Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Crítica: Yoncheva, mérito zarzuelero y gran triunfo
Crítica: Yoncheva a raudales
Por Publicado el: 30/04/2021Categorías: En vivo

Crítica: Ecos de viena

ORQUESTA DE CÁMARA DE VIENA

Ecos de Viena

Obras de Mozart. Piano: Varvara. Violín y dirección: Fiuki Miura. Orquesta de Cámara de Viena. La Filarmónica. Auditorio Nacional, 28 de abril de 2021.

orquesta-camara-viena

Orquesta de Cámara de Viena

La temporada de La Filarmónica recibía a este añejo conjunto de cámara compuesto de unos 20 músicos que fue creado en 1946, por lo que posee ya una vitola, un estilo y una sonoridad bien definidos que no se apartan de los de otras agrupaciones nacidas y criadas en la ciudad del Danubio, la Filarmónica, la Sinfónica entre ellas. Nos rendía visita pues una formación señera y con muchas actuaciones a sus espaldas. Ha puesto aquí de manifiesto una excelente conjunción, una tímbrica muelle de espectro penumbroso, muy de la zona, y una irreprochable afinación. 

Buena diferenciación y aceptable encaje entre sus distintas familias: violines, violas, chelos (solo dos) y contrabajo (uno) más dos trompas –algo rudas- y dos oboes –de suaves reflejos-. Una orquesta pues, como diría un castizo de por aquí, “muy apañada”, que ha sido permeable a los elegantes y prudentes gestos de Miura cuando este ha empuñado una corta y elegante batuta, con la que ha ido perfilando una más que aceptable interpretación de la “Sinfonía nº 29” del salzburgués, pese a las vacilaciones en la exposición de su tema de arranque. 

Luego todo se ha reconducido y la música ha fluido fácil, sin accidentes. Buen desarrollo, refinamiento en el “Andante”, agudeza en el “Menuetto” y diligencia en el “Allegro con spirito” final, donde no siempre hubo claridad en los planos. Dentro de una visión clásica, sin sorpresas, sin originalidades, si se quiere algo mortecina, un poco “en routine”. Por similares derroteros circuló el “Concierto para violín nº 5”, con Miura tocando su Stradivarius de 1704: sonido no voluminoso, brillo agradable, fraseo bien perfilado, finura conceptual. Se cantó bien el “Adagio” y se expuso con aplomo el “Rondó”, en el que echamos de menos algo más de fogosidad en su sección “alla turca”.

Como guinda de la sesión la pianista rusa Varvara nos ofreció, adecuadamente cortejada por Miura y sus músicos, una interpretación muy clásica, expeditiva y bien fraseada del infrecuente “Concierto nº 8” de Wolfgang Amadeus, “Lützow”, tocado con limpieza, minuciosidad, encanto relativo y técnica segura, con excelentes trinos y estilo muy defendible; empleando sabiamente un pedal muy discreto y enunciando muy delicadamente el tema inicial del “Menuetto” de cierre, que fue coronado por una coda estupendamente formulada. Arturo Reverter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banners_xarxes_wozzeck_250x250_cast

Calendario de conciertos en España

banner-version-digital-lago-cisnes

calendario de representaciones operísticas por Europa