Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck
marina-abramovicLa Bayerische Staatsoper abrirá la temporada con el estreno de Las 7 muertes de Maria Callas
adda-simfonicaLa Orquesta ADDA Simfònica y Josep Vicent rinden homenaje a la comunidad sanitaria
Por Publicado el: 28/06/2020Categorías: Noticias

Teatros de todo el mundo cancelan su temporada de otoño

Teatros de todo el mundo cancelan su temporada de otoño

El coronavirus continúa amenazando la vida cultural y múltiples instituciones internacionales optan por retrasar el comienzo de la temporada 20/21 a enero del próximo año

opera-chicago

Ópera de Chicago

La remisión general de la pandemia, con cifras aún alarmantes en el continente americano y rebrotes en Europa y Asia, no da tregua a las entidades culturales. Algunas de las instituciones más destacadas de Estados Unidos y Canadá han renunciado a su temporada de otoño y otras, como la Houston Grand Opera, han cancelado un 70% de su programación.

En Estados Unidos, el Carnegie Hall, el Lincoln Center, el Metropolitan Opera de Nueva York, así como la Filarmónica y Ballet del estado, la Ópera de Chicago y la de San Francisco han reducido su actividad de la temporada 20/21 a los dos últimos tercios de la programación, eliminando cualquier función hasta enero de 2021.

El Carnegie Hall y el Lincoln Center siguieron la estela del Metropolitan, señalando la expansión de la enfermedad como motor de esta decisión: “La seguridad de nuestros artistas, público y personal es nuestra prioridad”, anunciaron desde la dirección. Desde que comenzó la pandemia, las ambas entidades han recortado su presupuesto y personal y estiman pérdidas entre los 8 y 13 millones. En el caso de que su calendario pueda cumplir, el Carnegie Hall espera recuperar su actividad a partir del 7 de enero y el Lincoln Center el 6 de febrero.

En Chicago, el Metropolitan fue también el preludio de lo que unos días más tarde acordaría la dirección: suspender toda la actividad hasta 2021. El 16 de junio, Anthony Freud, director de la compañía, confirmó la cancelación de la temporada desde septiembre diciembre. “Es descorazonador cancelar la programación de otoño y esperamos poder volver a recibiros a todos en enero de 2021, con el estreno de la ópera Blue escrita por Jeanine Tesori y Tazewell Thompson – premio de la crítica estadounidense 2020 -“.

Un día más tarde, la Ópera de San Francisco emitió un comunicado similar al de las entidades anteriores. Debido a al incertidumbre consecuencia de la pandemia y la dificultad de garantizar la seguridad para todas las personas implicadas, la institución ha retrasado la reapertura de sus puertas a enero de 2021. Esta habría incluido títulos como Fidelio, Così fan tutte, el estreno de The Handmaid’s Tale, Rigoletto y La Bohème. “Cancelar la temporada de otoño significa quedarnos un año sin ópera”, lamentó Matthew Shivolk, director de la Ópera.

El caso más drástico es quizás el de la Houston Grand Opera, que ha suspendido un 70% de su programación para la temporada 20/21, en números, 33 de las 47 funciones planeadas. Como adelanta la dirección, esta cancelación reduce los gastos del año fiscal de 2021 de 30.7 millones de dólares a 20.6.

A la tristeza de eliminar del cartel los espectáculos hasta enero se suma el agujero en los presupuestos por la paralización de su actividad desde que se declaró la pandemia, las en ocasiones incalculables pérdidas y la desesperación de sus trabajadores, muchos despedidos para minimizar los costes de los teatros.

En este respecto, la Ópera de San Diego tiene mucho que agradecer a su público,  aficionados y patrocinadores, quienes han aportado como donaciones un total de 5.66 millones de dólares, un 29% más de lo previsto por la Ópera. David Bennett, director general, anunció a la junta del teatro que las cuentas cerrarán el año con un excedente de 1.035 millones de dólares: a los ingresos como donación se suma un 40% de abonados que no pidieron el reembolso de sus entradas. “Es una señal de confianza por parte de nuestros patrocinadores y es nuestro deber garantizar que sus contribuciones tengan impacto en la compañía”, ha declarado Bennett. Otras de las razones que han favorecido el excedente han sido los recortes en la plantilla del teatro y la apuesta por producciones de menor coste.

En Canadá, la Ópera de Montreal ha suspendido dos títulos de la temporada de otoño como medida de prevención. Estos son La Traviata y Jenufa, producciones que se han trasladado a la temporada 21/22. De este modo, la temporada se reduce a cuatro producciones: el programa doble La Voix Humaine y L’Hiver Attend Beaucoup de Moi, La Beauté du Monde, Le Nozze di Figaro, y Riders to the Sea. Los dos primeros títulos se ha reubicado de marzo de 2020 a otoño para ponerlos en escena ante un aforo reducido.

En Europa, la Staatsoper Hamburg ha prescindido también de un porcentaje de su programación de otoño, cancelando las producciones de septiembre a diciembre con dos excepciones: se hará un concierto el 5 de septiembre con obras de Weill, Ligeti y Brahms con orquesta de cámara; y la Flauta Mágica se ha retrasado al 12 de diciembre. No se llevarán a cabo Boris Godunov, Tristán e Isolda, Rigoletto, Così fan Tutte, don Giovanni, Ariadne auf Naxos, Orphée et Eurydice y Norma.

En la Ópera de París, como comunicó una nota de prensa emitida por la institución, el consejo de administración de aprobó la realización anticipada de las obras de renovación de determinados espacios escénicos a partir del próximo mes de julio, una decisión que han impulsado las dificultades de llevar a cabo la programación según estaba prevista a causa de la pandemia del coronavirus. “La anticipación de las obras facilitará un espacio de programación más amplio a partir de mediados de 2021, fecha en la que las circunstancias serán más propicias para la realización de espectáculos que en el inicio del año académico de 2020”, apuntan desde la dirección.

Estas se prolongarán hasta mediados de noviembre en la Ópera de la Bastilla y hasta finales de 2020 en el Palais Garnier, donde la programación queda suspendida hasta el 31 de diciembreLa Ópera de la Bastilla reabrirá sus puertas el 24 de noviembre con “La Traviata” en una producción de Simon Stone inicialmente programada en el Palais Garnier. El año se cerrará con la producción de Calixto Bieito de la “Carmen” de Bizet, y la coreografía de “La Bayadère” que firma Rudolf Noureev. La programación se retomará según se ha anunciado a partir de 2021.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banners_xarxes_wozzeck_250x250_cast

Calendario de conciertos en España

PERALADA2022-BECKMESSER_250X250_CAST-
banner-version-digital-lago-cisnes

calendario de representaciones operísticas por Europa