Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

La-voix-humaine-en-el-Espacio-Turina-c-Oscar-RomeroCrítica: La voix humaine en Garaje Lola con Nicola Beller Carbone
Critica: Jenûfa, Janáček y el profeta Gimeno
Por Publicado el: 22/01/2023Categorías: En vivo

Crítica: Dido y Aeneas, espectáculo casi redondo

“Dido y Aeneas”, espectáculo casi redondo

“Dido y Eneas” de Purcell. Lea Desandre, Renato Dolcini, Ana Viera Leite, Maud Gnidzaz, Virginie Thomas, Jacob Lawrence. Dirección musical, William Christie. Dirección de escena y coreografía, Blanca Li. Coro y Orquesta de Les Arts Florissants. Compañía Blanca Li. Dramaturgia, Pierre Attrait. Iluminación, Caty Olive. Escenografía y creación de Matière-Lumiére, Evi Keller. Nueva producción del Teatro Real y Teatros del Canal, en coproducción con la Opéra de Versalles, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, el Teatro Imperial de Compiegne y Les Arts Florissants. Teatros del Canal de Madrid. 20 de enero.

Dido-Aeneas-saludos-Canal

No deja de sorprender que el Teatro Real haya querido montar de nuevo “Dido y Aeneas” en coproducción con los Teatros del Canal, la Opéra de Versalles, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, el Teatro Imperial de Compiegne y Les Arts Florissants cuando hace tan sólo cuatro años que ofreció la obra en su propia sala con coreografía de Sasha Waltz, por cierto bastante superior a la de Blanca Li. “Dido y Aeneas”, o más bien lo que nos queda de ella, es la ópera emblemática del barroco inglés antes de la llegada de Haendel al país y Purcell, con Monteverdi y Cavalli, uno de los compositores más programados de aquel periodo.

Precisamente esta circunstancia de incompleta apoya las visiones “imaginativas”. William Christie, que lleva con la partitura más de 60 años y que adora -como todos nosotros- su final, la completa con otras breves piezas musicales al comienzo y Blanca Li recurre, sobre un fondo de telones dorados, a dejar estáticos a los tres cantantes protagonistas elevándolos sobre altas peanas que han de ser transportadas y, en cambio, centrar todo el movimiento en seis bailarines que deambulan por el escenario llenos de gesticulaciones, acrobacias y deslizamientos sobre un pavimento de goma impregnado de agua y aceite a fin de permitir toda una movilidad que resulta bella pero también tan pesada, atosigante y abrumadora como para distraer la atención de lo importante: la belleza de la música. Esta vez es simplemente cuestión de gustos, porque calidad coreográfica existe.

William Christie se trae siete instrumentistas -cinco cuerdas y dos flautas- y ocho coristas, con él miso al teclado, para volvernos a admirar con la permanente calidad de sus recreaciones. Uno no debe perderse nunca cualquier espectáculo de Christie. Sobresalientes instrumentistas y coro, pero además siempre aporta la virtud de elegir cantantes que cumplen admirablemente con las tareas que les encomienda. Como es lógico la soprano Lea Desandre se llevó la mayor ovación tras cerrar la obra con esa maravillosa “When I’m laid in Earth”. No es obviamente aquella Jessye Norman que tuve la suerte de escuchar un ya lejano día en Londres, pero logró transmitir la emotividad de la música. A tono la Belinda de Ana Vieira Leite y el Aeneas del barítono Renato Dolcini, los tres bien acompañados por Maud Gnidzaz, Virginie Thomas, Jacob Lawrence.

Hora y veinte minutos que hicieron las delicias del público que agotó todas las localidades de la Sala Roja. Gonzalo Alonso

2 Comments

  1. rafael r 23/01/2023 a las 05:37 - Responder

    Decepcionante para mí. Sobrevalorado Christie y su «mini» Les Arts Florissants. Esta misma temporada se están presentando en Madrid conjuntos barrocos de mucho menos nombre pero de igual o superior calidad. Y sin más acción en el escenario que ver a los bailarines por su suelo mojado caminando a cuatro patas o deslizándose emulando los piscinazos y las celebraciones de gol de los futbolistas actuales. Todo con una iluminación que, queriendo ser sugerente, resulta insuficiente. Eso sí, reconozco que, con la excepción de alguna protesta que se oyó en el anfiteatro, el público de ayer se manifestó encantado. Debo ser de los raros…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2023