Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

250X250 EL BARBERILLO DE LAVAPIÉS BANNER
La Banda ante el crepúsculo
Joaquín-AchúcarroAchúcarro, la “autenticidad”
Por Publicado el: 03/06/2017Categorías: En vivo

DiDonato, artistaza de nuestro tiempo

Las voces del Real

DiDonato, artistaza de nuestro tiempo

“En guerra y paz: armonía a través de la música”. Obras de Haendel, Leo, Cavalieri, Gesualdo, Purcell… Joyce DiDonato, mezzosoprano. Manuel Palazzo, coreógrafo y bailarín. Rald Pleger, dirección de escena. Henning Blum, iluminador. Yuosef Iskandar, diseñador de video. Il Pomo D’oro. Maxim Emelyanichev, dirección musical. Teatro Real. Madrid, 2 de junio de 2017.

El New York Times escribió a raíz de una actuación de Lola Flores en la ciudad de la manzana: “Ni canta, ni baila, pero no se la pierdan”. Salvando las distancias, esto es lo que sucede con Joyce DiDonato: ni graves, ni agudos, pero una gran artista con un centro de timbre hermosísimo, una gran inteligencia en la interpretación tanto vocal como escénica y una envidiable capacidad para trasmitir. Si la primera de estas tres cosas es importante, aún lo son más las dos últimas. Ya lo decía Giuseppe Di Stefano: el canto es voz y corazón. Pero es que, además, ella es una mujer de nuestro tiempo, que sabe que estamos en la edad de la multimedia.

Con todo ello ofrece en gira por el mundo un espectáculo de infrecuente y extraordinaria belleza que, bajo el título de “En guerra y paz: armonía a través de la música”, quiere recorrer másicas supuestamente de una y otra característica que ayuden a reconfortarnos. Escribo supuestamente porque, también como símbolo de nuestro tiempo, incluye ciertas dosis de demagogia. Ni la primera parte se dedica exclusivamente a la guerra, ni la segunda a la paz y DiDonato se encarga de añadir una tercera para acabar de enganchar plenamente al público con un alegato bien construido a la paz y la búsqueda de aquello que nos la pueda traer que, con alusiones veladas a Trump, arrancó ovaciones. El programa de mano incluía una carta ensobretada de la propia artista a cada espectador con una pregunta a la que se pedía respuesta en urnas al efecto.

Empezó las páginas de “Jeptha” y “Andromaca” de Haendel y Leo respectivamente con la voz algo fría para las coloraturas, que no siempre resultaron impolutas, como tampoco en la propina final, en la que llegó a destemplarse. Resolvió bien el valiente “Da tempeste il legno infranto” del “Giulio Cesare” haendeliano, programado como pirotecnia aparentemente final del concierto, pero lo mejor estuvo con mucho en aquellas arias melodiosas en las que podía lucir el centro bellísimo y la expresividad: el lamento del “Dido y Aeneas”, el “Pensieri, voi mi tormentate” de Haendel –con una preciosa messa di voce inicial- o el “Lascia ch’io pianga” de “Rinaldo”. Absolutamente soberbia. Y a su canto añadió la interpretación escénica, el maquillaje, el vestuario, la iluminación, un bailarín con elegante coreografía y un grupo orquestal de primera fila como es Il Pomo D’oro, dirigido por Maxim Emelyanichev, que es todo un hombre orquesta, capaz de concertar y tocar el clave a cualquier instrumento de viento. Daba gusto escuchar la orquesta reflejar todos los matices de estas músicas barrocas, con arrebato o con dulzura según el caso. De verdad, un espectáculo redondo, que lógicamente volvió loco a todos. Gonzalo Alonso

 

Más aquí:

Joyce DiDonato: Cómo encontrar paz en el caos

https://youtu.be/Q5dT4Pfegck

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banner-liceu-flauta-magica-22

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-festival-de-granada-22