Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
FLORIAN-BOESCH-JUSTUS-ZEYENCrítica: Lecciones en la nieve con Schubert
maria-duenas-violinista-U30920346632iXH--620x349@abcCrítica: María Dueñas con la OCNE. De Granada llegó
Por Publicado el: 27/01/2021Categorías: En vivo

Crítica: ORCAM, en torno a la nota Re

ORQUESTA Y CORO DE LA COMUNIDAD DE MADRID

En torno a la nota Re

Mozart:Kyrie en Re menor K 348/368 A”. Mahler:Sinfonía nº 1” en Re mayor (versión reducida de Farrington). Coro y Orquesta de la Comunidad de Madrid. Director: Víctor Pablo Pérez. Auditorio Nacional, Madrid, 25 de enero de 2021.

victor-pablo-perez-orcam

Víctor Pablo Pérez y la ORCAM

Aplazado el anunciado estreno de Juan Durán, el concierto quedaba constituido por las dos obras arriba consignadas, dos caras de la nota Re. Dos partituras bien distintas. No está mal para empezar este “Kyrie” de Mozart, una composición al parecer mal fechada por Koechel en su catálogo, que la anotó como nacida en 1780, pues más tarde se ha podido saber que fue escrita en realidad en abril de 1791, el mismo año que el “Requiem” en la misma tonalidad. Ese fúnebre Re menor imbuye de un dolorido dramatismo a este fragmento, probablemente el primero de una obra de mayor amplitud.

Los primeros compases nos dieron la pauta de que la versión, bien respirada y expuesta, iba a subrayar ese lamentoso colorido a lo largo de una recreación pausada y meditativa, que nos hizo penetrar en los concentrados pentagramas, con muy buena planificación “tutti”-voces. Echamos en falta un mayor encaje entre líneas y un empaste más conseguido. Pero la belleza de la música nos sobrecogió.

Nos sumergimos en otro mundo, el de la naturaleza y los cantos folklóricos e infantiles, con la “Sinfonía Titán”, la primera que Mahler compusiera y que en esta ocasión se nos ofreció en el arreglo de Iain Farrington, aunque en buena parte modificado, ya que añade a los distintos grupos de cuerdas más instrumentistas hasta que el orgánico general presenta un total de unos 40 músicos; lo que otorga una mayor amplitud al conjunto y una densidad más corpórea a la obra. Un camino intermedio hasta cierto punto, podríamos decir.

El director entendió bien el significado de la composición, que abrió en un sutil pianísimo y a la que proporcionó de raíz el clima adecuado. Con bien delineados diálogos de los vientos, sin que faltaran los oportunos alargamientos y glisandos, tan propios del lenguaje mahleriano. Adecuada preparación de la jubilosa explosión final, en la que se apreciaron ciertos defectos de ejecución. Buena labor, mínimos deslices aparte, del primer trompa en el marchoso “Scherzo”, que fue bailado como corresponde a un “ländler” casi soñador en la sección intermedia.

Tras una conveniente afinación general se abrió el camino de esa tan curiosa marcha fúnebre que es el tercer movimiento, que ya sabemos recrea, a partir de un deformado “Frere Jacques”, de una manera mordaz y onírica, una pintura de Callot (“El funeral del cazador”), y que fue expuesto con la necesaria alternancia de metros y de climas. Bien cantada la segunda y liederística sección. La rectoría supo preparar la súbita explosión que conduce al dramático pero más bien exterior y altisonante cuarto movimiento. Los dos interludios líricos se delinearon con cuidado y la conveniente morosidad. General claridad de planos, favorecida por la orquestación, aunque en la coda todo sonó en exceso apretujado. Arturo Reverter

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa