Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
davide-livermore¿Incurre Davide Livermore en una incompatibilidad?
monumental2Orquesta de la RTVE: Carta de la abonada de la fila 17
Por Publicado el: 29/07/2017Categorías: Artículos de Beckmesser

Carta de réplica, de una abonada de la fila 4 del anfiteatro del Monumental

Beckmesser.com siempre quiere ser original y trata de compatibilizar la cultura con el entretenimiento. De ahí que intentemos dar un paso más. Por eso, frente al cierre temporal por obras del Teatro Monumental y el traslado de los conciertos de la RTVE a Pozuelo o El Escorial, les exponemos las razones existentes, pros y contras a través de dos refrescantes artículos veraniegos redactados en forma de amenas cartas. Casi todos los argumentos quedan expuestos en  ambos textos. A la vuelta del verano, ya en temporada, volveremos sobre el tema.

Carta de réplica, de una abonada de la fila 4 del anfiteatro del Monumental

Tengo 62 años, arrugas cual trinchera de la guerra de Siria, y un aburrimiento de vida abstracto y enconado hasta la médula, pero también unas ganas tremendas de que el Monumental sea reformado, porque a lo que no hay derecho es a que vaya a dar tiempo a morirme sin verlo mejorado y remozado. Pero sobre todo quiero gozarlo, más cómodo y radiante, es decir: decente, como tenía que haber estado desde el principio de su historia con la Orquesta de la RTVE. Y es que yo comprendo muy bien a mi correligionaria la Sra. de la fila 17, y comparto casi todos sus puntos de vista, pero no pierdo de vista que aquí de lo que se trata es de arreglar lo que tanto se ha gritado, reclamado y exigido que se arregle. Pues bien: ahora se va a arreglar, así que no puedo comprender que un deseo tan apremiante y reivindicado ahora se torne queja y descontento. A ver en qué quedamos: ¿queremos o no queremos los abonados que nuestros sufridos traseros, piernas y cuellos mejoren sus posturas y relajo mientras disfrutamos de la buena música que nos vienen a ofrecer?. Porque si queremos, entonces no queda otra opción que hacer obras, y si se hacen obras: se tarda lo que se tenga que tardar en realizarlas, que tampoco me parece un plazo dilatado e insoportable el de un año para reformar todo un teatro “Monumental”. Claro que han tenido tiempo de hacerlo mucho antes, pero no lo han hecho, por lo que no comprendo como ahora que van a hacerlo, en vez de parecernos estupendo, nos parezca un horror insoportable. Tampoco es para tanto estar un año yendo a Pozuelo o El Escorial a no perdernos el Programa de la Temporada, que en el año 2017 y con las comunicaciones existentes en Madrid…no es como si nos propusiesen saldar 500 kilometros para acudir al concierto.

Y por otra parte, hechos a integrar el vinito del viernes, la salida socio-cultural y el éxtasis musical, me parece hasta exótico y emocionante pasar una temporadita, total, que pasa en nada, yendo a esos pueblos tan interesantes de la capital, cuyos auditorios nos acogerán en butacas cómodas, espacios suficientes para las extremidades y una estética de sugerente aspecto contemporáneo. La novedad del vinito en otros ambientes no deja de acrecentar en mí el tono de aventura que me embarga ante la expectativa del cambio provisional porque, querida amiga, tampoco se trata de viajar a Bayreuth a zamparse un Wagner de cinco horas sobre sillas de infame tortura…y no deja de tener su “puntito” arriesgarse a nuevos auditorios inexplorados, bastante más cercanos, pero siempre excitantes para una vida tan abúlica como la que usted y yo soportamos…conoceremos nuevos aficionados, nuevos espacios, nuevas tascas y nuevos programas musicales de la mano de una orquesta que, no es por ser su rendida admiradora, que lo soy: está entre las mejores de nuestro país, que para comparaciones más amplias no estoy yo preparada, pero que apostaría una ronda a que no le va a la zaga a tantas de importancia mundial.

Por otra parte, y saliendo de nuestro absorto egocentrismo, si para nosotros los abonados, es importante que se reforme el teatro, no es nada peregrino pensar como de acuciante sea la reforma para los propios músicos, que sin entrar en detalles, me consta no disponen ni de las instalaciones decentemente oportunas para arreglarse con las debidas galas que requieren sus conciertos. Todo lo anterior a sabiendas de que, el fundamental servicio público de la Orquesta de la RTVE es la grabación y emisión de los conciertos, que ya nos podemos dar “con un canto en los dientes” porque muy bien podrían haber decidido, muy cómodamente, cumplir con su fin sociocultural en un estudio de televisión, por ejemplo, espacio escénico infinitamente menos interesante y glamuroso, creo yo, y  hasta no sabemos cuan nefasto en su acústica, lejano e incómodo incluso…no lo quiero ni pensar.

Además, nos ofrecen muchas opciones a elegir para nuestro abono, incluyendo el mantener nuestras mismas localidades para la siguiente temporada, aún sin abonarnos el año de las obras, gran premio a una traición que no pienso secundar. Espero vivir para contarlo, y es que estoy deseando de entrar victoriosa, en ese ya mítico teatro tan otrora denostado, decrepito y maltrecho, cuando se me presente renovado y magnífico, esplendido y rutilante… como en sueño imposible, que nos anuncian se hará realidad: y yo ese gusto, querida amiga: no me lo pienso dejar de dar.

Una abonada de la fila 4

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa