Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Thielemann comienza con un brillante Rheingold
Salomé en una boutique de alto standing
Por Publicado el: 30/01/2018Categorías: En vivo

Rouvali, Finlandia en la ONE

Temporada de la OCNE

Rouvali, Finlandia en la ONE

Obras de Vivaldi, Haendel, Mozart y Sibelius. Julia Lezhneva, soprano. Orquesta Nacional de España. Santtu-Matias Rouvali, director. Auditorio Nacional. Madrid, 28 de enero de 2018.

Programa curioso y atractivo para el público el de esta semana en la OCNE por su variedad, aunque con falta total de correlación entre primera y segunda parte. Uno se pregunta el por qué de Julia Lezhneva cantando Vivaldi, Haendel y Mozart y luego la “Segunda” de Sibelius. Pudiera ser que el director haya encontrado concomitancias entre la música italiana y la partitura del finlandés, no en vano fue planeada durante el viaje que realizó el compositor a Italia en 1901 para superar la muerte de su hija Kirsti. De hecho la sinfonía se estrenó un año después en Helsinki.

En cualquier caso resultó un placer escuchar a la soprano rusa, poseedora de una voz con caudal, atractivo timbre aunque menos en el registro grave y gran facilidad para la coloratura. Derrochó agilidades en Vivaldi y supo cantar con profundidad el “Solitudini amate…” para luego volver a la pirotecnia de “Brilla nell’alma”. Concluyó su intervención con un impecable “Ch’io mi scordi di te?” mozartiano, acompañada con piano y orquesta, teniendo al teclado a Mikhail Antonenko, con quien ha grabado un disco recientemente.

Santtu-Matias Rouvali (Finlandia, 1985) dirigió el barroco italiano sin la gracia de los maestros expertos en el repertorio, pero con un deslumbrante movimiento de unas manos de tal flexibilidad que parecían de goma. Mucho más certero estuvo en la lectura de la “Segunda” de Sibelius, su compatriota, expuesta con una buena arquitectura en las dinámicas y los adecuados contrastes entre el idílico primer movimiento, el más sombrío segundo, la vivacidad del tercero y el crescendo del cuarto. Un joven director a tener en cuenta. Gonzalo Alonso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa