Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Lecciones a aprender
Escritos musicales
Por Publicado el: 15/02/2007Categorías: Artículos de Gonzalo Alonso

Amigos de la ópera I

Amigos de la ópera I
Corren tiempos difíciles para las asociaciones de amigos de la ópera. Durante décadas fueron quienes hicieron posible el mantenimiento y el crecimiento de la afición en muchas ciudades. Así en Madrid, Bilbao, Oviedo, La Coruña, Las Palmas, Tenerife, Sabadell… Habitualmente capitaneados e integrados por una parte de la sociedad influyente social y económicamente, consiguieron de las instituciones públicas el soporte financiero para llevar a cabo una tarea llena de ilusiones y esfuerzos.
Pero los tiempos cambiaron, se abrieron nuevos teatros y se reformaron otros, ampliando las posibilidades técnicas, escénicas y orquestales para ofrecer en mejores condiciones el “espectáculo total”, pero naturalmente esto ha traído como consecuencia unos mayores requerimientos organizacionales y presupuestarios de las asociaciones a los que, en ocasiones, no pueden hacer frente. Los problemas has surgido en todas éstas, explicitándose de una u otra forma. Así la breve temporada de La Coruña casi llegó a ser superada por el Festival Mozart con programaciones anunciadas –luego suspendidas- de “El buque fantasma” o “Falstaff”-, en Tenerife con escasos medios y no demasiada afluencia de público, en Las Palmas con un encaje entre temporadas, Festival Internacional y programación del reformado Teatro Pérez Galdós, que se reabrirá en abril, aún por determinar y con bastantes enfrentamientos personales que lo dificultan.
Hay políticos con excesivas ganas de tomar las riendas y sustituir a una iniciativa privada que ha sido fundamental y aún puede serlo mañana, si se logra el adecuado pero difícil equilibrio. Éste funciona relativamente en Madrid, cuya veterana asociación colabora eficazmente con el Real y ha encontrado nuevas ramas de actividad. La resistencia social al cambio es amplia, máxime cuando en algunos puntos como Bilbao u Oviedo, casi tienen el peso de los clubes de fútbol. Pero si su presencia es necesaria también lo es el cambio, porque cada vez es mayor la financiación pública y han de encontrarse soluciones satisfactorias para unos y otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa