Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Monaco-GiancarloGiancarlo Del Monaco: "Soy hijo del teatro de los años sesenta o setenta"
alexander-liebreichAlexander Liebreich: “Serviré a la Orquestra de València con mi conocimiento y experiencia”
Por Publicado el: 15/05/2021Categorías: Entrevistas

Joan Matabosch: “Me la he jugado, pero había una red de seguridad, y no estaba solo”

Joan Matabosch: “Me la he jugado, pero había una red de seguridad, y no estaba solo”

El director artístico valora la concesión del premio al coliseo como mejor templo lírico del mundo en los International Opera Awards, sin duda una de las grandes noticias de la semana

Incombustible e infatigable Joan Matabosch le ha echado horas y cintura, como él dice, a su labor durante la pandemia (y antes también, lo subrayamos) en el Teatro Real, distinguido como mejor coliseo de ópera del mundo en 2019. Lo avalan grandes producciones de ese año como “Falstaff” (Verdi),Idomeneo, re di Creta(Mozart),Je suis narcissiste”, (Raquel García-Tomás), “Capriccio”, (Richard Strauss),  “Il pirata”, (Bellini) y “El oro del Rhin(Wagner).

Joan-Matabosch

Joan Matabosch

-¿Qué tiene el Real para ser el mejor teatro de ópera del mundo? Enfrente tenía a teatros de primer nivel como la Royal Opera House o la Monainne/De Munt de Bruselas.

-Lo importante aquí es que haya quedado claro que el Teatro Real juega en la primera división internacional. Lo de ser considerado el primer teatro está fenomenal y lo agradecemos mucho a los International Opera Awards, pero estas valoraciones siempre son relativas y opinables. Lo que ya no es opinable es que estamos dónde estamos.

-¿Ha sido clave el tesón mostrado por levantar el telón, el remar juntos y la cintura, de la que ha hablado siempre para alzarse con el premio?

-En la concesión del premio a la actividad a lo largo de 2019 ha sido clave la ambición del proyecto artístico del Teatro Real, su apertura a nuevos repertorios, la calidad extraordinaria de su programación y su importancia creciente como centro de producción internacional del máximo nivel. El tesón mostrado por levantar el telón no ha tenido que ver con el premio porque la pandemia estalló en Europa ya en 2020. Sin embargo, en la gala se habló repetidamente de la voluntad del Teatro Real de mantener su actividad a pesar de la pandemia, y del protocolo sanitario que se ha aplicado para hacerlo posible.

-La distinción, claro está, es por la programación de 2019. Pero el esfuerzo enorme -subrayado en medios internacionales- realizado en 2020 cree que ha podido ser clave o definitivo a la hora de distinguir al Real.

-No, porque el premio no tiene nada que ver con la pandemia porque se refiere al año 2019 y la pandemia estalló en Europa en 2020. Cuando estalló la pandemia ya se había adjudicado el premio, solo que no se había anunciado. Otra cosa es que en la gala se mencionara el esfuerzo del teatro por mantenerse abierto.

-¿Se la ha jugado Joan Matabosch?

Me la he jugado muchas veces en mi vida, pero siempre con un plan alternativo que se podía poner en práctica automáticamente si la coyuntura no permitía llevar a cabo lo que, sin duda, era la mejor opción para la institución. Me la he jugado, pero aunque no se viera había una red de seguridad. Además, no me la he jugado en solitario. Se han hecho las cosas impecablemente porque ha habido un presidente como Gregorio Marañón, que ha sintonizado con la misma visión; y porque el director general, Ignacio García-Belenguer, ha luchado con toda su energía para solventar escollos a veces muy complejos. Y, desde luego, porque los trabajadores, artistas, patrocinadores e instituciones públicas han remado en la misma dirección.

-¿Se ha convertido en ejemplo y símbolo?

-Seguramente, pero eso no lo tiene que decir el director artístico del Teatro Real.

-Ser considerado el mejor y hacer historia implica un desafío. Como tiene pocos… ¿Qué asignaturas pendientes tiene el coliseo?

Tiene numerosas asignaturas pendientes porque su historia está plagada de incidentes que han condicionado no solamente su programación, sino incluso su viabilidad. Un teatro que a lo largo del siglo XX ha estado más de setenta años cerrado tiene necesariamente muchos deberes por hacer. Estamos encantados con la excelencia y la ambición que hemos acabado por lograr, pero sería ingenuo no reconocer que queda mucho por hacer.

-Sea más concreto…

El Real tiene el reto de mantenerse en esta posición privilegiada en la que lo ha situado el premio con una programación ambiciosa y de la máxima calidad.

-La programación de la nueva temporada tiene que estar a punto de ver la luz…

-Desde luego, pero el anuncio de la nueva temporada debe seguir el protocolo preceptivo de presentaciones a las instancias rectoras de la institución. Y hasta culminar este proceso no puedo comentar nada al respecto. Eso sí, después podemos dedicarle tantas páginas como desee. Ya verá que las va a merecer.

-Por no hablar del broche de la  temporada, una “Tosca” que lo tiene todo y a todos.

-Tiene a un director musical excepcional como Nicola Luisotti y a un excelente montaje de Paco Azorín procedente del Gran Teatre del Liceu, un ejemplo de colaboración institucional. Y un elenco de cantantes espectacular con nombres como los de Sondra Radvanovsky, Maria Agresta, Anna Netrebko, Joseph Calleja, Michael Fabiano, Yusif Eyvazof, Jonas Kaufmann, Carlos Álvarez, Gevorg Hakobyan y Luca Salsi, entre otros.

-Con el cierre generalizado de teatros internacionales el Real tiene todas las papeletas para hacer doblete el año que viene…

-Sería menos gratificante ser el mejor en una convocatoria en la que casi pueden otorgarte también el premio a único teatro. No tendría sentido aspirar al mismo premio en dos ediciones consecutivas. No sería compatible con el espíritu de la convocatoria.

-Placido Domingo vuelve a cantar en España este verano. ¿Le hubiera gustado que uno de los escenarios fuera el Teatro Real?

-Estamos en ello. Él mismo decidió cancelar su participación en «La Traviata» la temporada pasada para no perjudicar al Teatro Real, cosa que le honra. Y me parece estupendo que también cante en otros escenarios como el Auditorio Nacional. Todo llegará.

-A la ópera va descubrir, ha dicho. ¿Qué ha descubierto en este último año?

-Cada dramaturgia adecuada de un director de escena te permite descubrir aspectos nuevos de las obras. Y lo mismo cuando hay grandes intérpretes, en lo musical y en lo vocal. Por ejemplo, la puesta en escena de «Peter Grimes» ilumina sobre la ausencia de culpabilidad del personaje respecto a las acusaciones que se le hacen, muy en sintonía con lo que propone Britten en su partitura. Gema Pajares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banners_xarxes_wozzeck_250x250_cast

Calendario de conciertos en España

banner-version-digital-lago-cisnes

calendario de representaciones operísticas por Europa