Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Sueños de colores y melodías
Temirkanov: Fulgurante espectro sonoro
Por Publicado el: 14/05/2016Categorías: Crítica

OBS y Onofri: Lección de retórica y de afectos

Una lección de retórica y de afectos

ORQ. BARROCA DE SEVILLA 

Programa: Una gala barroca en Londres. Obras de G. F. Haendel y F. Geminiani. Soprano: Roberta Invernizzi. Violín y director: Enrico Onofri. Lugar: Teatro de la Maestranza. Fecha: Jueves, 12 de mayo. Aforo: Tres cuartos. 

OBS Onifri

Para cualquier teatro del mundo resultaría un auténtico regalo disponer en su ciudad de un conjunto de la calidad de la Orquesta Barroca de Sevilla. Por ello resulta inexplicable la escasa presencia de la OBS en el Maestranza hasta estos tiempos y por ello mismo hacemos votos por que la situación cambie en breve. 

Y la prueba de que sería una apuesta sobre ganador bien puede ser el concierto de anoche, en el que se volvió a producir la maravillosa sinergia entre la OBS, en su formación extendida, y Enrico Onofri. Nunca suena la orquesta tan empastada y con tan gran riqueza de colores como cuando se pone a su frente este violinista de Ravenna, capaz de extraer del grupo sevillano toda una paleta de recursos expresivos cargados de significación. En la primera intervención instrumental imprimió una fuerte acentuación sobre el ritmo apuntillado, para luego recoger la articulación y matizar el fraseo de las cuerdas. Si aquí fue la luminosidad tímbrica la nota dominante, en otras ocasiones (Larghetto del HWV 321, o el recitativo orquestal Che sento) Onofri apostó por sonoridades densas y oscuras de fuerte carga dramática en las que los músicos de la OBS lograron momentos de enorme belleza. Y como violinista dejó nueva prueba de su maestría en sus pasajes a solo llenos de fantasía ornamental. 

A Invernizzi se le puede achacar falta de metal en el timbre, un punto mayor de penetración, pero a cambio hay que descubrirse ante su capacidad expresiva, impresionante en unos lamentos llenos de patetismo sin exageraciones. Con dominio total de los reguladores, dio muestra también de su agilidad y su coloratura. ANDRÉS MORENO MENGÍBAR

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa