Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

Konstantin-Krimmel-y-Ammiel-Bushakevitz-c-Rafa-MartinCrítica: Konstantin Krimmel en el Ciclo de Lied
Escena-de-Dona-Francisquita.-Teatro-Villamarta-de-JerezCrítica: Doña Francisquita en el Teatro Villamarta de Jerez
Por Publicado el: 01/02/2023Categorías: En vivo

Crítica: Chichon, Garanča y la Filarmónica de Gran Canaria en el Festival de Música de Canarias

Instrumentos que pulir

Festival Internacional de Música de Canarias. Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Karel Mark Chichón, director. Elina Garanča, mezzosoprano. Wagner, Obertura de Rienzi, Wesendonck Lieder; Mahler, Sinfonía n° 1 en Re Mayor “Titán”. 28 de enero de 2023

Elina-Garanca-y-Karel-Mark-Chichon-Filarmonica-de-Gran-Canaria-c-Festival-Internacional-de-Canarias

Elina Garanca y Karel Mark Chichon, Filarmónica de Gran Canaria (c) Festival Internacional de Canarias

Asistir a un concierto en el Auditorio de Tenerife con el programa señalado, con una orquesta en auge gracias a su director actual y con una intérprete de primera categoría, representa un auténtico lujo para cualquier aficionado a la música clásica. Con todos estos ingredientes, es difícil salir del icónico edificio sin sentir que has disfrutado de un concierto de altos vuelos. Y el concierto efectivamente no defraudó.

Sorprende el hecho de que, siendo el precio de la entrada más barata de 15 € y de 30 € la más cara, el Auditorio no estuviera completamente lleno. Algo que en este Festival Internacional de Música de Canarias (con público ciertamente internacional) debería pulirse, probablemente incrementando su publicidad, para que de esta manera se preste mayor atención a un espectáculo de este nivel.

La OFGC inició los acordes de la Obertura Rienzi con el mimo necesario y fue desarrollando el tema principal con la energía y brillantez requerida, aunque en su conclusión, la percusión y metales en el fondo del escenario se impusieran al resto de la orquesta y apagaran el sonido de las cuerdas situadas en el frente. Es posible que, a esta alteración del equilibrio sonoro entre los diferentes instrumentos de la orquesta, contribuya el diseño de la caja escénica del recinto. Algo que debería tener no muy difícil pulición.

A continuación, pisó el escenario Elina Garanča con la seguridad de tener su papel bien aprendido. Ella parece tener claro que puede transitar de un repertorio clasista y belcantista a otro de mayor calado dramático. Y lo demostró (lo lleva demostrando años). El público pudo disfrutar de una voz perfectamente adecuada a cada uno de los Wesendonck Lieder, potente en el Stehe still y maravillosamente modulada en todas las canciones. La voz de la artista fue siempre arropada por una orquesta puntillosa (mucho más reducida esta vez) que en ningún momento tapó u oscureció a la cantante en ninguna de las cinco canciones.

Los numerosos aficionados asistentes menos versados en lenguas y cultura musical, hubiéramos agradecido que se hubiera producido una mayor comunicación a través de la expresividad corporal que nos facilitara una mayor comprensión de la poesía de los textos. Siempre es posible pulir una actuación. También, una traducción de cada lied en la pantalla sobre el escenario hubiera facilitado la labor.

En la segunda parte, ya con la orquesta al completo, se abordó la primera sinfonía de Malher, “Titán”. Cada una de las melodías que encierra esta bella sinfonía se fueron desgranando con ímpetu hasta llegar a un apoteósico final. Tiene sentido que, al final de la interpretación, el brioso director calificara la obra como “sinfonía triunfal”.

Desgraciadamente, los instrumentos musicales que han sido (y siguen siendo) destruidos en Ucrania no podrán ya ser pulidos. Es por ello que, el maestro Chichon, recordándonos, en una breve alocución, la tragedia a la que está siendo sometido el pueblo ucraniano y la fuerza que tiene la música para unir a todos los seres humanos, quiso brindarnos como propina una versión del Ave Verum de Mozart, utilizando como instrumento principal la voz de los profesores de la orquesta con el acompañamiento de sólo unos pocos de los “otros” instrumentos musicales. Rafael Carlos García Arribas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2023