Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

Pan-y-toros-zarzuela.2022Echanove sale airoso de su debut en la zarzuela con "Pan y toros"
Escena-de-Anna-Bolena-en-Les-ArtsCrítica: Anna Bolena en Les Arts
Por Publicado el: 07/10/2022Categorías: En vivo

Crítica: Otoño Barroco de la Asociación Amigos de la Orquesta Barroca de Sevilla

Los jóvenes barrocos del futuro

***Otoño Barroco de la A. A. Orquesta Barroca de Sevilla. Programa: Sinfonía de la Cantata BWV 21 y Cantata BWV 131, de J. S. Bach; ‘De profundis’, de J. D. Heinichen; Trío para violín, laúd y continuo RV 85 y Concierto para laúd, dos violines y continuo RV 93, de A. Vivaldi. Solistas: Víctor Cruz (bajo), Diego Blázquez (tenor) y Rafael Arjona (guitarra). Coro de la AAOBS. Orquesta Residente del Otoño Barroco. Director: Luis Antonio González. Fecha: Martes, 4 de octubre. Lugar: Espacio Turina Aforo: Lleno.

Otono-Barroco-c-Luis-Ollero

Otoño Barroco (c) Luis Ollero

Los desvelos de los Amigos de la Orquesta Barroca de Sevilla en materia de patrocinio a jóvenes valores de la música en Sevilla en los últimos años van dando sus frutos. Basta con haber visto en este concierto a seis de los galardonados desde 2017 y el nivel de sus interpretaciones para aseverar que ese es el camino a seguir.

Quizá por querer darle a todos la posibilidad de ser escuchados, el programa del concierto fue un tanto heterogéneo. José Manuel Cuadrado pudo mostrar en la sinfonía de la Cantata BWV 21 de Bach la dulzura y firmeza del sonido de su oboe, así como su capacidad para sostener largas frases con matizaciones. Arjona optó por sustituir el laúd por la guitarra en las obras vivaldianas y ello le pasó factura, pues su sonido se desdibujó bastante. Una pena, porque se adivina a un buen intérprete, con desbordante fantasía ornamental, aunque algunos pasajes rápidos sobre el tramo más agudo resultaron poco claros.

Es un placer escuchar a Víctor Cruz, con esa voz firme, contundente, de graves redondos y resonantes y un fraseo siempre atento al acento. Por su parte, el lirismo y la elegancia en el fraseo brillaron en la voz de Blázquez. Aseado el violín de Murillo, falto de brillo y algo inestable de afinación en la franja aguda, pero de articulación muy cuidada. Preparado por Cristina Bayón, el coro sonó empastado, flexible, siendo posiblemente el mejor de los coros de estos Otoños Barrocos. Su entradas compactas pero a la vez transparentes en «Herr, höre» y en «Israel hoffe» tuvieron muchísimos quilates.

González tendió a tiempos sosegados y acentos delicados. Supo equilibrar a la perfección a todos los elementos, con momentos muy cuidados como el arioso del bajo en la BWV 131, con las sopranos sosteniendo el cantus firmus y el continuo manteniendo un claro ostinato como colchón para que la voz de Cruz pudiese volar. Andrés Moreno Mengíbar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023