web analytics

Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. Ángel Díez González

    Estoy totalmente de acuerdo en que al Auditorio le falta, desde el principio, una sala de ensayo para la orquesta, algo que se detectó durante su construcción, en la que intervine muy directamente como responsable de la obras por parte del Ministerio de Cultura (INAEM).
    En relación con lo que al respecto se comenta en el artículo, debo decir que desconozco cual fue la responsabilidad (o, si se prefiere, “la culpa”) de López Cobos (con quien pese a coincidir casi cuatro años en Cultura, y ser zamorano como, apenas si tuve relación), pero sí me consta que García de Paredes luchó con insistencia por ella.
    En mi libro de reciente publicación, CRONICA DE LA RECUPERACIÓN DEL TEATRO REAL PARA TEATRO DE OPERA:1988-1997 (Fundación Esteyco, Diciembre de 2017, páginas 46 y 47) explico el motivo (brevemente, puesto que no es el objeto principal del libro), aclarando que el Auditorio ocupaba en planta la totalidad del solar de que se disponía y, además, agotaba el todo el volumen edificable permitido por las Ordenanzas Municipales, por lo que no había posibilidad de construir tal sala ensayo , bien fuera encima de la sala sinfónica (como se ha hecho, por ejemplo en el Teatro Real con la sala de ensayo de puesta en escena), bien en la zona abierta posterior existente entre el propio edificio el Auditorio y la calle Suero de Quiñones.
    Me consta que García de Pareces luchó insistentemente por ello (aunque ciertamente con nulo resultado) y que lo trató en varias ocasiones con los responsables municipales; pero en todo caso tanto para aumentar el volumen edificable como para ocupar el espacio público de la parte posterior, hubiera exigido la tramitación de un Plan Especial y la modificación puntual del Plan, algo que los responsables municipales no estaban muy por la labor, precisamente en una época en que las relaciones entre el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento no eran las mejores (pese al ser del mismo signo político) pues incluso el entonces concejal de Urbanismo Jesús Espelosín (que por aquella época mandaba mucho) amenazó con cerrar el Teatro de la Zarzuela y el Real, por incumplimientos graves de la normativa de protección contraincendios.
    Como bajo rasante tampoco era posible construir tal sala de ensayo, puesto que lo impedía también la normativa de protección contraincendios, al final se quedó sin hacer lo que, ya entonces, se veía que era algo absolutamente necesario.
    Espero que este breve comentario sirva para aclarar algo esta cuestión.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Beckmesser 1992-2004-2012