web analytics

Sobre el autor

Artículos Relativos

2 Comentarios

  1. Gerardo

    Sinceramente, creo que estamos haciendo las cosas de forma mejorable. Leí en el blog de Norman Lebrech (Slippedisc.com) los comentarios sobre el nombramiento y son preocupantes.

    1. Si es cierto que Andrés Salado puso en su biografia oficial que ha sido “diector residente (hospitant) de la Ópera Estatal de Viena” y eso es correcto puesto que ‘hospitant’ significa meritorio, debemos pensarnos bien si podemos aceptar que reciba un salario público alguien que ofrece datos incorrectos. A mi me preocupan las biografías que ofrecen datos exagerados, como por ejemplo decir que las orquestas de dos cursos de dirección son invitaciones profesionales a dirigir (hablo desu participación en Lucerna y en Salzburg, que Salado presenta como experiencia internacional).

    2. Me preocupa la falta de transparencia en el nombramiento en una orquesta pública. De acuerdo que es un puesto artístico de nombramiento directo, pero no se ha abierto la puerta de presentar candidaturas y se informa a la ciudadanía de quiénes fueron los otros candidatos. Los ciudadanos queremos saberlo. Es decir, esel típico caso en el que se puede nombrar al cuñado sin problemas.

    3. ¿Es Andrés Salado un director con la formación, experiencia y trayectoria necesaria para tomar una responsabilidad así, o estamos haciendo nombramientos basados en la popularidad televisiva del candidato (jurado en el reality de RTVE “Prodigios”) en busca de imagen?

    4. Andrés Salado no es precisamente Ainhoa Arteta o Nacho Duato en trayectoria. Los dos últimos son jugadores de la Champios. Sin embargo en la TV Pública los estamos presentando juntos, y eso induce a aquellos sin conocimiento musical a creer que pertenecen a la misma liga, y que la carrera y habilidades artísticas de Saladosonel culmen de la profesión. Tenemos que tener cuidado con esas cosas.

    Creo que podemos hacer las cosas mejor. Tenemos grandes directores haciendo carreras estelares fuera del país a los que nunca tenemos oportunidad de ver dirigir en España… ¿es Andrés Salado de verdad la mejor opción disponible?

    Responder
  2. Manuel, clarinetista profesional y director aficionado

    No voy a defender a este director ni mucho menos (tengo muchas dudas sobre su integridad artística y el desarrollo de su carrera), pero lo de las mentiras y exageraciones no se le puede acusar a él de algo de lo que adolecen el 99% de los directores (y en menor medida los músicos en general) en España. Las medias verdades, exageraciones, y manifiestas falsedades se dan en las biografías de directores en España. Las más comunes:

    1- sacarse un diploma del ABRSM (Associated Board of the Royal Schools of Music) y decir que se es “licenciado en dirección por la Royal Schools of Music de Londres”. Los diplomas del ABRSM no son titulaciones superiores, y se obtienen con la simple realización de un examen sin pasar ni un día en clase en el Reino Unido. Seriedad, por favor.

    2- citar orquestas dirigidas durante cursillos y clases magistrales (principalmente orquestas en Europa del Este) como si hubiera sido actividad profesional. Seriedad, por favor.

    3- citar ciudades, profesores y escuelas de cursillos y clases magistrales como si hubiera estudiado con ellos. Hacer un cursillo o clase magistral es una cosa; ser ‘alumno de’ o ‘estudiante de’ es otra. Es decir, si uno hace un cursillo en Berlín con el profesor X, no está bien que diga “estudió en Berlín con profesor X” o “formado en Alemania con el profesor X” porque la realidad es que “participó en una clase magistral con el profesor X en Berlín”. Y aunque se fuera a dar clase particular con un profesor seis veces al año en Berlín, no es correcto decir “estudió en Berlín”. Seriedad, por favor.

    4- Falsedades, por ejemplo citar puestos que no se ha tenido. En el caso de Andrés Salado, él no ha sido ‘director residente’ de la Staatsoper. Una cosa es ser ‘hospitant’ (que es el equivalente de ‘meritorio’, puesto en el cual normalmente se sienta uno a ver los ensayos sin participar activamente) y otra cosa es ser ‘dirctor residente’. Seriedad, por favor.

    La cuestión es: nos escandalizamos cuando conocemos casos entre los políticos… ¿por qué no cuando es el caso de los músicos?

    SERIEDAD.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Beckmesser 1992-2004-2012