Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
anja-bihlmaierCrítica: Efusión y brillo relativo en la OCNE
argippo-europa-galante-cndmCrítica: Argippo en el CNDM. Agradable pasticcio vivaldiano
Por Publicado el: 01/04/2021Categorías: En vivo

Crítica: Un gozo, a pesar del trapo

EUSKADIKO ORKESTRA Y KUP TALDEA

Un gozo, a pesar del trapo

Fecha: 27-III-2021. Lugar: Sede la Euskadiko Orkestra, San Sebastián. Programa: Obras de Josquin Desprez (Gaude Virgo, Mater Christi), Nicolas Gombert (Mille regrets), Cristóbal de Morales (Kyrie de la mess ‘Mille regrets’), Jan Pieterszoon Sweelinck (Gaude et laetare), Gottfried August Homilius (Die mit Tränen säen), Ko Matsushita (Jubilate Deo), Zane Randall Stroope (The conversion of Saul), Tine Bec (Cantate Domino), Gabriel Fauré (Requiem en Re menor, Op. 48). Coro: Kup Taldea. Voces solistas: Jaurne Gaminde (soprano) y Juan Laborería (barítono). Organista: Alize Mendizabal. Maestro director y concertador coral: Gabriel Baltés.

kup-taldea

Kup_Taldea

Ofrecer un programa como el que, con gozo, se recoge en las líneas que siguen, un precioso y elegante repaso a la historia de la música desde el iniciático Renacimiento hasta nuestros días, es algo que ya, de por sí, merece especial agradecimiento, sobre todo ofreciendo obras llenas de colorido, expresividad y que demuestran cómo esta Europa -ahora convulsa- tuvo su ensamblaje a través de la música. Ello ha sido posible gracias a la sapiencia y conocimiento profundo de la historiología musical que atesora Gabriel Baltés, conocedor a la perfección las potencias su coro (31 voces) Kup Talea. Estamos ante una agrupación coral de cámara integrada por voces de exquisita elección y en la que la formación musical adquiere notas sobresalientes. Después de eso, que es la base, viene trabajo, trabajo y más trabajo, bajo la sutileza de las enseñanzas del Maestro Baltés, cuyas manos son la perfecta concreción y carecen de todo complejo de mariposas volanderas, como se da en otros casos. Así se llega a las metas internacionales donde este coro ha triunfado.

Palestrina (italiano), Vitoria (español) y Desprez (franco-flamenco) son la cumbre de la polifonía renacentista, y escuchar el Gaude Virgo, mater Christi de este último significa ya adecuar los sentimientos para entrar en el terreno de la felicidad sensorial auditiva. Y lo mismo ha de decirse con las obras breves de Gombert y de Morales, cuyo texto ‘Mille regrets’ hacia las delicias de nuestro Carlos I de Augsburgo, ya desde su juventud en Gante, obra ésta que fue conocida como la “Canción del Emperador”. Del neerlandés Sweelinck su salmo Gaude y laetare (de dos minutos de duración) el coro hizo un lujo de afinación y modulación en los pianos. ¡Qué decir de las refinadas fugas de las féminas en el Die mit Tränen saën de Homilius, compositor que fue todo un referente de exquisitez en el siglo XVIII, en pleno cambio hacia el barroco! Poderosa la semi escenificación (con las partituras en el suelo) en The conversión of Saul, dando fuerza a la tensión creada por Stroope para magnificar la figura de convulso Pablo de Tarso.

En los primeros meses de 1888 la parisina iglesia de La Madeleine tuvo lugar el grandioso evento de presentar el Requiem en re menor, Opus 48 del Gabriel Fauré. Una de las misas de réquiem más hermosas, más interpretadas por coro y orquesta. El compositor siempre estuvo pendiente del perfeccionismo de esta obra llegando a realizar hasta tres arreglos a la misma, introduciendo la voz del barítono en el sexto movimiento Libera Me. El romanticismo que domina toda la obra es realmente cautivador; tan es así que el propio compositor la denominó como “un arrullo de la muerte”, en la que la ternura humana está siempre presente cual despedida llena de afecto y de esperanza. El joven barítono Laborería va cogiendo fuerza y color en su tesitura (no le vendría mal una estancia larga allende nuestras fronteras) y nos dejó la emotiva entrega con la que cantó su famoso Hostias et preces tibi del Offertoire, su limpia pincelada de sutil color en el Libera Me. Del mismo modo llegó a conmover la pureza original de la vocalidad de la soprano Gaminde, en su dulcísimo Pie Jesu. Alice Mendizabal tuvo una impoluta y rotunda actuación al frente del órgano, contando con la asistencia, a su lago, tan solo para ayudarle al pase de páginas, del gran músico que es su esposo Andoni Sierra.

Una hora de concierto que supo a poco, aunque los tiempos no estén para otros encantamientos de los que tan necesitados estamos en el mundo de la cultura. Manuel Cabrera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa