Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Traviata-Berlin-2019Critica: Una Traviata marcada por las cancelaciones
Escena-forza-destino-deutscheoper-19Crítica: Decepcionante producción de La Forza en Berlín
Por Publicado el: 28/09/2019Categorías: En vivo

Crítica: Excelente Sigfrido musical y vocalmente

SIEGFRIED (R. WAGNER)

Staatsoper de Berlín. 26 Septiembre 2019

Avanza el Anillo del Nibelungo en la Staatsoper de Berlín con un estupendo resultado musical y una prestación vocal digna de ser destacada en el caso de dos de los principales protagonistas de la ópera.
Como en las entregas anteriores la producción escénica se debe al director de escena belga Guy Cassiers, que aquí vuelve a meter la danza en escena, aunque de manera más pasajera que lo que lo hiciera en Rheingold. La producción sigue siendo una coproducción de la Scala de Milán y la Staatsoper de Berlin, donde se estrenó en Octubre de 2012. Tuve ocasión de verla en Junio de 2016 en Berlín, en Teatro Schiller y por parte de la Staatsoper con un reparto prácticamente igual al de esta ocasión.

escena-siegfried-staatsoper-berlin-19

Escena. Acto I

La producción está dominada por proyecciones de vídeo, como en las entregas anteriores, aunque en esta en forma más acentuada. En el primer acto las proyecciones ofrecen profusión de bandadas de pájaros y numerosas espadas. En el segundo acto son unos árboles y un dragón, que más se adivina que realmente se ve. En el tercer acto, vamos a un paisaje desolado, que cuadra bastante bien con la Roca de Brünnhilde. La escenografía de Guy Cassiers y Enrico Bagnoli no consiste sino en elementos de atrezzo. Unos cubos para el primer acto, unos árboles para el segundo y una especie de mausoleo para el tercero, que también es lo que mejor funciona. El vestuario de Tim Van Steenbergen resulta adecuado, con trajes con cueros y plumas. La iluminación de Enrico Bagnoli no saca el partido debido al ambiente nocturno.
En conjunto, resulta una producción correcta, siendo lo más logrado el último acto, en el que se sale un tanto del ambiente oscuro de los anteriores. La incorporación de unos figurantes-bailarines con espadas no aporta nada en el segundo acto, ni tampoco la joven que representa al Pájaro del Bosque, personaje mudo perfectamente prescindible. A la escena de Erda le falta misterio y la forja de Notung se adivina, ya que no se ve. La dirección de actores no tiene mayor relieve. En conjunto, se puede decir que narra adecuadamente la trama y no molesta.
Daniel Barenboim ha vuelto a ser el gran director wagneriano de todos conocido, ofreciendo una brillante lectura. Personalmente, me quedo con su dirección en el primero y, especialmente, en el tercer acto de la ópera, mientras que la cosa pudo caer algo en el segundo, en el que los tiempos se alargaron de manera notable. No nos queda sino la última entrega de esta Tetralogía y estoy seguro de que Barenboim va a cubrir perfectamente las grandes expectativas que siempre levanta en sus direcciones. La Staatskapelle Berlín tuvo una brillantísima actuación a sus órdenes, una de las mejores orquestas sinfónicas del mundo.

daniel-barenboim

Daniel Barenboim

El tenor austriaco Andreas Schager volvió a ser Siegfried, como lo fuera hace 3 años en esta misma producción y ha vuelto a demostrar que estamos ante el mejor Sigfrido posible en los tiempos actuales. Hace falta ser un auténtico superhéroe para superar todas las dificultades y la gran extensión del personaje y Andreas Schager lo consigue plenamente, con una voz amplia y brillante y sin problemas con la tesitura de la partitura. Simplemente, un gran Sigfrido.
Nuevamente, fue la soprano sueca Irene Theorin la intérprete de Brünnhilde y ofreció una buena actuación, como son siempre la suyas, aunque en esta ocasión hubo exceso de gritos por su parte. Si en Die Walküre yo decía que había gritado menos que otras veces, no puedo decir lo mismo ahora. Me pregunto qué necesidad tenía de terminar la opera con la nota alta, cuando ya había tenido problemas antes.

Como Wanderer tuvimos el lujo de Michael Volle, a quien no pudimos ver en el personaje hace 3 años. Bien lo sentimos entonces y más ahora, tras ser testigos de su gran actuación. Estamos ante el gran Wotan de hoy, reuniendo una voz amplia y atractiva junto a unas destacadas dosis de intérprete. Ha sido un lujo haber contado con él en este Anillo.

escena-siegfired-staatsoperberlin-19

Escena. Acto III

Mime fue interpretado por el tenor Stephan Rügamer, que había sido Loge en el Oro del Rhin. Su actuación fue buena, mejor vocal que escénicamente, ya que eché en falta una mayor desenvoltura escénica por su parte.
Nada que objetar a la actuación de Jochen Schmeckenbecher en la parte de Alberich, en la que es un auténtico especialista. Su escena con el Wanderer en el arranque del segundo acto tuvo intensidad siempre.
Anna Larsson volvió a ser Erda y sigo pensando que su voz no es la que requiere el personaje. Ella es una mezzo soprano y yo prefiero una auténtica contralto en el personaje. Queda algo corta por abajo y falta más misterio en su intervención.
Fafner fue interpretado nuevamente por Falk Struckmann, que lo hizo de manera adecuada.
Finalmente, la soprano Serena Sáenz hizo bien el Pájaro del Bosque.
La Staatsoper Unter den Linden estaba prácticamente llena, aunque se veían algunos escasos huecos en el primer piso. El público mostró su entusiasmo con el resultado de la representación, siendo las mayores ovaciones para Daniel Barenboim, Andreas Schager y Michael Volle.
La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 5 horas y 41 minutos, incluyendo dos largos intermedios, especialmente el último de ellos, que fue de nada menos que 53 minutos. Algo debió de pasar, aunque nada se dijo. Duración musical de 4 horas y 5 minutos, es decir 8 minutos más lenta que hace 3 años. Nueve minutos de aplausos.
El precio de la localidad más cara era de 212 euros, habiendo butacas de platea desde 147 euros. La localidad más barata costaba 44 euros. José M. Irurzun
Fotos: M. Rittershaus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023