verano».

“Todo es diferente y la pandemia nos ha dado la oportunidad ver lo flexibles que somos al cambio”, concluye Gelb. Tras el éxito de Akhnaten de Philip Glass y la nueva producción de Porgy and Bess de Gershwin, la próxima temporada del Met reservará un espacio para la ópera contemporánea con los títulos Eurydice de Matthew Aucoin; Hamlet, de Brett Dean y Fire Shut Up in My Bones de Terence Blanchard, primera ópera encargada a un compositor negro: “De acuerdo a los últimos acontecimientos, sobre todo el movimiento Black Lives Matter, somos más conscientes de la relevancia de nuestras propuestas, sobre todo socialmente, y de que la ópera tiene un importante papel que jugar, por lo que el repertorio que escogemos es particularmente importante. En esta fase de cambio, las decisiones artísticas son parte de proceso de supervivencia de la ópera en Nueva York».

La semana pasada, la dirección del teatro suspendió el trabajo de los tramoyistas, quienes ya habían aceptado importantes recortes a largo plazo de su sueldo. Calificada de “absolutamente necesaria” por Peter Gelb, esta reducción se debe a la decisión del teatro de volver a pagar parte de los sueldos a sus empleados – suspendidos de trabajo y salario desde que se cerró el teatro en marzo -, única garantía de un futuro relativamente estable para la Ópera.

Además del convenio con los tramoyistas, la entidad quiere negociar también con la orquesta.

Ante esta situación, tanto el conjunto del teatro como el sindicato AGMA (American Guild of Musical Artists) han denunciado las medidas del Metropolitan, denunciando que “está usando la pandemia para su propio beneficio, bajando los sueldos de sus empleados y eliminando las condiciones de perpetuidad de los contratos, disfrazando así sus acciones en forma de asistencia financiera a corto plazo, que ni siquiera durarán hasta que se recupere la normalidad de las funciones”. “Se está explotando esta situación temporal para modificar las condiciones de los trabajadores de manera perpetua, y son ellos quienes hacen realmente posible el desarrollo de la programación”, subrayan desde la Asociación de Artistas.

Lea la entrevista completa en este enlace.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa