web analytics

Sobre el autor

Artículos Relativos

6 Comentarios

  1. Antonio

    Totalmente de acuerdo

    Responder
  2. Josefa González

    Bueno, después de todo, estas reuniones sociales tradicionalmente eran para dejarse ver en los círculos más selectos de la sociedad, los que siempre han tenido el poder. En cuanto a la cultura musical de los presentes, es secundaria si pagaron por la entrada, viajes, hoteles. En realidad esto es lo que empuja a mantener las funciones que en otros países se cancelan. ” París bien vale una misa”

    Responder
  3. Marta Susana Lopez

    Qué les pasa a los españoles con Kaufmann? No encuentran más cosas que decir en su contra? Él no se merece semejantes críticas. Es uno de los mejores tenores actuales.

    Responder
    1. SpR

      Sin duda es uno de los mejores y más interesantes, pero no siempre se tiene el día

      Responder
  4. A.G.Garrido

    En el paraíso se escuchaba a Kaufmann perfectamente. Otra cosa es que a los aficionados puros a la ópera este repertorio no les diga mucho, pero el concierto fue excelente, el mejor de los tres de la semana. ¡Hay quien valora más a Camarena, lo que a mi me deja estupefacto! Aunque sí es cierto que en la Zarzuela habría resultado aún mejor.

    Responder
  5. R. Alvarez

    En mi opinión, el recital fue perfecto. Era, claro, un recital de lied alemán o en alemán, un género que no es del gusto del público madrileño, amante nada más de exhibicionismos vocales, sobreagudos y gorgoritos, que acude presuroso a ver a los famosos por ser famosos y suele carecer del nivel cultural necesario para poder apreciar un arte exquisito y depurado (por fortuna, no todo el público es así). Desde la última fila de butacas se oía y entendía hasta la última sílaba (cosa que seguramente importará muy poco a los que no saben alemán). Cerca de mí una señora se quejaba del repertorio, “tan fácil para un alemán”… A lo mejor quería que se metiera en el repertorio de la Pantoja… Personalmente, no me gusta nada que los artistas se hagan los simpáticos charlando con el público, no están en el escenario para dirigirnos sus reflexiones sobre la pandemia ni ninguna otra cosa.
    Estoy de acuerdo en que fue el mejor de los tres recitales seguidos. Disfruté con el de DiDonato y me aburrí bastante con los celebrados gorgoritos de Camarena…

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Beckmesser 1992-2004-2012

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad