Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck
mario-del-monacoMario Del Monaco: el último divo absoluto
maria-dolores-gaitanMaría Dolores Gaitán: “Concibo el Festival de Piano del Guadalquivir como un recipiente creativo”
Por Publicado el: 21/09/2020Categorías: Entrevistas

Piotr Beczala: “La ópera es una obra de arte total y hay efectos visuales que triplican el efecto sobre la audiencia”

Piotr Beczala: “La ópera es una obra de arte total y hay efectos visuales, como el maquillaje, que triplican el efecto sobre la audiencia”

El tenor manifiesta su opinión respecto a la llegada del streaming, la nueva normalidad y el maquillaje en el teatro con motivo de su vuelta a los escenarios

Piotr Beczala

“Nunca me enfado por cosas sobre las que no tengo control”, explica Piotr Beczala en una entrevista para el diario Aargauer Zeitung cuando el periodista, Christian Berzins, se sorprende por la aparente tranquilidad con la que el tenor ha pasado el confinamiento. “Cuando se canceló la Aida en Nueva York recibí otras invitaciones para nuevas producciones”, subraya. En su lugar, el cantante actuará en su Polonia natal como Werther entre noviembre y diciembre de 2020, y mantiene compromisos con la Ópera de Viena y la de Berlín.

El confinamiento fue tranquilo, indica, resignado ante la cancelación de los espectáculos de su agenda inmediata a causa de la pandemia. Pero también fue un reto que el tenor remarca que hay que saber afrontar.

En un paralelismo entre la vida y la profesión del cantante, la incertidumbre es una constante en su desarrollo que fuerza a tomar elecciones con conciencia sobre lo que sí se puede hacer y, sobre todo, sobre lo que no: “Al principio de mi carrera, en el años 2000, apenas era consciente del futuro, cantaba aquí y allá, con compromisos a dos años vista. Ahora no. Pienso mucho en lo que quiero, en mis límites. El arte del canto y las emociones pertenecen al mundo del escenario y el calendario debe construirse con la mayor racionalidad posible. Si te dejas llevar por impulsos emocionales, pagarás por ello”. Sin embargo, el tenor defiende igualmente la importancia de los riesgos, “cada actuación lo es”, apunta, y no deben evitarse.

Uno de sus deseos, confiesa, es el papel de Otello de Verdi, “un papel que me atrae porque es muy interesante en términos vocales y psicológicos”, destaca, pero que se ha vuelto polémico por el uso del maquillaje para oscurecer la piel del protagonista. En opinión de Beczala, “es ridículo que ya no pueda usarse maquillaje para Otello en un teatro, igual que lo sería no resaltar los ojos rasgados de Cio-Cio San en Madama Butterfly. Por supuesto que la música sigue siendo la misma pero la ópera no solo es música, es una obra de arte total, así que los efectos visuales triplican el efecto sobre la audiencia. Esto incluye la piel negra de Otello, porque lo visual enciende la magia de las emociones”. Además, precisa, el color de la piel de este personaje es determinante para entenderlo “Otello tuvo que trabajar tres veces más porque era negro. Es una lástima que nos olvidemos de los motivos y nos quedemos en lo superficial. En la ópera cada elemento cuenta”.

Con el confinamiento y la llegada de la llamada ‘nueva normalidad’, el tenor acentúa dos factores que necesitan repensarse: los ensayos y el streaming. Sobre el primero, Beczala se posiciona en la misma línea que su compañero Jonas Kaufmann, que defendió que el tiempo de ensayo es demasiado largo para los cantantes: “Todos los cantantes estamos de acuerdo. Hay que diferenciar entre una producción como La Bohème, más sencilla, que puede llevarse a escena en dos semanas, y otra como Los maestros cantores de Núremberg, para la que yo sacrificaría 4 ó 5 semanas. Por otro lado, me interesa parcialmente el contenido que revisa un director sobre los movimientos más simples que debo hacer actuando. Conozco bien el papel y, aunque por supuesto que un director debe decidir sobre lo que quiso el compositor, yo me comprometo con la ópera, no con sus versiones. Si un periodo de ensayos supera las cinco semanas, el teatro está mal organizado o el concepto está tan alejado del original que es mejor no aceptarlo».

Por otro lado, el tenor comprende el auge del streaming cuando no había posibilidades para los espectáculos en vivo, pero defiende el valor irreemplazable de la música en vivo: “Los artistas no debemos permitir que esto se vuelva normal, debemos dejar claro que esta solución está hecha para la transición. Tan pronto como regrese la normalidad, debe detenerse”.

El oscurecimiento de la piel a la hora de interpretar ciertos personajes – como Aida u Otello – ha vuelto al primer plano gracias al movimiento Black Lives Matter. El año pasado, Tamara Wilson compartió su incomodidad al tener que usar este maquillaje en su actuación como Aida en el Festival de Verona: “Que sea lo normal no significa que esté bien”, comentó en redes sociales. La soprano se negó desde el día de su debut sin éxito y llegó a plantearse cancelar su última actuación si no se le dejaba actuar sin oscurecerse la piel.

Esta técnica, conocida como ‘blackface’ fue eliminada en la caracterización del Otello que se puso en escena en el Metropolitan en 2015 y otras compañías, como la Ópera de Canadá, la Ópera Nacional de Washington y la Sinfónica de Atlanta, programan únicamente a cantantes negros para protagonizarla.

En Europa, la Ópera de Viena y la Bayerische Staatsoper han prescindido también de este maquillaje, mientras que la Royal Opera House ha optado por el moreno.

Lea la entrevista completa en este enlace.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
banner-festival-pollença-bezuidenhout
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23