Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

El Festival de Verbier premia a Alfredo Ferré
Recuerdo de dos grandes amores: Pavarotti y Solti
Por Publicado el: 07/09/2017Categorías: Noticias

Gould vuelve a la vida con sus Variaciones

Gould vuelve a la vida con sus Variaciones

La industria de grabación del siglo XX ha sido testigo de cómo las estrellas se convertían en leyendas, y algunos álbumes en iconos de la cultura popular. La primera grabación de las Variaciones Goldberg de Bach —que Glenn Gould completó en solo cuatro días y publicó en enero de 1956— se convirtió en uno de los álbumes clásicos de todos los tiempos y en uno de los iconos de la historia del disco de vinilo. Este lanzamiento registra los eventos que se desarrollaron en el estudio de Columbia Records entre el 10 y el 16 de junio de 1955, cuando el pianista canadiense de 22 años grabó su álbum debut para Columbia Masterworks.

Una vez editada la cinta original del LP, las diez cintas magnéticas restantes pertenecientes a las sesiones de grabación fueron guardadas en el archivo de Columbia Records. Allí permanecieron, intactas y olvidadas durante más de 60 años, mientras Gould continuaba su carrera no solo como pianista (tanto en el estudio como en el escenario) sino también como compositor, escritor y locutor de radio y televisión, consagrándose rápidamente como uno de los artistas más carismáticos del siglo XX, mientras el mundo cambiaba de forma drástica: del mono al estéreo, de la grabación analógica a la digital, de los LP pasando por los cassettes y CD a las descargas digitales y la escucha en streaming, a la vez que las compañías de discos eran compradas y reestructuradas y los archivos eran con frecuencia trasladados.

Desde el 1 de septiembre de 2017, con el lanzamiento de Glenn Gould: The Goldberg Variations – The Complete Unreleased Recording Sessions, por primera vez es posible acompañar a Gould en el estudio Columbia junto a su productor Howard Scott y el ingeniero de sonido Fred Plaut para poder escuchar cómo se forjó una de las grabaciones más famosas del mundo; desde la primera nota que se escuchó en la mañana del 10 de junio de 1955 hasta la famosa última toma del Aria que se tocó alrededor de las 11 de la noche el 16 de junio, una toma que aseguraría la fama inmortal de Gould.

Con este lanzamiento se pretende documentar el proceso de grabación al completo desde el punto de vista del sello discográfico y preservarlo para la posteridad. Pretende ofrecernos a nosotros —y a las generaciones futuras— la oportunidad de estar presentes en el nacimiento de uno de los álbumes más legendarios en la historia de la música, profundizando en el proceso de grabación analógico que ahora es parte del pasado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023