Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Una orquesta se organiza como una gran empresa
Final del XXVIII Premio Internacional Reina Sofía de Composición Musical
Por Publicado el: 10/10/2011Categorías: En la prensa

Antonio Iglesias, decano de la crítica musical española

Antonio Iglesias, decano de la crítica musical española
El Mundo, 10/10/2011
Era el decano de los críticos españoles. También una de las personalidades más relevantes de la música española de la segunda mitad del siglo XX. Crítico, gestor, musicólogo, pianista, académico, escritor y concertista, Antonio Iglesias falleció el sábado con 93 años, en Madrid. Unos días antes, el 3 de octubre, fue operado de un tumor en el colon, pero no pudo superar el postoperatorio. En la memoria quedan sus numerosos libros y estudios musicológicos y el ejemplo de un crítico honorable que siempre antepuso el criterio propio a cualquier otro compromiso.
Padre de la periodista María Antonia Iglesias y miembro numerario y secretario general de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, había estudiado piano y composición con nombres tan revelantes como José Cubiles y Conrado del Campo en Madrid, y Alfred Cortot, Marguerite Long, Lazare Lévy y Yves Nat en Paris. Como pianista, ofreció numerosos recitales y conciertos. Entre 1948 y 1950 residió en Estados Unidos, donde tuvo el honor y el privilegio de conocer y trabar amistad con lo mejor de la época. Kusevitski, Copland, Bernstein, Milhaud y Stokowski fueron algunos de los grandes músicos que trató.
Fue precisamente el gran Leopold Stokowski quien estrenó, al frente de la Sinfónica de Tejas, la obra con la que Iglesias había obtenido en 1944 el Premio Extraordinario Fin de Carrera de Composición en el Conservatorio de Madrid: La primera salida de Don Quijote, que el propio compositor definió como “un poema sinfónico muy straussiano”. Bajo la dirección de Leopold Stokowski, Antonio Iglesias también tuvo el honor de tocar la Fantasía para piano y orquesta Homenaje a Walt Disney, del vasco Jesús Guridi. Fue él, además, el traductor del libro Music for all of us, de Stokowski, publicado en España por vez primera en 1945 bajo el título “Música para todos nosotros”.
Humanista en el más amplio sentido de la palabra, de elevada y bien erguida estatura, y de trato siempre amable, Antonio Iglesias era desde 1994 hijo predilecto de su ciudad natal, que le debe la creación de su conservatorio de música, en 1957. Fundó también importantes encuentros y certámenes musicales que contribuyeron a dinamizar la vida musical española de la segunda mitad del siglo XX. En 1966 fue nombrado Secretario Técnico de la Comisaría de la Música, puesto que desempeñó con eficaz dedicación hasta 1983, año de su jubilación. Desde esa posición promovió el nacimiento de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, los cursos Manuel de Falla de Granada y los de Música en Compostela.
Fervoroso conocedor y defensor de la música española de su tiempo, su abultada biografía atiende con especial énfasis la creación musical de su país. Deja un voluminoso legado de cerca de 40 libros, entre los que destacan sus exhaustivos estudios de las obras completas para piano de Isaac Albéniz, Enrique Granados, Manuel de Falla, Joaquín Turina, Óscar Esplá, Joaquín Rodrigo, Rodolfo Hallfter o Federico Mompou, así como una edición revisada de la Iberia de Albéniz, que brinda al intérprete una visión más ordenada y clara de la compleja obra pianística sin por ello alterar ningún detalle de la partitura original.
Su labor como crítico musical comenzó en 1950, primero en el diario Informaciones y luego, hasta este mismo año, en ABC. Además de miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), era también académico de la Real Academia Gallega, de la de San Jordi de Barcelona o la Santa Isabel de Hungría, de Sevilla, entre otras. Estaba en posesión de varias condecoraciones españolas y extranjeras, como la de Officier de l’Ordre des Arts et Lettres (Francia) o la del Rey Balduino de Bélgica. Su labor como profesor y director durante largos años de los cursos de interpretación “Música en Compostela” le valió el reconocimiento de “Hijo adoptivo con Medalla de Oro al Mérito Artístico de Santiago de Compostela”.
A pocas personas debe tanto la música española como a Antonio Iglesias. Con su desaparición, se va un patriarca, un amigo, un maestro y un compañero. Todos los que le hemos admirado y respetado, perdemos algo de nosotros mismos con su ausencia inevitable.JUSTO ROMERO

Antonio Iglesias Álvarez, nació en Ourense, el 1 de octubre de 1918, y falleció el 8 de octubre de 2011, en Madrid, con 93 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023