Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Escena-de-La-flauta-mágica-en-el-Festival-de-Salzburgo-c-SF-Sandra-ThenCrítica: La flauta mágica en el Festival de Salzburgo
Sir-John-Eliot-Gardiner-inaugura-la-83o-Quincena-DonostiarraCrítica: Sir John Eliot Gardiner inaugura la Quincena musical
Por Publicado el: 06/08/2022Categorías: En vivo

Crítica: Plácido Domingo en el Festival Tío Pepe

Noche de sentimientos

Fecha: 3-VIII-2022. Lugar: Bodegas de González Byass, espacio ‘Tres Copas’, Festival ‘Tío Pepe’, Jerez de la Frontera. Programa: Obras de compositores de ópera y zarzuela. Artistas participantes: Plácido Domingo (barítono), Ainhoa Arteta (soprano), Ismael Jordi (tenor), Pablo Sainz Villegas (guitarra). Orquesta: Sinfónica de Málaga. Director musical: Eugene Kohn.

Plácido-Domingo-y-Ainhoa-Arteta-c-Festival-Tío-Pepe

Plácido Domingo y Ainhoa Arteta (c) Festival Tío Pepe

El primer acierto de la velada fue el establecimiento de su hora de inicio, las 22:15, momento del día en que la temperatura en la ciudad gaditana estaba en los 25ᴼ y no en los 37 de las 16:00 horas. El concierto tuvo lugar en un espacio abierto, tipo los clásicos prefabricados para figuras de la canción moderna, con un aforo -lleno- que superaba las 3.000 localidades, contando con la instalación de dos pantallas gigantes a ambos lados del escenario para poder, desde lejos, disfrutar con más detalle de las distintas actuaciones.

Dicho cuanto precede, bien puede reputarse el evento como el de una noche de sentimientos. Por un lado la entrega de Domingo (indesmayable en el escenario, recién llegado de Madrid atendiendo a su esposa, Marta Ornelas). Por otro lado, en estas fechas, se cumple tan solo un año en que Ainhoa Arteta estuvo enferma y, pese a ello, su recuperación vocal es sorprendente. En puro estado de gracia se encuentra el tenor jerezano Ismael Jordi, como lo demostró a lo largo de toda la noche. Se contó con el sentimiento sorpresivo de una guitarra clásica en manos de un magnífico artista, es el riojano Pablo Sainz Villegas, como más adelante se explicitará. La complicidad del director musical norteamericano Eugene Kohn, experimentado maestro en recitales con Domingo desde hace muchos años, es realmente notoria.

Era la primera vez que quien escribe había visto en el programa de mano que Plácido Domingo aparecía con la calificación de tu tesitura vocal como barítono. No obstante su cuajo fonal, a sus 82 años (¡qué tío!), es el de tenor dramático, como bien se apreció en determinados pasajes, llenando notas musicales de un color especialmente bello en maneras y modos que en verdad encandila. Escucharle cantar Nemico della patria de la ópera ‘Andrea Chenier’ y apreciar cómo su centro está bien equilibrado, con un uso de maestro, en las notas del pasaje, tanto hacia arriba como hacia abajo, aplicándoles mucho cuidado, es en verdad meritorio. Hubo un momento de especial encantamiento cuando hizo con Ismael Jordi la preciosidad del dúo Au fond du temple saint de la ópera ‘Les Pêcheurs de Perles’, de Bizet, donde Domingo tuvo la galanura, en el rol baritonal del personaje Zurga, de dejar el lucimiento vocal al tenor, como Nadir, llevando a cabo unas compensaciones amónicas realmente bellas. La complicidad escénica con Ainhoa Arteta fue relevante, como se apreció en el precioso vals de la opereta La viuda alegre de Franz Lehár. Quiso Domingo, ya en los últimos bises, rendir un especial recuerdo al genial tenor aragonés, Miguel Fleta (Albalate de Cinca) cantando con mucho gusto, lógicamente con la partitura trasportada, una de sus famosas ‘granaínas’, concretamente Adiós Granada de la zarzuela ‘Los emigrantes’ con un hermoso acompañamiento de la guitarra Sáinz Villegas.

Plácido-Domingo-e-Ismael-Jordi-c-Festival-Tío-Pepe

Plácido Domingo e Ismael Jordi (c) Festival Tío Pepe

Arteta estuvo, como ya se ha dicho más arriba, especialmente entregada, pese a soportar del peso de un año previo aciago en muchos sentidos. Su fuerza emocional y profesional escénica me recuerda a Plácido, con quien tuvo momentos de especial belleza, cuidando mucho los apoyos hacia el registro agudo que ha de grapar con mayor empeño, pero tiempo al tiempo. No solo fue recibida con un gran cariño sino que recibió un estruendoso reconocimiento cuando, con la compañía de la guitarra y a micro muy bajo, casi recitó, con una línea canora entrañable, la obra Alfonsina y el mar de la cantautora argentina Mercedes Sosa. Se la dedicó a cuantas personas en estos momentos se encuentran con la salud minada y, especialmente, a todo el personal sanitario de España por su ejemplar comportamiento y actitud profesional de entrega durante la maldición del Covid19, reconociendo que esa entrega fue una parte muy importante de que estuviera ella allí en cuerpo y alma. Qué desparpajo más bien construido tiene para cantar la Canción de Paloma, de la zarzuela ‘El barberillo de Lavapiés’ de Francisco Asenjo Barbieri. Con Plácido hizo el delicioso dúo En mi tierra extremeña, de ‘Luisa Fernanda’ de Federico Moreno Torroba, compositor muy ligado a la Familia Domingo Embil, acomodándose Ainhoa a la actual textura vocal del gran ‘Txikito de Getaria’. Nuestra lírica hispana tiene pasajes con multitud de momentos de belleza sublime como esta.

Ismael Jordi está en un momento de gracia vocal, pese a que empezó sin los debidos ajustes. En estos momentos, a sus 49 años, es un tenor de referencia internacional de indudable reclamo. ¡Que preciosidad de canto en uso de elegante legato su ‘Pourquoi me réveiller’ de la ópera ‘Werther’ de Massenet, con un timbre lírico, ya casi spinto, como también tuvo especial lucimiento cantado la romanza ‘Por el humo se sabe dónde está el fuego’ de la zarzuela ‘Doña Francisquita’ de Amadeo Vives.

Para Eugene Kohn la Orquesta Sinfónica de Málaga fue el guante perfecto para, bajo su consolidada experiencia, permitir el lucimiento de los solistas y de la propia orquesta, como La danza de las horas de la ópera ‘La Gioconda’ de Amilcare Ponchielli, la Danza española de ‘La vida breve’ de Manuel de Falla o el intermedio de ‘La boda de Luis Alonso’ de Jerónimo Giménez, entre otros momentos puramente orquestales. Esta batuta tiene una perfecta predisposición musical para resaltar el sonido de una orquesta, a pesar de que, como en este caso, su encaje no fuera el lugar más idóneo. Manuel Cabrera

Un comentario

  1. Elisa Alfaro Tenorio 06/08/2022 a las 16:49 - Responder

    Qué fabulosa descripción de un evento el imaginario es casi vivido. Se agradece la crítica precisa avalando los méritos de los participantes.
    Ojalá pudiéramos disfrutar completa ésta presentación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23