Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

Noticias: un Barbero de Sevilla político
Nuestras estadísticas de febrero 2017
Por Publicado el: 08/05/2017Categorías: Noticias y maldades

¿Eres joven? Pasa por la cara…

¿Eres joven? Pasa por la cara…

Muchos jóvenes interesados en la música clásica y en la ópera no saben por dónde empezar para convertirse en verdaderos melómanos. La radio e internet nos acercan cada día más a la actualidad en el mundo de la música, pero para entender realmente de lo que se está hablando no hay más remedio que vivirlo en primera persona.

Por desgracia, con la crisis, los teatros de ópera y los auditorios están pasando por malos momentos, llegando al temible estado de no llenar las salas a pesar de las excelentes y carísimas propuestas que producen o exponen.

Por eso, y porque todos necesitamos a nuevos públicos que en un futuro sigan llenando las salas, cada vez es más común que, en caso de que no se venda el aforo, o incluso antes de que se llene, ofrezcan precios estupendos para los menores de cierta edad.

Para los menores de 30 años, el Teatro Real ofrece butacas en las funciones de ópera por 19 euros en taquilla. Basta con que te acerques al teatro antes de las cuatro de la tarde y aguantes una cola para sacar tu entrada (dos horas antes si la función es en domingo o festivo). Tendrás que mostrar en taquilla tu DNI y sólo es posible comprar una entrada por persona.

Ten en cuenta que hay óperas de repertorio en las que puede ser que esté vendido todo el aforo, para eso la recomendación es mirar en la web cómo va la venta, pero para esas óperas maravillosas que no todo el mundo conoce, como ha podido ser el reciente Billy Budd, puede ser que las encuentres con facilidad.

Si quieres tener más seguridad, puedes comprarte la Tarjeta Club Joven por sólo 15 euros y te podrás colar cuando llegues a las cuatro. La tarjeta también te da otros beneficios como acceso a los ensayos generales (según disponibilidad), a visitas guiadas o a encuentros con artistas.

Para el resto de los espectáculos, como los de danza o conciertos, tienes la posibilidad de comprar entradas con un descuento del 90% en las localidades disponibles a las cuatro de la tarde del día de la función (o dos horas antes domingos y festivos).

En el caso de que no quieras arriesgarte, siempre puedes comprar un abono joven, que incluye cuatro óperas al año con un precio de 143,20 en la zona B y 163,20 en la zona A.

El Liceu de Barcelona ofrece un 50% de descuento a los menores de 35 años si compras la entrada el mismo día de la función y una tarifa única de 30 euros a partir de 24 horas antes de la función para estudiantes de hasta 29 años. Como en Madrid, sólo puedes comprar una entrada por persona.

El valenciano Palau de les Arts también ofrece, a todo el mundo en este caso, un 50% de descuento si vas a taquilla 2 horas antes entre semana y 1 hora antes en fin de semana.

ABAO, en Bilbao, tiene también previsto, para menores de 30, un suculento descuento si vas a taquilla a partir de las 17.30 el día de la función… pero no hay manera de saber exactamente cuánto.

En la Maestranza de Sevilla se ve que llenan el teatro siempre porque no hay ninguna disponibilidad de descuentos. En los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Sevilla sí se aplica un 25% a los menores de 26 años.

Si lo que amas es la zarzuela, El Teatro de la Zarzuela te propone un descuento del 30% en todos los espectáculos si tienes menos de 35 años. A tener en cuenta las entradas de última hora, que es para gente de todas las edades, en este caso puedes llevarte una entrada con el 60% de descuento si vas a taquilla dos horas antes.

Con respecto a la música sinfónica, para “colarte” en el Auditorio Nacional también tienes buenas estrategias. Para los conciertos de la Orquesta Nacional en viernes y sábado puedes llevarte la entrada a 1 euro si te presentas en taquilla una hora antes (también allí hay colas… pero por desgracia muchas veces sobran entradas).

Si tus aspiraciones son ya de “cultureta” auténtico, los conciertos del CNDM tienen un 60% si eres joven y la posibilidad de sentarte en tribuna (detrás de la orquesta) por 5 euros.

El Palau de la música catalana también ofrece grandes beneficios a los menores de 35, un 30% en los ciclos de conciertos de programación propia y un abono joven entre un 40 y 45%.

En Madrid la Orquesta y coro de la RTVE ofrece, en el Monumental, descuentos del 50% a menores de 26 años y un 40% al público general si vas a taquilla entre las 17.30 y las 18.30 el día del concierto.

En otros muchos teatros y auditorios del territorio español también siguen esta misma política, así que no lo dudes, aprovéchate de que eres joven.

4 Comments

  1. María M. Conde 11/05/2017 a las 12:09 - Responder

    Me parece estupendo que se den esas grandes oportunidades a los jóvenes. Al fin y al cabo, son la cantera para los aficionados del futuro. Pero ¿qué pasa con la gente mayor? Entre ellos hay multitud de adoradores del bel canto que por sus circunstancias económicas (pensiones que apenas dan para sobrevivir, mucho menos para adquirir una entrada medianamente asequible), se quedan sin poder disfrutar de aquello que más les gusta. ¿No sería posible canalizar algunas de esas ayudas hacia la sufrida «tercera edad»? El Teatro Real, entre otros, podría estudiar una solución que permitiera encajar en sus proyectos a esos aficionados maduros que se quedan con las ganas de asistir a un espectáculo.

    • SpR 11/05/2017 a las 23:48 - Responder

      Este tema lo tratamos con instituciones como el Real y la respuesta fue «Si rebajamos el precio a los mayores, que son nuestro público, nos arruinamos». Lamentablemente es la cruda realidad…

      • María M. Conde 14/05/2017 a las 11:55 - Responder

        ¡Qué pena! Algún día se darán cuenta de que todo puede ser compatible.

  2. J.L 13/06/2017 a las 19:39 - Responder

    Y ya de los desempleados mejor no hablamos… Me hace muchísima gracia que la OSRTVE diga que ofrece descuentos a «estudiantes de música», que ya sabemos que debe ser un grupo de población mayoritaria en este país… En cambio, por mucho servicio público que ofrezca la orquesta del ente público de Radio y Televisión, parecen ser incapaces de ofrecer un mínimo descuento a desempleados, como si hacen otras orquestas. Desde luego no sé qué pretenden hacer con la OSRTVE. Cada día que pasa está más muerta.

    Y por el resto de orquestas, está muy bien eso de los descuentos jóvenes, pero como en otras muchas cosas, llegan tarde… Llegan tarde porque se están dando cuenta que no llenan por la crisis, sino porque su público mayoritario con medias de edad superiores a los 60 años, no es eterno, y claro está si no hay relevo generacional, el goteo de decesos deja muchos huecos en los auditorios, sobre todo ahora, que no parece importar nada lo que se programe, sino el hecho de llenar las salas (y no dudarán en repetir obras cada temporada con tal de conseguirlo). A esa chapuza de las prisas se ha llegado. Ni el público joven releva al público mayor, porque reconozcámoslo, la audacia en la programación de las orquestas madrileñas no existe, ni el público mayor estará para siempre…

    Mientras tanto, en el grupo de edad intermedio hay muchos parados y mileuristas que no entienden como en los últimos años, el precio de las entradas ha subido de tal manera que no les compensa el gasto ante unos salarios que a diferencia de los precios, no suben…

    Está claro que acerca del clima económico general, las orquestas no tienen culpa, pero que también podrían hacer más, -recordemos que casi todas se financian con dinero público- es algo de lo que se da cuenta cualquiera.

    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023