Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
valery-gergievLa Filarmónica inaugura un canal en Youtube con contenidos sobre sus conciertos y artistas
piazza-siena-romaLa Ópera de Roma reabre en julio con Rigoletto al aire libre
Por Publicado el: 12/05/2020Categorías: Noticias

Aprender del pasado. Nueva York y el Teatro Real frente a la enfermedad

Aprender del pasado. Nueva York y el Teatro Real frente a la enfermedad

Los protocolos y consecuencias de antiguas pandemias y crisis sanitarias podrían ser el preludio de lo que espera al sector cultural tras la caída del coronavirus

Teatro Real

La pandemia de gripe de 1918, conocida como gripe española, pasó a la historia como una de las más devastadoras de la historia humana, con 500.000.000 de contagios y una cifra de fallecimientos estimada entre los 50 y 100 millones.

En Nueva York, los pronósticos del impacto de este virus en su población revelaban una posible realidad desoladora. Dado el crecimiento exponencial de sus habitantes por las oleadas de inmigrantes – con familias enteras hacinadas en pequeños apartamentos -, la ausencia de sus mejores doctores, en el frente en la Primera Guerra Mundial, y su situación como punto de llegada y salida de millones de tropas, la ciudad se preparaba para lo peor. Sin embargo, el teatro Metropolitan Opera no cerró sus puertas.

Royal S. Copeland fue el responsable de esta decisión. Comisario de Sanidad de la ciudad de Nueva York, se inclinó por la limpieza y desinfección de los teatros antes que por su cierre. Además, instó a la dirección a que hiciesen anuncios sobre cómo combatir la expansión del virus y consejos sobre salud pública. Sí se pospuso el debut de Caruso en Ann Arbor, Michigan, donde debería haber actuado junto a la soprano Nina Morgana y el violinista Elias Breeskin el 19 de octubre de 1918. Por aquellos días, en el cercano Grand Rapids, los Hermanos Marx estrenaban un nuevo espectáculo, «The Street Cinderella», con la esperanza de llevarlo a Broadway. El público asistió con máscaras y los artistas culparon a la calidad de la obra, más que a la gripe, del fracaso del espectáculo.

Durante su existencia, el Teatro Real, ha hecho frente a epidemias de gripe, cólera y al cierre de sus propias puertas. En cuanto a la primera, afectó al desarrollo de la temporada de 1889 y se cobró la vida del tenor navarro Julián Gayarre, que falleció la madrugada del 2 de enero por una bronconeumonía gripal que le dejó sin voz. Como consecuencia, las autoridades decidieron cerrar todos los teatros de la ciudad. También fue este el remedio a las sucesivas crisis de cólera que azotaban a los teatros habitualmente. En las temporadas de 1883 y 1884, los artistas provenientes de Italia fueron retenidos una vez fueron declarados los primeros casos de cólera en Italia, lo que forzó la suspensión o aplazamiento de las funciones de ambas temporadas.

Actualmente, el Teatro Real ha cerrado sus puertas pero no ha dado por finalizada la temporada, con la intención de unir las Traviatas de mayo y julio en este último mes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa