Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Helga-SchmidtHelga Schmidt, la última víctima de Eliot Ness
mariella-freniFallece "La Mirella"
Por Publicado el: 10/03/2020Categorías: Colaboraciones

La condena cainita a Plácido Domingo

LA CONDENA CAINITA A PLÁCIDO DOMINGO

A lo largo de cuarenta y cinco años ejercitándome en la pericia judicial a través de la abogacía, queda constancia de cómo las grandezas y las miserias humanas se van consolidando en tu propia naturaleza, sin encarnar, del mismo modo que la resaca de la vida hace brillar aconteceres o anegar ilusiones. Conociendo la imperfección de la ley por ser fruto del género humano y las vías de cómo entra la corrupción en ella, siempre -ante la contundente realidad de una sociedad que a veces ahoga- se me ha hecho duro darme una respuesta contundente ante un dilema, en el que hozan los nuevos rumbos de la falsedad y de la felonía, cual es dilucidar qué es lo que prevalece en caso de conflicto entre la presunción de la verdad y la presunción de la inocencia.

placido-domingo

Plácido Domingo

Cierto es que tal alternativa (la una o la otra) puede llegar a entrar en un planteamiento teórico entre la filosofía del más obtuso puritanismo o la filosofía humanista. Visto el escarnio, analizada la lapidación, que a través de los medios de comunicación ha sufrido don Plácido Domingo Embil, mediante unas acusaciones nunca acreditadas en sede de la Justicia (paradigma en el que se fundamenta la convivencia humana), analizando todas las potencias que han coincidido en semejante escarnecimiento, no puede haber verdad por el simple hecho de que las imputaciones no han quedado demostradas con la suficiente garantía como para serlo. Consiguientemente, si no hay avales que preconicen tal verdad, la presunción de inocencia ha de prevalecer, por encima de cualquier otra, para quienes creemos en la dignidad del ser humano y en su legítimo derecho de defensa.

Aquel que esté limpio de pecado que lance la primera piedra” (Mt,7, 1-5), dijo un hombre santo, nacido en Belén de Judá, que en su tiempo – ahora también- fue conocido como ‘El Nazareno’.

Son muchas las preguntas que no han sido contestadas con seriedad y muchas veces evadidas, para que me permita abogar por la presunción de inocencia del señor Domingo, incluso para creer firmemente en ella. He aquí algunas:

  • ¿Por qué en una nación cuajada en tanta escrupulosidad legalista, unas mujeres, después de casi 30 años, acuden a un periodista para exponer que un famoso cantante de la lírica ha atentado contra su intimidad personal y ha violentado su dignidad sexual?
  • ¿Qué es lo que mueve a ese periodista (cuya identidad se tapa y esconde tras una entidad de comunicación social) para desnudar en público la fama de un tercero, sin aval judicial alguno?
  • ¿Quiénes están detrás de una entidad, presuntamente feminista, denominada ‘MeToo’, que toma como bandera esa violencia mediática y, por el contrario, permanece muda ante el mayor negocio de pornografía que existe en el mundo, como impera en los Estados Unidos de América del Norte, donde la mujer (incluso siendo menor de edad) es denigrada mediante la exhibición de su imagen para el morbo del machismo más deleznable?
  • ¿Ante qué tribunales norteamericanos se han planteado demandas, por parte de las mujeres que se dicen maltratadas o abusadas, frente a don Plácido Domingo Embil?
  • ¿Qué postura ha adoptado al respecto, por iniciativa propia, la Fiscalía de cualquiera de los estados norteamericanos?

Y de este modo, en tonos y ámbitos similares, podrían seguir formulándose preguntas a las que no cabe dar respuesta contundente pues todo está en la nebulosa del “se comenta que …”, “dicen que …”, “en el periódico XXX se lee que …”, “la agencia de noticias YYY ha difundido que …”, “a fulanito le han  dicho que …”, “una fuente fidedigna asegura que …”, “un amigo que sabe del tema me ha dicho que …”. Pero nadie se pringa, nadie identifica a alguien, nadie concreta nada como hecho cierto y verificable. Nadie. Nadie. Nadie.

Los que creemos que el marxismo es la peor doctrina política de la historia de la Humanidad (otros pensarán cosa distinta, estando en su derecho a hacerlo), parte de falsedades plenas, como aquella que se atribuye a Vladimir Illich Uliánov, alias Lenin, de “Miente, que algo queda”, aunque para nada fue original ya que, bastantes años antes, el libretista Cesare Sterbini pone en boca del profesor Don Basilio, con música de Gioachino Rossini, en su famoso melodrama bufo ‘Il barbiere di Siviglia’, el aria “La calunnia è un venticello …”, que perfectamente podría aplicarse ahora al llamado ‘Caso Domingo’

Para terminar en este personal desahogo queda el cainismo, la felonía, la traición; vicios en los que el Reino de España hace cumbre. Ahí están ejemplares como el autodenominado amigo que vende su amistad revelando en un programa televisivo la conversación telefónica privada que ha tenido con el cantante; o como el mandamás de un teatro que permanece callado, mudo como una estatua, ante la decisión política de la entidad pública de eliminar al señor Domingo de la programación ya establecida o su nombre de un estamento por él creado; o como el tenor, el barítono, el bajo, la soprano o la mezzosoprano, el director de escena, el director de teatro o la orquesta que habiendo recibido la ayuda y el empuje de don Plácido, que prefieren el silencio no vaya a ser que si dicen algo a su favor no se les contrate en aquellos foros donde mandan los “cortigiani vil razza danatta”, cual canta el destrozado bufón Rigoletto tras el sarcasmo que produce en la corte el rapto nocturno de su hija.

Plenamente consciente de mi nimiedad -por vetusta y provinciana- creo con firmeza en la inocencia del Excelentísimo Señor Don Plácido Domingo Embil, a quien admiro, respeto y quiero, por el simple hecho de que soy libre, ya que libre no lo es cualquiera, con exacta consciencia y conciencia de que mi coraje de libertad puede hacerme quedar mal con mucha gente, obligándome a despedirme de otros tantos, estando preparado para ser odiado por bastantes. ¡Esa es la libertad que pido se respete en mi persona y en la de mi amigo! Manuel Cabrera

33 Comments

  1. Lan Xiao 10/03/2020 a las 10:51 - Responder

    Important and courageous article. Bravo Mr. Manuel Cabrera! Hope more will come out to speak against injustice on Placido Domingo, and advocate his rights to work.

    • Manuel Cabrera Manzanares 10/03/2020 a las 22:33 - Responder

      Thank you very much.
      It’s an honor to be Placido Domingo’s friend

      • Francisco 12/03/2020 a las 13:15 - Responder

        Somos muchos los que pensamos como Cabrera en cuanto a la «caceria» a Plácido Domingo.
        E iste una manipulación informativa en España estupida que en muchos temas es dirigida desde el feminismo radical. Una prueba es la celebración del Día de la Mujer en unas circunstancias de peligro sanitario. Las consecuencias del contagio están por ver, pero demuestra el poder de ese feminismo arropado por el Gobierno.

        • Manuel Cabrera Manzanares 15/03/2020 a las 13:02 - Responder

          Por desgracia, don Francisco, con esos torpes bueyes tenemos que arar en nuestro querido Reino de España, donde ahora impera la incultura, el odio, y la estupidez política.
          Un cordial saludo.

  2. Ester Sánchez 10/03/2020 a las 10:57 - Responder

    Felicidades . Me sumo a cada una de sus palabras.

    • Manuel Cabrera Manzanares 10/03/2020 a las 22:34 - Responder

      Muchas gracias. Es un honor ser amigo de Plácido Domingo y tener la libertad de decirlo bien alto.

  3. katerina waldersee 10/03/2020 a las 11:05 - Responder

    Everyone who calls Placido Domingo a friend must join the commendable Manuel Cabrera and raise their voice in his defence.

    Cada amigo de Placido Domingo deberia juntarse al elogiable Manuel Cabrera y levantar su voz en su defensa.

    • Manuel Cabrera Manzanares 10/03/2020 a las 22:35 - Responder

      Thank you very much.
      It’s an honor to be Placido Domingo’s friend

  4. Ingrid 10/03/2020 a las 11:15 - Responder

    Thank you for this great article, which shows exactly the important points. The author uses his brain and has common sense. I wish that many more persons have this point of view and that they come forward to show this injustice. If Domingo had done something presumed to be criminal, he would stand in front of a court, with the two options: guilty or not guilty. As there is no crime, he is only judged by the media – and he is guilty without proof. He has no chance to be „not guilty“ by the media. Therefor such articles are so important.

    • Manuel Cabrera Manzanares 10/03/2020 a las 22:37 - Responder

      Thank you very much.
      It’s an honor to be Placido Domingo’s friend

  5. Elena Cernat 10/03/2020 a las 11:16 - Responder

    Thank you, Mr. Manuel Cabrera, for your great article! It is, as always, about choosing between freedom and money or power. Many people lose their freedom by ceding temptation to money or power. These are the ordinary people. They shouldn’t be in positions to make decisions about extraordinary people. But unfortunately, this often happens. What is really important is that only extraordinary people will remain in history! Take care of your heart, our EXTRAORDINARY Maestro and FRIEND in these difficult times!!! We strongly support you! Thank you Beckmesser for publishing .

    • Manuel Cabrera Manzanares 10/03/2020 a las 22:36 - Responder

      Thank you very much.
      It’s an honor to be Placido Domingo’s friend

  6. Marina 10/03/2020 a las 11:21 - Responder

    Thank you for the analysis if this dirty pwid campaign against the greatest opera singer.

    • Manuel Cabrera Manzanares 10/03/2020 a las 22:36 - Responder

      Thank you very much.
      It’s an honor to be Placido Domingo’s friend

  7. Yolanda Sánchez 10/03/2020 a las 11:21 - Responder

    Totalmente de acuerdo con este artículo, lo ocurrido no deja de ser un linchamiento mediático pues no hay nada judicializado. Y desde su propio país se le ha dado la estocada.. Creemos que ya es hora de que se judicialice y aunque el daño inminente ha sido mucho, todavía no esté dicha la última palabra..

  8. Mary 10/03/2020 a las 12:10 - Responder

    Muchas gracias por este artículo! Por favor, debemos abrir los ojos ante esta caza de brujas!

  9. Rose Mary Pérez 10/03/2020 a las 12:49 - Responder

    Muchas gracias Don Manuel Cabrera, creo nadie lo ha pues to mejor. Es tan infame, injustio, ingrato este proceder con Plácido Domingo, Don Plácido Domingo Embil, qué todos quienes le conocemos y admiramos y sentimos sincero cariño por él desde muy joven, nis Es profundamente doloroso e indignante este trato infamante y perverso. Un hombre generoso, solidario, bondadoso, amable, juzgado por siciedades con doble moral desde lo obscuro, entretelas inconfesables de perversidad disfrazada de asepsia moral. Otra infamia del siglo XXI.
    Muchas gracias Señor Cabrera.

  10. 2127697082 10/03/2020 a las 20:12 - Responder

    Bravissimo, Señor Cabrera! You have spoken for the largely silent majority!

  11. Iggy Monthandyear 10/03/2020 a las 20:30 - Responder

    Thank you Mr Cabrera, I’m in total agreement with you. You have made many of the exact observations that I have across social media, most esp on Twitter, where the baying MeToo mob tends to congregate to spew its most filthy and cruel denigrations of the greatest of all time based on nothing but words printed under a news outlets masthead. Far too young people are far too eager to believe whatever is printed, and will retort, with a straight face, «why would they lie» when advised to be skeptical. When I give them example after example of news outlets that lied, got caught and admitted they lied (and some who paid dearly for it), their spew begins to cool. I hope, very much, that before Don Placido stops performing entirely, that this witch hunt of him will be outed for the extortion scheme that it is and he can return to the stage triumphant and everyone who either denounced him or stayed cowardly silent, openly grovel at his feet, begging his forgiveness.

  12. Edite Perkons 10/03/2020 a las 20:56 - Responder

    Bien dicho don Manuel Cabrera. Gracias por compartir sus puntos de vista. Es refrescante estos días oir comentarios honestos y con sentido común. Somos muchos los que creemos en don Plácido Domingo y leer sus palabras nos da aliento que la verdad y la justicia prevalecerán al final. Esperemos que él continuará siendo fuerte y sobrevivirá esta pesadilla sin quebrar.

  13. Manuel Cabrera Manzanares 10/03/2020 a las 22:53 - Responder

    Muchas gracias. Es un honor ser amigo de Plácido Domingo y tener la libertad de decirlo bien alto.

  14. Christine Linke 11/03/2020 a las 07:43 - Responder

    Gracias por su claro análisis de la falsedad y la estupidez de esta campaña mediática.
    Es bueno leer que todavía hay gente de pensamiento claro que se mantiene firme al lado del gran artista y hombre Plácido Domingo.

    • Manuel Cabrera Manzanares 15/03/2020 a las 12:59 - Responder

      Muchas gracias. Es un honor ser amigo de Plácido Domingo y tener la libertad de decirlo bien alto.

  15. Magdalena Egaña 11/03/2020 a las 09:36 - Responder

    Yo comparto todo lo que escribe Manuel Cabrera, para mi siempre será Placido un gran señor y una gran persona que no se merece esta caza de brujas

  16. Donjoselito 11/03/2020 a las 10:58 - Responder

    Ufff….

    Esto ha servido para:
    1. Desahogarse de ser una mediocre cantante lírica.
    2. Acreditar la hipocresía de matrimonio de don Plácido (que todo el mundillo conocía)

    Esperemos que esto no empañe el legado discográfico de este grandísimo -en mayúsculas- artista (guste más a unos o a otros)

    • Manuel Cabrera Manzanares 15/03/2020 a las 13:04 - Responder

      Creo que usted, en su punto 2.- se pasa de la raya y se adentra en un terreno que viola, de forma agresiva e insultante, la intimidad de don Plácido Domingo.
      ¿Qué título se atribuye usted, para juzgar el honor del matrimonio Domingo/Ornelas?
      ¿Sabe usted que doña Marta Ornelas de Domingo ha constituido y constituye el sostén fundamental en la vida de su esposo?.
      Simplemente su pretensión de acreditar la “hipocresía del matrimonio de don Plácido”, sería objeto, en base a la legislación española, de una querella criminal por presunta comisión de un delito de injurias, conforme establecen los artículos 208 y 209 del Código Penal.
      Con todos mis respetos, estimo que es usted parte de ese cainismo que yo condeno en mi artículo

  17. Manuel Cabrera Manzanares 11/03/2020 a las 13:25 - Responder

    Creo que usted, en su punto 2.- se pasa de la raya y se adentra en un terreno que viola, de forma agresiva e insultante, la intimidad de don Plácido Domingo.
    ¿Qué título se atribuye usted, para juzgar el honor del matrimonio Domingo/Ornelas?
    ¿Sabe usted que doña Marta Ornelas de Domingo ha constituido y constituye el sostén fundamental en la vida de su esposo?.
    Simplemente su pretensión de acreditar la «hipocresía del matrimonio de don Plácido», sería objeto, en base a la legislación española, de una querella criminal por presunta comisión de un delito de injurias, conforme establecen los artículos 208 y 209 del Código Penal.
    Con todos mis respetos, estimo que es usted parte de ese cainismo que yo condeno en mi artículo

  18. Daniela 12/03/2020 a las 06:43 - Responder

    Thank you very much for this article. In these unfortunate circumstances it is very sad to see how many people stay silent when they shouldn’t. I do hope that your wise and reasonable argumentation will open people’s eyes. It is difficult to understand how people are not able to see that this campaign against Maestro Domingo is nothing but a public lynch. Thank you once again and I hope your word is widespread.

  19. maki 12/03/2020 a las 14:20 - Responder

    Thank you for raising your voice for the dignity and freedom of human beings.
    Maestro is innocent. Maestro has the right to sing in the theater.
    Thank you for raising your voice ,I’d like to say again.

  20. Manuel Cabrera Manzanres 12/03/2020 a las 19:49 - Responder

    Thank you very much

  21. Miguel Quintana 13/03/2020 a las 12:54 - Responder

    No soy amante de la ópera y estoy muy lejos de serlo. Sin embargo, y como ciudadano de a pie, no acabo de salir de mi asombro por el manejo del asunto de Plácido Domingo, a quien no conozco y por quién no tengo un interés particular en defender.

    Mi conclusión es que lo anterior es la muy triste confirmación de nuestra paupérrima sociedad actual, mediocre a más no poder, y llena hasta los topes de «conversos de última hora de la fé feminista actual» que NADA tiene que ver con la igualdad entre hombres y mujeres.

    Creo que otros intereses seguramente deben existir detrás del asunto. Es facilísimo dar de comer a la chusma con estos asuntos mientras se ocultan otros. La guerra de Siria, los miles de individuos que pierden la vida en su intento de atravesar el Mediterráneo, las enormes diferencias entre los países miserables y ricos y fundamentalmente las enormes diferencias entre hombres y mujeres (no en el primer mundo) en países de Asia, África, Latinoamérica, sin asuntos de menor interés…y así nos va!

    • Manuel Cabrera Manzanares 15/03/2020 a las 12:57 - Responder

      Muchas gracias don Miguel por su valoración genérica de las nefastas consecuencias que el radicalismo del movimiento feminazi (alentado, curiosamente, por hombres alistados en la izquierda extrema, para beneficio propio) está causando en nuestra sociedad, en este caso concreto con relación al señor Domingo Embil.

    • Manuel Cabrera Manzanares 17/03/2020 a las 21:03 - Responder

      De profundo calado es su reflexión o punto de vista, Don Miguel. Usted expone una visión muy realista de la pobreza intelectual de nuestra sociedad, con una deriva altamente peligrosa hacia el control de las ideologías, y en esa vorágine, en su faceta hembrista o pseudo feminista ha caído el honor y la fama del señor Domingo.
      Un cordial saludo.

Deja un comentario Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa