Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimas 20 entradas

Últimos tuits de Beckmesser

Comentarios en la prensa: 'La pasajera' en el Teatro RealComentarios en la prensa: 'La pasajera' en el Teatro Real
Por Publicado el: 20/03/2024Categorías: Diálogos de besugos

Comentarios en la prensa: ‘La voz humana’, ‘La espera’ y ‘Silencio’ en el Teatro Real

La voz humana de Poulenc, La espera de Schönberg, Silencio de Rossy de Palma y Christof Loy. Reparto: Ermonela Jaho, Malin Byström, Rossy de Palma, Gorka Culebras. Orquesta Titular del Teatro RealDirección musical: Jérémie Rhorer. Dirección escénica: Christof Loy

Como cuenta el Teatro Real, «esta producción supone un acontecimiento, ya que es la primera vez que La voz humana se representa en el Teatro Real». Se ha estrenado junto a La espera, bajo la firma escénica de Christof Loy. Como nexo entre ambas óperas, Rossy de Palma estrenó el monólogo Silencio.

Esta coproducción con el Teatro Wielki de Varsovia, y en el marco del 150º aniversario del nacimiento de Schönberg, ha recibido diversas críticas, afirmando que «la presencia de Rossy de Palma es beneficiosa como elemento mercadotécnico, pero la gra­cia de la ‘explo­ra­ción’ es una mera frivolidad» (Alberto González Lapuente, ABC).

Álvaro del Amo afirma que Ermonela Jaho fue «muy poco ayudada aquí por ambos directores», mientras que defiende el número de Malin Byström como recuerdo «al espectador operófilo que se encontraban entre un coliseo lírico de primera categoría«.

Reunimos a continuación las opiniones de los críticos de los principales diarios nacionales.

Comentarios en la prensa: 'La voz humana', 'La espera' y 'Silencio' en el Teatro Real

Malin Byström en La espera (c) Javier del Real | Teatro Real

EL PAÍS 18/03/2024

Un Erwartung bien acompañado cierra el homenaje del Teatro Real a Schoenberg, por Jorge Fernández Guerra

Es un monodrama con una cantante en escena, una orquesta completa y una duración de poco más de media hora. Y ese es uno de los grandes problemas de este título

La opción elegida para esta producción, juntar Erwartung con el título más popular de Poulenc, La voz humana, tiene interés, pero también fricciones. Ambas tratan de dos monólogos de sendas mujeres desesperadas por una separación. Pero, hay abismos estilísticos entre dos óperas separadas por más de medio siglo (…)

Añádase a ello, esa curiosa propina de Rossy de Palma, Silencio, un monólogo que tiene más de redundancia que de especificidad, pese a la calidad de los textos de Wilde, Brecht y la chispa de Rossy de España.

(…) Afortunadamente, esta producción del Teatro Real ha proporcionado todo esto. Las dos sopranos bordan sus papeles.

La albanesa Ermonela Jaho se adapta al papel de sufridora de Elle en La voz humana, con un repertorio de musicalidad y encanto sonoro encomiables.

(…) La soprano sueca Malin Bystrom se adapta como un guante a una partitura que precisa graves bien sostenidos y procaces saltos al agudo en los momentos de mayor tensión, rango que no suele abundar en los registros de soprano. Y, por supuesto, todo con un soporte sonoro que consigue hacerse escuchar por encima de un orquestón como el que propone Schoenberg. (…)

Y falta el último actor, la orquesta y su director, el joven conductor francés Jérémie Rhorer, (…) la Orquesta Titular del Teatro Real se vuelve transparente, elegante y fluida. (…)

(…) la propuesta de Christof Loy, pero sus excesos no eliminan un dominio escénico que acomoda la acción a propuestas visuales muy bien ajustadas a su transcurso. Me atrevo a decir que esta producción escénica es una de las que más me gustan de las que no me gustan. Y ello incluye el monólogo de Rossy de Palma, prescindible, pero sin molestar, y gracioso por el toque cómico de la conocida actriz, poco más.

Comentarios en la prensa: 'La voz humana', 'La espera' y 'Silencio' en el Teatro Real

Ermonela Jaho en La voz humana (c) Javier del Real | Teatro Real

EL MUNDO 17/03/2024

Tres piezas sueltas: los dípticos no se improvisan, por Álvaro del Amo

La ópera, o monodrama, de Poulenc sobre la pieza en un acto de Jean Cocteau comparece junto al monodrama, u ópera en un acto, de Schoenberg. En ambas la voz fieramente humana de una mujer sin nombre increpa lamentable e inútilmente al destino; destino adverso encarnado en el varón que abandona a la dama francesa agarrada al teléfono, y que se ha ido al otro mundo dejando a la alemana con el espanto de una expectativa quebrada. En Poulenc ella se debate en el apartamento o habitación del hotel donde tantos abrazos se celebraran.

Según el creador del dodecafonismo, ella transita un espacio peor amueblado: nubes de pesadilla o el consabido bosque, animado o espectral, del delirio angustioso. Ambas mujeres carecen de nombre porque han perdido su identidad para recibir la música encargada tanto de describir sus emociones como de zambullirse en unos sentimientos tan hondos y desgarradores que adquieren un temblor metafísico. El ser humano en el momento de sucumbir bajo el peso del enigma de la existencia.

El espectáculo del Teatro Real, con dirección escénica de Christof Loy y musical de Jerémie Rhorer, ha incorporrado a la actriz Rossy de Palma con el resultado de un artefacto muy irregular, se diría que muy poco trabajado y del todo inútil si se pretendía articular una función de una mínima coherencia. El público, que llegaba con la mejor disposición, salió al absurdo entreacto aburrido, a pesar de la brevedad de la humana voz de la amante abandonada. Ermonela Jaho ya sabemos que es una excelente cantante, muy poco ayudada aquí por ambos directores. Se vio obligada a deambular por un enorme escenario con un vago aire de loft en vísperas de una mudanza, y obligada también a gritar para imponerse al estruendo de la orquesta. Ni rastro del perfume francés de la partitura, gélido el tratamiento del drama, extraña la presencia de Rossy como la amiga que nada puede hacer, por la sencilla razón de que no aparece en la obra.

Al regreso del desconcertante entreacto es preciso soportar la extraña patochada, invención de Loy y de Rossy, quien recorre el proscenio arrastrando larga y espesa cola recitando caprichosamente con un apunte de reminiscencia almodovariana a la que algunos fans parecían dispuestos a entregarse. El breve bodrio es calificado de «exploración poética y teatral».

Con Malin Byström, la heroína de Schoenberg, los artífices del fallido invento recordaron por fin al espectador operófilo que se encontraban entre un coliseo lírico de primera categoría. Magnífica la cantante, apoyada esta vez por una dirección orquestal que desentrañaba magistralmente la música magistral, y un criterio escénico cuyas libertades brotaban de la obra misma. Pronto se olvidaron las dos piezas anteriores, un conjunto que dejaba la enseñanza de que los dípticos no se improvisan.

Comentarios en la prensa: 'La voz humana', 'La espera' y 'Silencio' en el Teatro Real

Rossy de Palma en Silencio (c) Javier del Real | Teatro Real

ABC 18/03/2024

Juego de damas en el Teatro Real, por Alberto González Lapuente

‘La voix humaine’, tra­ge­dia lírica con música de Fran­cis Pou­lenc, y ‘Erwar­tung’, monodrama compuesto por Arnold Schoen­berg, com­par­ten estos días esce­na­rio en el Tea­tro Real. Su pro­pósito es mani­fes­tar la sepa­ra­ción, la sole­dad y el sufri­miento. Así lo explica el direc­tor Christof Loy (…) Cuenta ahora con la cola­bo­ra­ción de las sopranos Ermo­nela Jaho y Malin Byström, como parte impres­cin­di­ble del espec­tá­culo, y tam­bién del direc­tor musi­cal Jéré­mie Rho­rer, cuya presentación madri­leña es otro ali­ciente inne­go­ciable. Hay que incluir en el reparto a Rossy de Palma quien se pre­senta como autora e intérprete de un monó­logo que trata de engar­zar los dos títu­los. Pero lo suyo está en otra dimen­sión, como se verá más ade­lante…

Por el momento surge la extraor­di­na­ria pro­gre­sión del sus­pense y la pre­ci­sión en el dibujo de dos per­so­na­jes ator­men­ta­dos en un entorno estrictamente coti­diano. (…)

Desde luego, obser­var a Ermo­nela Jaho sig­ni­fica avan­zar poco a poco en la deses­pe­ra­ción. En su inter­pre­ta­ción aún cabe una mayor pene­tra­ción en el per­so­naje pero es tanta la grandeza y cali­dad de la voz, tiene tanta enver­ga­ dura la cons­truc­ción que hace del per­so­naje, que el resul­tado deja en una posi­ción secun­daria cual­quier duda, inclu­yendo la pru­den­cia (…)

Malin Byström deja tras de sí un rastro inde­le­ble. Si Jaho, muy afín a ‘La voix huma­ine’, crece de forma pro­gre­siva, Byström lo hace enre­dada en una línea que­brada que coloca en per­ma­nente ten­sión la cer­teza y la duda. La per­tur­ba­dora impre­sión que surge de ambas lec­tu­ras debe mucho al apoyo que ofrece el direc­tor Jéré­mie Rho­rer (…)

Loy se carga de razo­nes ante dos obras maes­tras pero le cubre la som­bra de la duda frente al inserto de una lla­mada ‘explo­ra­ción poé­tica y tea­tral’ titulada ‘Silen­cio’ que inter­preta Rossy de Palma (…) La pre­sen­cia de Rossy de Palma podrá ser bene­fi­ciosa como ele­mento mer­ca­do­téc­nico, pero la gra­cia de la ‘explo­ra­ción’ es una mera fri­vo­li­dad a la esté­tica de Loy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

banner-calendario-conciertos

calendario operístico 2023