Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

250X250 EL BARBERILLO DE LAVAPIÉS BANNER
patricia-petibonTemporada de música clásica del Kursaal Eszena
escuela-superior-música-reina-sofíaProgramación 2019 Escuela Superior de Música Reina Sofía
Por Publicado el: 15/02/2019Categorías: Noticias

La Fundación Excelentia ofrece un programa conmovedor

fundacion-excelentia-mozart-schubert

Requiem de Mozart y Misa de Schubert en la Fundación Excelentia

El Auditorio acogerá el jueves 21 el Requiem de Mozart y la Misa de Schubert interpretadas por la Coral Excelentia y la Orquesta Santa Cecilia

La Fundación Excelentia muestra una vez más su compromiso con el arte y los valores humanos a través de un programa que abarca dos grandes composiciones: el Requiem de Mozart y la Misa n. 2 de Schubert. Ambas obras, tan monumentales como emotivas, podrán escucharse el jueves 21 en el Auditorio Nacional a las 19.30 h.

El director Kynan Johns, protégé de Lorin Maazel, se pondrá al frente de la Sociedad Coral Excelentia y la Orquesta Clásica Santa Cecilia, que contarán además con la participación de la soprano Gloria Londoño, el tenor Roger Padullés, la mezzosoprano Daniela Vladimirova y el bajo David Cervera.

Kynan Johns ha trabajado con más de 100 orquestas entre las que se incluyen la Orquesta de Israel, la Filarmónica de Rotterdam y la Orquesta de Cámara de Viena. Ha colaborado con el Covent Garden, dirigido en La Scala y trabajado junto a Maazel y Mehta durante cuatro temporadas en el Palau de Les Arts. Calificado por el New York Times como un director de brillante personalidad y con gran intuición para los cantantes, Johns ha dirigido óperas como Don Giovanni, Madame Butterfly, Luisa Miller, Don Carlos, La Bohème, Traviata o Fausto.

Puede adquirir sus entradas en la página de la Fundaciónacceda aquí -,  por teléfono en el 91 457 40 61 ó en el 91 458 30 89 o enviando un correo a la dirección reservas@fundacionexcelentia.org

Más sobre este concierto:
Como casi todos los años cuando se aproxima la Semana Santa, llega el Réquiem de Mozart, una de sus obras más enigmáticas y, sin duda, una de las más escuchadas y aplaudidas. En este caso la oportunidad la brinda la Orquesta Clásica Santa Cecilia y la Sociedad Coral Excelentia en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid, el jueves 21 de febrero a las 19:30. El director Kynan Johns, discípulo del genial Lorin Maazel, dirigirá ambas piezas y contará además con la participación de la soprano Gloria Londoño, el tenor Roger Padullés, la mezzosoprano Daniela Vladimirova y el bajo David Cervera.
El director Kynan Johns, habitual en los conciertos de Excelentia, ha trabajado con más de 100 orquestas entre las que se incluyen la Orquesta de Israel, la Filarmónica de Rotterdam y la Orquesta de Cámara de Viena. Ha colaborado con el Covent Garden, dirigido en La Scala y trabajado junto a Maazel y Mehta durante cuatro temporadas en el Palau de Les Arts. Calificado por el New York Times como un director de brillante personalidad y con gran intuición para los cantantes, Johns ha dirigido óperas como Don Giovanni, Madame Butterfly, Luisa Miller, Don Carlos, La Bohème, La Traviata o Fausto.
El misterio que gira alrededor del Réquiem de Mozart, desde sus intrigantes orígenes hasta su final póstumo, no diluye la fuerza del compositor en lo que se ha convertido en una de las obras clásicas más reconocidas de todos los tiempos. Los mitos que rodean el Réquiem de Mozart, su trabajo sin terminar, tienen una parte cruelmente real. Uno de los compositores más grandes del mundo murió escribiendo su propio Réquiem. El mismo Mozart fue el primero en comenzar a sacar conclusiones siniestras sobre el anónimo «hombre de mediana edad, serio e impresionante» que llegó a su puerta en julio de 1791, con un encargo para una misa de Réquiem.
Ya enfermo con un trastorno renal no diagnosticado, se imaginó que estaba escribiendo su propio Réquiem. Utilizando los modelos del dolor musical de Bach y Handel, y agregando nuevos colores orquestales con trombones, cuernos de basset y una sección continua de órgano y cuerdas bajas, creó una música que es única y desgarradora. El reconocido pianista de Mozart, Lili Kraus, habla del Réquiem del compositor: «no hay sentimiento, humano o cósmico, ni profundidad, ni altura que el espíritu humano pueda alcanzar, que no esté contenido en su música».
A lo largo de su corta vida (murió con 35 años), Wolfgang Amadeus Mozart realizó más de seiscientas creaciones de todos los géneros musicales, en su mayoría reconocidas como obras maestras de la música sinfónica, concertante, de cámara, para piano, operística y coral, logrando una popularidad y difusión universales. De todas ellas, la célebre Misa de Réquiem en re menor KV 626, más conocida simplemente como Réquiem, una de las 19 misas escritas por Mozart quien murió antes de terminarla en 1791 dejándola inconclusa, es una de sus obras más representativas. Tal vez por eso y porque muchos consideran que en realidad Mozart la creó pensando en su propia muerte, es la más conocida y la más interpretada. La tensión emocional, la belleza melancólica de los temas, especialmente el motivo inicial del primer movimiento, y la claridad orquestal de la ‘Sinfonía 40’ se subrayan en esta delicada y transparente obra del autor austriaco.
Pocas obras están tan pegadas a la leyenda como ésta. La forma en la que se gestó y el no haberse terminado alimentan el misterio que envuelve la última de las composiciones del genio de Salzburgo. La composición de la Misa Réquiem de Mozart está rodeada de una oscura fantasía que narra una extraña visita al compositor de un misterioso y tétrico desconocido para pedir el encargo para una Misa de Réquiem, en el verano de 1791; el nombre del destinatario no podía ser revelado. Mozart, obsesionado con la idea de la muerte desde la de su padre, debilitado por la fatiga y la enfermedad, muy sensible a lo sobrenatural por su vinculación con la francmasonería e impresionado por el aspecto del enviado, terminó por creer que éste era un mensajero del Destino y que el Réquiem que iba a componer sería para su propio funeral atormentando sus últimos días de vida.
La Misa Número 2 en Sol Mayor, que completa el programa del día 21, una de las varias que compuso Schubert, está dentro de la tradición de las grandes obras para solistas y coro, hay en ella una profunda dulzura y es sin lugar a dudas una hermosa forma de expresar sentimientos, no únicamente los religiosos sino hasta los de los grandes ideales. Toda la obra de Schubert es delicada, profundamente contradictoria y de gran belleza. Fue un compositor muy original con una influencia muy fuerte de Beethoven.
La Fundación Excelentia es una fundación privada sin ánimo de lucro que desarrolla sus actividades en el campo de la cultura. Nace para contribuir a la promoción del patrimonio lírico-musical e impulsar la creación y representación de las artes musicales en todas sus variedades adoptando y aunando las iniciativas necesarias para que se cultiven en libertad y perfeccionamiento permanentes. Son objetivos primordiales de la Fundación la difusión y divulgación de la música y el cultivo de nuevos valores musicales. Entre sus actividades fundamentales se encuentra la organización del Ciclo de Conciertos Excelentia que tiene lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid. Promocionando este ciclo la Fundación pretende acercar la música de calidad a todos los públicos con un amplio repertorio.
Además de su apuesta por hacer llegar la música clásica y otras músicas a todo tipo de públicos en distintos lugares de España, la Fundación tiene un fuerte compromiso social y por eso organiza también seminarios, mesas redondas, simposios, conferencias, concursos y cualquier otro tipo de reuniones sobre los temas que constituyen los objetivos de la Fundación. Así mismo, y para el mejor cumplimiento de sus objetivos, la Fundación Excelentia desarrolla un fuerte proyecto educativo que incluye conciertos pedagógicos para niños, ayudas para la formación musical, cursos de música para niños y conciertos benéficos. En su búsqueda comprometida a través del arte y consciente de que la música es un lenguaje para la paz, la Fundación Excelentia desea transmitir a través de su trabajo los valores universales de la armonía y la escucha que tanto ennoblecen al ser humano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banner-liceu-flauta-magica-22

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-festival-de-granada-22