Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimas 20 entradas

Últimos tuits de Beckmesser

Los trabajadores de la Filarmónica de Gran Canaria estudian hacer huelga cuando dirija Pedro Halffter
Premios líricos
Por Publicado el: 03/04/2008Categorías: En la prensa

Del barroco a Bizet

Minkowski en el Real
Del barroco a Bizet
Obras de Saint-Saëns, Canteloube y Bizet. A.S. von Otter, soprano. Les Musiciens du Louvre. M. Minkowski, director. Teatro Real. Madrid, 2 de abril
El Teatro Real ha comenzado la primavera con un ritmo de actividad que no debería perderse: “Tamerlano”, “Bajazet”, “Dessay” y ahora Anne Sofie von Otter con Les Musiciens du Louvre y Marc Minkowski. Creo que no escuchábamos en Madrid a von Otter (Estocolmo, 1955) desde 2002, cuando intervino en el ciclo de lied de la Zarzuela con un programa un tanto variopinto y claras muestras de declive. Los años no pasan en balde y las pérdidas vocales se han acentuado aún más. Interpretó varias de las “Canciones de Auvergne” de Canteloube con una puesta en escena propia de la experiencia de una gran figura, una musicalidad y un gusto intachable. Todavía hubo mucho que disfrutar en las páginas más suaves, aquellas en las que la orquesta se replegaba, como “La delaïssádo”. En cambio luchó infructuosamente para ser escuchada en otras con mayor exhuberancia instrumental, como “El cuclillo” o “Corre, perro, corre”. Se cambió bastante el orden del programa y, al colocar para su conclusión las suite de “Carmen”, muchos pensaron que era para dar oportunidad a la propina de la “Habanera”, pero no hubo regalo alguno.
Se trató simple y llanamente de terminar en punta y Minkowski lo consiguió. Su labor es admirable. Las manos, esta vez con una personal batuta, resultan de expresividad clarísima para la orquesta y moldean el sonido para que éste pase milagrosamente de los momentos más brillantes y vitales a los más líricos. Prueba de ello fueron las dos contrastadas propinas de “La Arlesiana”. Versiones trepidantes y arrolladoras, pero que no pierden lirismo y este equilibrio es algo muy difícil de conseguir. Sabe hacer música. El programa reunía más amenidad que enjundia, pero permitió disfrutar de la magnífica agrupación, en la que ya se combinan todo tipo de instrumentos para abordar cualquier repertorio. ¿Para qué constreñirse al barroco si los músicos saben tocar y se es un excelente director? Es lo que ha debido pensar Minkowski al cambiar de discográfica y lanzar su nuevo cd centrado en Bizet. Gonzalo Alonso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

banner-calendario-conciertos

Festival Santander

calendario operístico 2023