Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

250X250 EL BARBERILLO DE LAVAPIÉS BANNER
Sondra Radvanovsky cancela Aida por agotamiento
Bayreuth 2017, de vuelta al Golden Motel
Por Publicado el: 19/07/2017Categorías: Noticias

Barenboim y Berlín dicen adiós a Gran Bretaña

Barenboim y Berlín dicen adiós a Gran Bretaña

Dice Woody Allen que cuando escuchas a Wagner te entran ganas de invadir Polonia. Pues bien, yo cuando escucho «Pompa y circunstancia» de Elgar lo que ansío sin ningún sentido es plantarme en la Embajada británica más cercana y cambiarme el pasaporte… luego, para devolverme el juicio, necesito oírme el preludio la La revoltosa de Chapí  con el volumen a toda pastilla.

Es majestuoso cómo la música puede cambiarnos el ánimo, cómo Schubert te puede invitar a amar locamente y Beethoven a profundizar en el sentido de tu vida.

De esto, el pianista y director Daniel Barenboim sabe mucho y, utilizando a una de las mejores orquestas del mundo, la alemana Staatskapelle de Berlín, y en el mejor escenario del planeta, los Proms, ha puesto los pelos de punta a un público entregado el domingo por la noche en el Royal Albert Hall.

Cuando ya los tenía en plena efervescencia, pronunció un apasionado discurso, llamando a la unidad europea y advirtiendo contra los peligros del nacionalismo y las «tendencias aislacionistas».

No hay que olvidar que el maestro estuvo casado con la violonchelista británica Jacqueline du Pré y ha vivido en la isla lo suficiente como para amarla.

«Cuando miro al mundo con tantas tendencias aislacionistas, me preocupo mucho- dijo Barenboim- y sé que no estoy solo. Me casé en este país y viví aquí muchos años, y me ha demostrado tanto afecto que me siento motivado para hablar. Elgar es el mejor argumento contra el Brexit, porque era un compositor paneuropeo».

«El problema-dijo- no son las políticas de éste o aquel país. El principal problema de hoy es que no hay suficiente educación musical, eso lo sabemos ya desde hace tiempo. Pero ahora tampoco somos educados para saber quiénes somos, qué es un ser humano y cómo debe relacionarse con otros de su misma especie.»

Barenboim eligió para la ocasión composiciones enteramente inglesas en el espectáculo de los Proms, en particular la Segunda Sinfonía de Elgar y el estreno en el Reino Unido de Deep time de Sir Harrison Birtwistle.

Señaló a Elgar como un ejemplo de cómo la música y los músicos nunca se aislaron dentro de sus fronteras: «Por eso la música es tan importante» dijo. «Y estas tendencias aislacionistas y el nacionalismo en su sentido más amplio es algo peligroso que sólo puede combatirse con un verdadero cambio en la educación de las nuevas generaciones, que tienen que entender que Grecia y Alemania y Francia y Dinamarca tienen algo en común llamado la cultura europea, no sólo es el euro lo que importa».

También se refirió al tema del fundamentalismo religioso: «El fanatismo religioso que existe en el mundo también hay que derrotarlo con la educación», dijo, dirigiéndose al público. «Los verdaderos males del mundo sólo pueden combatirse con un humanismo que nos mantenga a todos unidos. Incluyéndote a ti.»

Y ahí fue donde sonó el bis de una orquesta de alemanes que supieron emocionar al público… porque supo darles en el corazón británico y también en el europeo.

A Barenboim le han llovido las críticas porque, por tradición, sólo en el cierre de los Proms se permite dar charlas, pero se agradece que la música sepa decir adiós de una manera tan gloriosa a Gran Bretaña.

Y antes de ver el vídeo, recomiendo tener el antídoto a mano… ¡Dios salve a la Reina!

https://www.youtube.com/watch?v=91eFes1wD4o

2 Comments

  1. Anna 20/07/2017 a las 16:09 - Responder

    Felicitaciones Maestro por sus palabras

  2. Sergio Ribeiro Pontet 25/07/2017 a las 15:21 - Responder

    Siempre pensé que los artistas sólo deben hacer arte. Cada vez que abren la boca, macanean de lo lindo. Barenboim es argentino. Mejor dicho, nacido en Argentina, y «long time and far ago». Tanto, que se ha convertido en un híbrido. Ni inglés ni rioplatense. Él cree ser europeo. Al menos defiende una supuesta unidad cultural europea, que no existe. Simplemente no existe, y nunca existió. En su oficio de pianista y compositor es un «crack», pero hablando… Sería mejor que cierre la boca. O que, antes de abrirla, aprenda algo de historia. Inglaterra lleva en la sangre, en sus propios genes, su identidad e independencia insular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banner-liceu-flauta-magica-22

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-festival-de-granada-22