web analytics

Sobre el autor

Artículos Relativos

2 Comentarios

  1. Juan

    Como oyente de pie y no experto musical, coincido en el excelente papel del tenor Gregory Kunde. Me pareció que la actuación de Nancy Fabiola Herrera fue convincente y vale algo más que un mero aprobado, como parece sugerir el crítico. Coincido en que a la orquesta le faltó algo de brillo pero fue de menos a más durante la representación. Los coros, excelentes.
    La escenografía, un tanto espartana, resultó sosa y restó el “glamour” que uno espera del espectáculo operístico. El esfuerzo por encajar el argumento en el conflicto árabe-israelí actual implica introducir situaciones que unas veces aciertan, y otras parecen desconectadas del libreto y de la música. La aparición de una especie de policía antidisturbios y un pueblo hebreo “independentista” al comienzo del acto primero es altamente inoportuna, al igual que las letras ISRAEL manchadas de sangre que parecían una especie de toma de posición política anti-israelita (no creo que fuese la intención de la producción). La cosa se vuelve muy inquietante con la alusión al ISIS durante la escena de la bacanal, mientras se da un chocante contraste con la música original de la obra, que parece extrañamente fuera de lugar ante una alusión tan grave. Riesgos de la identificación de los temas que pese a su superficial semejanza que no tienen por qué coincidir plenamente con los problemas de la actualidad.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Beckmesser 1992-2004-2012