Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

250X250 EL BARBERILLO DE LAVAPIÉS BANNER
Michael-SanderlingMichael Sanderling debuta con la OFGC
ritmo-logoLa revista RITMO cumple 90 años
Por Publicado el: 29/10/2018Categorías: Noticias

TimesUp en la música clásica: James Levine

james-levine

James Levine

La doctora Linda Shaver-Gleason analizó en un congreso de musicología la deificación de James Levine en relación con sus denuncias por acoso sexual.

El pasado 8 de septiembre se celebró en Dublín el congreso de musicología ‘Music and Musicology in the Age of Post-Truth’. La doctora en musicología Linda Shaver-Gleason dio una conferencia sobre la tendencia a mitificar ciertas figuras del mundo de la música clásica y cómo esto afecta a la difícil aceptación por parte del público a asumir malas conductas por parte de estas personalidades. Shaver-Gleason se enfocó en concreto en el director James Levine, recientemente despedido por la Met de Nueva York por denuncias de acoso sexual.

Levine, quien fue director de la Filarmónica de Munich y la Sinfónica de Boston, estuvo al mando de la Metropolitan de Nueva York durante 40 años. Su genialidad ha sido frecuentemente resaltada por la prensa especializada, quienes lo compararon a un Dios de la música, al mismo tiempo que se veía con malos ojos mencionar las relaciones sexuales del director con jóvenes y menores. La crítica reducía estos rumores contrastándolos con la calidad de sus actuaciones, como si la excelencia de sus interpretaciones musicales tuviese que justificar un carácter y moral igualmente excelentes. Los propios dirigentes de la Metropolitan Opera de Nueva York consideraron a Levine como uno de los más grandes artistas de su tiempo, creador de una de las orquestas más importantes del panorama mundial, logros válidos para apoyarle incondicionalmente.

Cuando en 2016 Donald Trump, envuelto en múltiples casos de abuso sexual, alcanzó la presidencia de Estados Unidos, las protestas contra la conducta misógina y el acoso sexual fueron inevitables. Las redes sociales fueron el vehículo para que víctimas de acoso hiciesen públicas sus experiencias y se generase un movimiento global de denuncia ante este tipo de comportamiento. Con el crecimiento de este fenómeno llegaron los arrestos de aquellos que cometieron abuso o acoso sexual.

La conducta sexual de Levine ha sido un ‘secreto a voces’, aunque hasta 2017 no entorpeció su carrera. La Metropolitan Ópera de Nueva York impuso una demanda a James Levine cuando se hizo pública la denuncia de de un joven que habría sido acosado por el director en varias ocasiones en Ravinia entre 1986 y 1987. Tras esta, llegaron nueve denuncias más que se remontaban a la década de los 70.

A pesar de los numerosos casos descubiertos, precisamente porque se trata de profesionales de la música clásica, el público encuentra difícil creer que puedan cometer tales abusos. Es cierto que la mayoría de las reacciones reflejan compasión por la víctima y denuncian al agresor, pero aún hay patrones que se repiten entre aquellos que se niegan a afrontar los hechos. En relación con el caso Levine, algunos ven el despido como un hecho irrespetuoso con el servicio y los logros del director. Otros rechazan por completo el movimiento #MeToo, lo ven como una moda o lo califican de mecanismo para deshacerse de ciertas personas. En este sentido, se ha llegado a ver la demanda contra Levine como un motivo para privar al público del ‘extraordinario don de Jimmy’. Otros ven en las víctimas personas que quieren beneficiarse profesionalmente de la situación, equiparándolos con oportunistas que han esperado el estallido del movimiento para hacer públicas sus experiencias. Numerosos estudios revelan por qué las víctimas no revelan su historia en un periodo corto de tiempo, motivos que se enfatizan si el abuso o acoso se desarrolló en el ámbito laboral. Especialmente si incumbe a personalidades tan influyentes como James Levine.

Encuentre el ensayo original completo aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banner-liceu-flauta-magica-22

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-festival-de-granada-22