Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Un Mozart un tanto decepcionante en la Quincena
"Aida", Muti y Netrebko: de la misa, la mitad
Por Publicado el: 11/08/2017Categorías: En vivo

Butterfly en Perelada: Y la tempestad abortó la explosión de la bomba atómica

MADAMA BUTTERFLY (G. PUCCINI)

Auditorio del Castell de Peralada, 9 Agosto 2017.

Hay días que nacen sotto maligna stella, como dice Otello. Lo digo porque yo tenía previsto asistir a esta Butterfly, pero a la función de estreno del pasado día 7, y además a dos recitales en la Iglesia del Castillo los días anteriores. Lamentablemente, las cosas se torcieron y tuve que cancelar mi plan inicial y asistir una vez más al Festival del Castell de Peralada, pero únicamente a la segunda y última representación de Madama Butterfly.

Escena

Como las cosas siempre pueden empeorar, llegábamos al recinto del festival con amenaza de lluvia, que se convirtió en un hecho una hora antes de comenzar la representación, lo que hizo que la organización decidiera retrasar el comienzo unos 45 minutos. Allí entramos los sufridos espectadores, todos disfrazados con impermeables para poder soportar la amenaza de lluvia y para soportar una temperatura que no pasaba de 17 grados La cosa aguantó mal que bien hasta el dúo de amor del primer acto, en cuyo momento la lluvia volvió a hacer acto de presencia y con cierta intensidad. Pasados por agua conseguimos llegar al final del primer acto.

En el intermedio siguió lloviendo y, finalmente, al cumplirse casi 40 minutos del final del primer acto, se anuncia por megafonía la suspensión de la representación y – para mi sorpresa – el anuncio de devolución del importa de las localidades a los espectadores. No suele ser esto normal, una vez que la representación ha comenzado.

Curiosamente, no habían transcurrido 3 minutos del anuncio de suspensión cuando dejó de llover y no lo volvió a hacer – y de forma bastante moderada – hasta casi una hora y media después. Teniendo en cuenta que la segunda parte de la ópera dura unos 85 minutos, es claro que la representación pudo haber continuado en lo que se refiere a los sufridos espectadores. Algunos rumores, sin confirmar, apuntaron a una decisión de la orquesta por el perjuicio a los instrumentos. Es de suponer que una cancelación con devolución del importe de las entradas es una decisión muy grave y espero que el Festival tenga cubiertos debidamente los riesgos, aunque siempre estará abierta a discusión la oportunidad de la cancelación de la representación.

Bryan Hymel y Ermonela Jaho

No hay mucho que pueda decir sobre la parte artística de la representación. Simplemente, la producción escénica era la del andorrano Joan Anton Rechi, que se estrenara la pasada primavera en Duisburg. Lo que pudimos ver no tenía mucho interés, al desarrollarse en el consulado americano de Nagasaki, lo que no deja de chirriar en más de una ocasión, ya que no parece muy lógico que el Cónsul se queje de la caminata y luego se vaya, dejando el consulado para la pareja de enamorados, que cantan el dúo de amor en una cama. Parece ser que la lluvia también afectó a la producción, ya que se supone que al final del acto explota la bomba atómica, lo que en este caso no ocurrió. Nos perdimos la segunda parte, que supuestamente se desarrolla en un escenario en ruinas.

De la dirección musical no hay apenas nada que decir, sino que la llevó adelante el israelí Dan Ettinger sin mayor brillo, pero tampoco se pueden pedir peras al olmo en las circunstancias. A sus órdenes estuvo la Orquesta Sinfónica de Bilbao.

En cuanto a la parte vocal, hay que lamentar la cancelación, ya que nos impidió disfrutar de un trío tan importante como el formado por Ermonela Jaho (Cio Cio San), Bryan Hymel (Pinkerton) y Carlos Álvarez (Sharpless). Los 3 parecían encontrarse en plena forma. Gemma Coma-Alabert cumplió como Suzuki, convenciéndome menos la composición del personaje de Goro por parte de Vincenç Esteve Madrid. Aceptable el Tío Bonzo de Pablo López Martín. Voz atractiva la de Antonio Fajardo como Comisario Imperial.

En fin, una pena. José M. Irurzun

Fotos: T. Ferrer

4 Comments

  1. JOAQUIN CARRASCOSA CARRASCOSA 12/08/2017 a las 17:01 - Responder

    Señor Irurzun:

    En lo que se refiere a la función suspendida de Madama Butterfly puedo asegurarle que en ningun momento llos musicos de la BOS ejercimos ningun tipo de presion ni obstaculizamos la continuacion de la misma.

    La decisión de suspender el espectáculo fue tomada única y exclusivamente por el equipo directivo del festival.
    Señor Irurzun, permítame que le recuerde que a pesar de la lluvia caida durante los ultimos 10 minutos del primer acto ,los músicos de la BOS que estaban situados en la parte delantera del foso y por tanto expuestos a que cayese alguna gota sobre los instrumentos que son de su propiedad, continuaron tocando hasta la finalazación del citado acto.

    El Festival de Perelada ha hecho reconocimiento público del esfuerzo realizado por los profesores de la BOS, al tocar bajo esas circunstancias adversas, detalle que nosotros agradecemos sinceramene.

    JOAQUIN CARRASCOSA
    Secretario del <comité de Empresa de la BOS
    musico percusionista de la BOS

  2. Ibon Aranbarri Etxaburu 13/08/2017 a las 09:54 - Responder

    Señor director

    Llamo su atención sobre el artículo titulado “Butterfly en Perelada: Y la tempestad abortó la explosión de la bomba atómica” , firmado por Jose M. Irurzun, y publicado en su web con fecha 11 de agosto.

    En dicho artículo, al relatar la cancelación de la segunda función de la opera , se vierten una serie de afirmaciones sobre la Orquesta Sinfónica de Bilbao , que además de ser rotundamente falsas , dañan la imagen de la Orquesta a la que represento.

    Dice textualmente el Señor Irurzun que … “Los rumores apuntan a que la razón final de la cancelación fue la negativa de la orquesta a continuar tocando”.
    No contento con lo anterior, añade más adelante que … “A sus órdenes estuvo la Orquesta Sinfónica de Bilbao, a la que algunos señalaban como responsable de la cancelación”.

    Al Señor Irurzun, presente al parecer en la representación, le hubiera bastado consultar con el Festival de Perelada o con la propia Orquesta Sinfónica de Bilbao, para conocer que la cancelación fue acordada, en uso de sus atribuciones, por el organizador del espectáculo. La consulta le habría permitido conocer, asimismo, que el Festival de Perelada felicitó a la Orquesta Sinfónica de Bilbao por su profesionalidad y entrega, tal y como recoge la nota de prensa que puede consultarse en la web del Festival.

    Pese a lo indicado, el Señor Irurzun prefirió hacerse eco de rumores, y practicar el popular deporte de “tirar la piedra y esconder la mano”.
    Ruego al Señor Irurzun mayor rigor y contraste en el futuro, a la hora de escribir sobre la Sinfónica de Bilbao.

    En defensa del buen nombre de nuestra orquesta, le agradecería la publicación de la presente.

    Dándole las gracias por anticipado, le saluda atentamente.

    Ibon Aranbarri Etxaburu
    Director General
    Orquesta Sinfónica de Bilbao

  3. SpR 13/08/2017 a las 10:00 - Responder

    Agradecemos sus aclaraciones a los Sres. Carrascosa y Arambarri, que hemos transmitido al Sr. Irurzun, quien ha modificado el texto de su crítica en lo que respecta a la BOS. Rogamos disculpen la posible imprecisión.

  4. Joaquin Carrascosa 14/08/2017 a las 08:31 - Responder

    El señor Irurzun, en su crítica rectificada, insiste en señalar a la BOS como posible causante de la suspensión, pese a que ahora lo expresa como un rumor no confirmado…

    Me gustaria aclarar que a pesar de la lluvia, la orquesta podria
    haber continuado tocando hasta el final de la ópera..solo con modificar la colocación en el foso habria sido suficiente.

    Sin duda las razones para la cancelación debieron ser otras …y se me ocurren unas cuantas…desde razones de seguridad por cortocircuito de la instalación eléctrica debido la lluvia; hasta la evidente incomodidad para el seguimiento del espectáculo por el público a causa de las malas condiciones climatológicas

    Insisto. La BOS no tuvo nada que ver con la cancelación. Esa fue una decision tomada por la dirección del festival atendiendo a sus propios motivos.

    Gracias.
    Joaquin Carrascosa

    Músico percusionista de la Bilbao Orkestra Sinfonikoa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa