Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
dominique-meyerDominique Meyer deja Viena antes de tiempo
aaron-zapicoAaron Zapico dirige la Orquesta RTVE
Por Publicado el: 29/10/2019Categorías: Noticias

Paolo Isotta: “Es verdad, Grigòlo acosa, pero al oído”

Paolo Isotta: “Es verdad, Grigòlo acosa, pero al oído”

Grigolo y Yoncheva en el Met

El crítico Paolo Isotta expresa su desconcierto ante las actuaciones de Vittorio Grigolo, recientemente acusado por abuso sexual

“Es verdad: Grigòlo es un acosador, pero del oído”, escribe el crítico Paolo Isotta para el diario ‘Il fato quotidiano’.  “Bala, lloriquea, no respeta el ritmo. Sus actuaciones parecen más bien caricaturas que interpretaciones. Siento el parecido con Pavarotti o Gigli”.

Explícito al comienzo de su crítica, Isotta indica que si fuesen adecuadas, sus capacidades como cantante podrían justificar su presencia en los escenarios: “No veo por qué un artista, que es un trabajador autónomo, debe ser excluido de manifestar su arte porque sus conductas eróticas sean vulgares o censurables”. Mientras los escenarios no sean un escaparate de comportamientos radicales o que fomenten el odio, no deberán mirarse como centros educativos, repite Isotta.

Con motivo de los últimos casos de acoso o abuso sexual que incumben al mundo de la música clásica, Paolo Isotta recupera el último en los titulares: el cese e investigación del tenor Vittorio Grigòlo por haber abusado de una cantante del coro sobre el escenario. El crítico acudió a Youtube, donde abundan vídeos del cantante: “Me parece comprensible que uno, con esa forma de moverse cuando está en el centro de atención dirigiéndose al público, tenga una visión distorsionada de sí mismo y la relación con el público. Aunque me parece exagerado impedirle cantar por haberle puesto la mano en el culo a una corista”.

Pero los motivos por los que debería vetarse su actuación trascienden lo que haga con sus manos: “si fuese un director de orquesta que acepta dirigir una ópera en la que él participa, me avergonzaría su falta de dignidad. Me avergonzaría de él. Hace lo que le interesa, le pagan y nadie se preocupa por la música. Hoy, directores de orquesta de su nivel abandonan”.

Para aquellos que piensan que exagera, Isotta acompaña su reflexión con  una lista de vídeos en la que Grigòlo, Beniamino Gigli y Tito Schipa interpretan la romanza de ‘L’Elisir d’amore’ ‘Una furtiva lagrima’.

Lea aquí el artículo original, donde puede ver también el resto de vídeos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa