Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
París bien vale una misa
UNA ARDUA CUESTIÓN LUMÍNICA
Por Publicado el: 06/02/2012Categorías: Crítica

Ciclo de la OCNE: la juventud al poder

Ciclo de la OCNE
La juventud al poder
Obras de Satie, Beethoven, Shin y Wagner. Rafal Blechacz, piano. Leticia Moreno, violín. Orquesta y Coro Nacionales de España. Josep Pons, director. Auditorio Nacional. Madrid, 4 de febrero.
El ciclo “Paris 1900” ha traído al escenario de la OCNE dos artistas de la misma edad, nacidos en 1985, que gozan ya de amplio prestigio. Rafal Blechacz obtuvo el primer premio en el año 2005 en el célebre concurso Chopin de Varsovia, ganando también los premios especiales a la mejor interpretación de mazurcas, polonesas, concierto y sonatas. Es decir, todos los premios que había en una edición en la que además no hubo segundo. Todo un record. Al año siguiente ya grababa en exclusiva para DGG y hoy tiene tres discos publicados, distinguidos con el German Echo Klassik, el Diapason d’Or y el Preis der Deutschen Schallplattenkritik. Tocó en el Auditorio Nacional un “Cuarto” beethoveniano en cuyo concepto se denotaba tanto un importante dominio técnico y como también su juventud. No es malo que a los 26 años se peque de impulsividad y de apasionamiento, como le sucedió en el primer tiempo del concierto o que, tras un segundo de acordes orquestales a plomo muy marcados por Josep Pons, se precipitase en la siempre complicadísima frase inicial del piano que inicia el tercero. Ya habrá tiempo de atemperar la sangre porque lo que nunca tiene remedio es no poseer sangre en las venas.
Leticia Moreno acababa de tener una intervención sobresaliente en el ciclo de Ibermúsica con la Orquesta de San Petersburgo en ese “Primer concierto” de Shostakovich que lleva como una de sus tarjetas de visita. También lo es “Kalon” del coreano Donghoon Shin, una de las dos piezas ganadoras del Primer Concurso Internacional de Composición Auditorio Nacional de Música-Fundación BBV. Los dos hechos de haber sido publicada en CD y de repetirse al poco tiempo su programación, lo que no es habitual en la composición contemporánea, habla de la calidad de una obra llena de riquezas tímbricas y armónicas, en cuyo carácter íntimo tienen cabida expresividad y la comunicación. La violinista volvió a mostrar brillantez y personalidad.
Josep Pons completó el concierto iniciado con las breves pianísticas Gymnopédies 1,2 de Satie trascritas para orquesta por Debussy con una selección muy personal del “Parsifal” wagneriano en la que el coro fue protagonista. Bien éste y bien los solistas que participaron en las escenas del “jardín encantado” y todo el ceremonial final de la ópera. Una cita atractivamente elaborada y ejecutada. Gonzalo Alonso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa