Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Nott con Bamberg: los difíciles equilibrios
Hamburgo: una Elektra poco brillante
Por Publicado el: 13/10/2015Categorías: Crítica

Vasco da Gama: Meyerbeer brillante, próximo al original

VASCO DA GAMA (G. MEYERBEER)

Deutsche Oper de Berlín. 11 Octubre 2015

La ópera Vasco da Gama, de Giacomo Meyerbeer, no es otra que la siempre conocida como L’Africaine. Ocurre que esta opera se estrenó al año siguiente de la muerte del compositor, quien había trabajado en la partitura precisamente con el título de Vasco da Gama. Sin embargo, el estreno en París en 1865 tuvo lugar bajo el título de L’Africaine y desde entonces siempre se la ha conocido por ese título.

L'AFRICAINE. BERLIN DO-000
Escena

No cabe duda de que Giacomo Meyerbeer es un compositor fundamental en la historia de la ópera durante el siglo XIX, auténtica referencia en la Gran Opera Francesa. Sin embargo, eso no ha impedido que haya caído en el olvido en los últimos 50 años y sean escasas las oportunidades que se ofrecen de ver algunas de sus óperas. Todo parecería indicar que cualquier resurrección de las óperas de Meyerbeer tendría que venir de Francia y más concretamente de la Ópera Nacional de París, pero esto no es así. Aparte de algunas iniciativa aisladas, entre las que destacaría este año unos Hugonotes en Niza y La Juive, que se podrá ver en Lyon y en el Festival de Munich, todo parece indicar que quien ha decidido resucitar las óperas de Meyerbeer es precisamente la Deutsche Oper de Berlín. Ya el año pasado nos ofreció una versión en concierto de Dinorah y este año lo hace con La Africana, en una nueva producción escénica y con un reparto de altos vuelos. Parece ser que en los dos próximos años seguirán Hugonotes y El Profeta, lo que parece una magnífica noticia. Lo cierto es que el olvido de Meyerbeer más parece deberse a programadores de teatros que a los gustos del público, con quien poco o nada se cuenta.

Quiero recordar que La Africana se pudo ver hace dos años en La Fenice de Venecia (con Gregory Kunde como Vasco de Gama), pero hay una notable diferencia entre las versiones ofrecidas por los dos teatros. En Venecia se vio una versión muy recortada de la ópera, cuya duración musical quedó por debajo de las tres horas de duración. En Berlín hemos asistido a una versión mucho más completa, aunque no haya sido la versión integra de la ópera, pero hemos tenido casi una hora más de música que en la versión de Venecia. Por si a alguno le interesa, les diré que la versión completa todavía supondría algo más de media hora adicional.

L'AFRICAINE. BERLIN DO-001

Escena

Para la ocasión la Deutsche Oper ha encargado una nueva producción a la directora de escena búlgara Vera Nemirova, cuyo trabajo me ha resultado atractivo en muchos momentos, con un balance positivo. La producción está basada en una escenografía ingeniosa de Jens Kilian, que utiliza hábilmente unos cuantos elementos escénicos. En el primer acto nos ofrece una pared con un mapamundi, que en la escena del Consejo y en las siguientes pasará a ser el suelo de la plataforma donde se desarrolla la escena, volviendo de manera incomprensible a la primera escena para el segundo acto, el de la prisión de Vasco, que ofrece un escenario exactamente igual que el de la primera escena en la mansión de Inés. Unos elementos oblicuos y altos hacen las veces de velas para el barco y también sirven para cerrar la escena en los últimos actos. La acción se trae a tiempos modernos, lo que algunas veces chirría, pero no tanto. El vestuario de MarieThérèse Jossen resulta atractivo tanto para los occidentales como para los nativos africanos. Buena también la iluminación de Ulrich Niepel.

La dirección escénica de Vera Nemirova tiene sus aportaciones personales, que no dejan de ser discutibles, pero funciona bien en su conjunto y, generalmente es respetuosa con libreto y música. En la escena inicial hay toda una serie de barcos de papel, que no son sino ensoñaciones de Inés, enamorada de Vasco. Está bien resuelta la escena del consejo, aunque llama la atención la presencia de prebostes eclesiásticos en tiempos modernos. La mayor “originalidad”de Vera Nemirova es ofrecer en el arranque del tercer acto, es decir en plena travesía hacia las Indias, la boda de Inés y Don Pedro, con presencia de un coro de mujeres vestidas de manera bastante cómica, y unas cuantas monjas que obligan a Selica a vestir su hábito. A continuación el coro de marineros no es sino la celebración de la boda. La otra aportación de Nemirova es que los piratas recuerdan mucho a los asaltos del Mar Rojo por grupos fundamentalistas islámicos, lo que tampoco está mal traído en los tiempos modernos en los que se desarrolla la ópera. Los dos últimos actos funcionan bien, utilizando videos en la escena final.

L'AFRICAINE. BERLIN DO-002

Escena

Enrique Mazzola parece haberle cogido gusto a dirigir óperas de Meyerbeer. Fue él quien dirigió la versión concertante de Dinorah hace ahora un año y vuelve a hacerlo ahora con Vasco da Gama. Su dirección ha sido efectiva y convincente. Ha podido faltar mayor inspiración en los pasajes más intimistas, pero los conjuntos, tan importantes en las óperas de Meyerbeer, fueron resueltos de manera siempre brillante. La Orquesta de la Deutsche Oper tuvo una notable actuación, claramente mejor que en Nozze di Figaro. A destacar también el estupendo Coro de la Deutsche Oper, que siempre es un placer escuchar y más en una ópera tan exigente para ellos.

Roberto Alagna fue Vasco da Gama y tuvo una buena actuación, cantando con entrega y convicción a lo largo de la representación. Había habido avisos de indisposición en representaciones anteriores, que no se repitieron en esta ocasión. No obstante, encontré a Alagna algo incómodo en las notas altas, dando la impresión de que no estaba en plenas facultades. No es que tuviera problemas para darlas, sino que no salían con la claridad habitual en él y procuraba cortarlas pronto. En cualquier caso, fue un lujo poder contar con él en esta ocasión.

La también francesa Sophie Koch fue Selica y lo hizo francamente bien, con una voz importante y bien timbrada en el centro y buenas dosis de expresividad, acompañada de desenvoltura escénica y una figura atractiva. Únicamente, mostró alguna debilidad en las notas más altas, ya que ella es una pura mezzo soprano y Selica anda también a medio camino entre las dos cuerdas femeninas.

L'AFRICAINE. BERLIN DO-003

Roberto Alagna y Sophie Koch

Nino Machaidze fue Inés y me resultó más adecuada vocalmente que Jessica Pratt en Venecia. El timbre oscuro de la soprano georgiana la hace muy adecuada para el personaje, que requiere más que una soprano ligera. Le acompaña también una voz de calidad y una figura atractiva, aparte de su expresividad. Siempre la he encontrada un tanto destemplada en la zona alta, lo que se ha repetido en esta ocasión.

El barítono alemán Markus Brück fue un estupendo Nelusko. Este barítono es muy habitual en la Deutsche Oper de Berlín, cuyas actuaciones son siempre estupendas, mientras que se prodiga poco fuera de Alemania, lo que es una pena. Ofreció una voz pastosa y amplia, cantando con gusto y resultando un intérprete magnífico.

En los papeles menos importantes, Andrew Harris fue un Don Diego modesto, de voz poco atractiva. El barítono Seth Carico mostró una voz de poco interés en la parte de Don Pedro, aunque lo hizo de manera convincente en escena. El tenor Clemens Bieber fue un adecuado Don Alvar. Insuficiente el Inquisidor de Dong-Hwan Lee. Irene Roberts lo hizo bien en la parte de Anna. De escaso interés el Sumo Sacerdote de Alexei Botnarciuc.

L'AFRICAINE. BERLIN DO-004

Nino Machaidzde

El teatro ofrecía una ocupación de cerca del 90 % del aforo. El público se mostró muy calido con los artistas, no faltando vítores a los cuatro protagonistas.

La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 4 horas y 47 minutos, incluyendo dos intermedios. Duración musical de 3 horas y 40 minutos. Siete minutos de aplausos.

El precio de la localidad más cara era de 130 euros, costando la más barata 41 euros. José M. Irurzun

Foto: Bettina Stöss

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23