Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
otello-jonas-kaufmann-sony-classicalRecomendación: Volver a Otello con Jonas Kaufmann
conciertos-streamingÓpera en streaming: semana del 25 al 31 de mayo
Por Publicado el: 27/05/2020Categorías: Discos, DVD's y libros, Recomendación

Crítica. Beethoven: un retrato vienés

Beethoven: un retrato vienés

Celebraciones confinadas

REVERTER, Arturo; STAPELLS, Victoria: Beethoven: un retrato vienés. Editorial Tirant lo Blanch, 408 págs. Alrededor de 30 €. (papel); 18 €. (libro electrónico)

victoria-stapells-arturo-reverter

Victoria Stapells y Arturo Reverter

La publicación de un libro como este debería estar celebrándose en un tiempo de reflexión acerca de la figura de Beethoven, pero también de gozo, porque tendría que haberse producido en un ambiente de fiesta, de júbilo, de disfrute de sus obras en multitud de conciertos esparcidos alrededor de los centros musicales más importantes de todo el mundo.  No es así, y solo nos queda la reflexión, y en una soledad presidida por la pena y el duelo, porque la voz estridente del sordo universal en su nuevo cumpleaños no emerge de los auditorios y salas de concierto;  ha sido inmisericordemente castrada. Solo nos queda reflexionar, y escucharlo -¡y leerlo! en nuestros lugares de confinamiento. Como buenamente podamos. 

Es lo que he hecho con esta nueva publicación de Tirant lo Blanch. He leído, he devorado,  este libro sobre Beethoven con el placer de poder dedicar de nuevo mi tiempo a uno de los autores que más me gustan, cuyas obras  no me cansan nunca aunque estén presentes en mi dieta musical permanentemente. Quiero decir: si a alguien se le ocurriera la idea de prescindir de la lectura de un nuevo libro dedicado a Beethoven por pensar que ya está dicho todo sobre él, se equivocaría. Porque muchas veces la cuestión no es tanto que esté o no esté todo dicho sobre algo o alguien sino cómo se diga. Sí; estamos ante un nuevo libro sobre uno de los compositores sobre los que más se ha escrito (porque es uno sobre el que más  datos se tienen de primera mano), pero las cosas que se leen en este, o mejor, el plan que traza el libro para decirlas, aporta el suficiente interés para acudir a él, aprender y pasar unos cuantos ratos desgranando muchos aspectos importantes de su existencia, de su Obra y del entorno en el que tiene lugar mucho de todo eso. O en otras palabras: disfrutar  de otras maneras u otras opiniones  acerca de uno de los personajes más fascinantes de la historia del arte.     

beethoven-retrato-vienes

Beethoven: un retrato vienés

Este libro sale de dos plumas diferentes. ¿Es dos libros en uno? Y si así fuera, ¿de qué habla cada uno de ellos? Su título puede ser engañoso, porque incita a pensar que se trata de una amable propuesta sobre el continente más que una reflexión sobre contenidos. Nada más lejos, pues en el transcurso de sus páginas se pone de manifiesto con meridiana claridad que las referencias a Viena no constituyen el prometido retrato sino bastante más. Se ha dicho de todo de esa Viena,  la de Beethoven, como apoyo a relatos que o bien tienen que ver con su vida o con sus composiciones. Pero siempre apoyos puntuales, un poco sin descender demasiado al detalle, porque la música estaba obligada a cubrirlo todo. En este libro eso no sucede, porque se habla de una Viena más protagonista, o mejor, de una Viena cuyo protagonismo se pone más y mejor en valor al lado del tema que debe erigirse como determinante, la propia figura de Beethoven, como persona y como músico. Es, por ejemplo, particularmente espléndido el capítulo (Trío ‘Archiduque’) donde se habla del Congreso de Viena, con la figura del escurridizo Clemente von Metternich tomando decisiones. Como también es de mucho interés el hincapié que se hace en muchos otros capítulos sobre  el ambiente aristocrático en que se mueve Beethoven, con personajes tan fundamentales para buena parte de su Obra como el Archiduque Rodolfo, el polifacético Gottfried von Swieten, el que antaño fuera amigo y discípulo de Mozart Karl Lichnowsky,  Joseph Lobkowitz o Andréi Razumovsky.  Es decir, el libro se adentra sin pedir permiso en el medio en que vivió Beethoven una gran parte de su vida. Y a veces de su vida más personal: otro capítulo modélico en este sentido es el dedicado a sus amadas y, de todas ellas, a la mítica ‘Amada lejana’. 

La manera de conseguir todo esto (nada que ver con una biografía) ha sido probablemente posible porque los autores han hecho un reparto del trabajo organizando las cosas con sentido. No jugaré a las adivinanzas, pero desde luego he llegado a determinadas conclusiones, no en vano llevo cuarenta años siguiendo a esa pluma en forma de bisturí llamada Arturo Reverter. Pero al lector, a quien esté leyendo este comentario, poco le importarán apreciaciones como estas. Con que le digan si el resultado es bueno o no será más que suficiente. Pues bien, el  resultado es muy bueno; es riguroso, analítico, equilibrado, variado, rico, próximo, inteligible, etc. Pero, ¿y la otra dimensión del libro, la musical? 

Otra razón de mucho peso para que este libro funcione es su original factura.  Su idea. Y en esa idea, aunque la parte vienesa se esparza por todo él continuamente, juega un papel primordial la división que se hace por capítulos, que quedan definidos por una obra o un trozo de la Obra, o por un género, dotando así a cada parte escogida de una categoría definitoria dentro del conjunto del todo Beethoven. Y tal decisión  conlleva, como es lógico,  importantes y personales consecuencias. Un ejemplo: se toma como referencia el Concierto para piano nº 5. Y no el Nº4. Es una decisión que casa mejor para la historia que se está relatando, pero a alguien le podría parecer que el cuarto concierto para piano  tiene un valor creativo y de progreso más importante. Y por ello más resaltable. Es una decisión musical de los autores. Es respetable. Pero al menos discutible. Hay, por el contrario, presencias más objetivamente indispensables, como las de la Sonata Hammerklavier, la Missa Solemnis o la Sinfonía nº9. Y muy agradecidas, como el hecho de que de las tres últimas sonatas para piano se haya escogido, con exquisito gusto y buen criterio, la Nº32, seguramente la cumbre pianística de su autor. Etcétera. La idea, en fin, me parece, es hacer un barrido de todo Beethoven, y, en ese sentido, el objetivo está cubierto con brillantez.  

Reflejado sobre el binomio Viena/Beethoven, cada un buen número de páginas surgen análisis musicales sobre determinadas obras o ciclos. Y es, precisamente, en esos momentos donde el libro da un importante salto, pues es ahí donde el lector puede entrar en el análisis musical que plantean los autores. Son análisis de mucha altura, de suerte que lector que pueda seguirlos se sentirá muy satisfecho. Escribir un libro sobre música sin recurrir al análisis puede ser decepcionante para un determinado tipo de lector, para un lector más avezado y conocedor; en este libro encontrará lo que busca, porque la calidad de los estudios musicales es muy alta. Pero igualmente es importante subrayar que todo ello no constituirá rémora de lectura alguna para aquel otro que, o bien no tenga la técnica de lectura musical suficiente o bien esté más interesado en la parte sociológica e histórica del asunto. Porque la hay.  Cuando antes he dicho que se trata de un libro equilibrado me refería a esto, un objetivo que no es fácil alcanzar.

Por último, solo dos palabras acerca de las recomendaciones discográficas. Están casi siempre referidas a maestros (cantantes, pianistas, directores, etc.) de un pasado que empieza a ser ya lejano. Están emitidas desde un profundo conocimiento histórico del medio discográfico, y por ello cargadas de un fuerte personalismo. Esto no es en sí mismo ni aplaudible ni criticable. Son los gustos de los autores firmantes, y que no coincidan con los míos (que la mayor parte de las veces no coinciden) es irrelevante desde el punto de vista crítico. Son recomendaciones, en todo caso, de versiones protagonizadas por grandísimos nombres de la interpretación. Pedro González Mira

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa