Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
OV-Giltbug-TebarCrítica: Orquestra de València. Puro Beethoven
OCNE-fabio-luisiCrítica: OCNE, esperanza en la guerra
Por Publicado el: 27/04/2021Categorías: En vivo

Crítica: Gala lírica de ABAO, supo a poco

GALA LÍRICA DE ABAO BILBAO/ÓPERA

Supo a poco

Fecha: 24.IV.2021. Lugar: Auditorio Euskalduna, Bilbao. Programa de fragmentos de óperas y zarzuelas: Obras de Saint-Saëns, Bellini, Bizet, Verdi, Donizetti, Guerrero, Lecuona, Serrano, Sorozábal y Fernández Caballero. Cantantes intérpretes: Carmen Solís (soprano), Silvia Tro Santafé (mezzosoprano), Itziar de Unda (soprano), Celso Albelo (tenor), Simón Orfila (bajo) Sergio Escobar (tenor), Juan Jesús Rodríguez (barítono), Moisés Marín(tenor). Director musical y maestro concertador: Óliver Diaz. Orquesta: Bilbao Sinfonetta.

gala-abao-bilbao

Gala ABAO Bilbao (c) B. Zupiria

Cuando el aficionado al canto se encuentra a gusto, disfrutando en su localidad con cuanto ve y escucha, agradecido por lo que recibe por parte de profesionales en la música, (cantantes, instrumentistas y director), parece como si el reloj detiene el paso de la saeta del minutero y entra en catarsis de pleno ensimismamiento, agradeciendo con el batir de las palmas y dando algún ¡bravo! que otro a la actuación de los artistas; y de repente se encienden las luces de la sala y se da cuenta de que aquello se ha acabado, habiendo estado lleno de encantamiento durante 77 minutos ininterrumpidos; entonces, precisamente entonces, el diletante se percata que se acabó el hechizo y que todo aquello le supo a poco.

Ello es un reflejo del sentir muy general del público que acudió al Euskalduna bilbaíno, para gozar de una gala lirica en la que cantantes y músicos (tutti quanti con D.N.I. español) mostraron sus hermosas facultades canoras, apreciándose -en modo patente- el grado de satisfacción en todos ellos por haber sido participes de un evento con el que se les agradecía la vinculación que vienen teniendo con la ABAO, la cual sigue creando espectáculos de elevado alcance y relieve, a pesar de habérsele cercenado, a causa del j….do bicho, su temporada lírica de representación escénica. Aplausos y felicitaciones han de darse a los parteros de la programación, pues dieron en el centro de la diana, tanto por variedad, como por el buen gusto en la lección y, en especial, por la amenidad de aquel.

Carmen Solís estuvo generosa en todas sus intervenciones, tanto el del dúo de ‘Norma’ “Mira o Norma… Si, all’ore extreme”, como en la romanza de María la O de la zarzuela homónima de Lecuona y partícipe con Albelo en el gracejo desarrollado en el famoso dúo “Comprende lo grave de mi situasió” de la zarzuela ‘El Dúo de la Africana’.  Silvia Tro Santafé es un chorretón de voz cantante y, aunque su tesitura es de la de mezzo, el limitado peso de voz para la misma, la acredita como la mezzosoprano ideal en el belcantismo, por la coloratura lírica que tiene en esa línea de canto; así lo dejó patente en el citado dúo de ‘Norma’ y en la forma de encarnar el rol de Anna Bolena en la obra donizettiana, cantando con Simón Orfila el dúo “Tutta in voi la luce mia”. En el insieme de “Hace tiempo que vengo al taller” del donostiarra Sorozábal, no cuajó como se esperaba su parte de Ascensión, al igual que en la “Canción de la Gitana” de Serrano en la zarzuela ‘La alegría del batallón’. Brillante, con un figurón corporal de pasarela y requeteguapa de rostro, la soprano bilbaína Itziar de Unda mostró una poderosa, bien timbrada y elegante, como lírico ligera, con la rotundidad que requiere su personaje de Adina, con frescas expresiones de comicidad en el dúo “Caro elixir, sei mio! … Esulti por la barbara”. Fue aplaudida y braveada con merecimiento.

En el terreno de los mozos, Orfila fue un rotundo Atila en el aria “Mentre gonfiarse l’anima perea” de la verdiana ópera el mismo título y en el dúo de ‘Anna Bolena’ ya citado, mostrando contundencia en el registro central, tan importante para los cantantes de la clave en Fa. Sorprendente por el brillo de voz, el amplio registro y la seguridad en la emisión estuvo el tenor Sergio Escobar, tanto, cual don Carlo en el dúo “E lui! L’infante … Dio che nell’alma infondere con muchos enteros por encima del barítono, como en la romanza “No puede serde ‘La tabernera del puerto’ de Sorozábal, dando una expresividad muy lustrosa en el fraseo. El también tenor Moisés Marín, más lirico, tuvo su momento estelar de buen cantante el en dúo citado de “L’elisir d’amore” como Nemorino. El barítono onubense Juan Jesús Rodríguez es un cantante de una voz compleja, pues a la vez de rotunda le falta dramatización en la expresividad, son redondear el canto legato y, sobre todo, brillo en el registro agudo; ahí ha de trabajar duro, pues los roles verdianos tienen esa exigencia; de cualquier modo fue muy meritoria su participación, siempre atento a la concertación con sus compañera de turno; es una opinión personalísima sobre su “Eri tu” de ‘Un ballo un masquera’ se quedó corto en la tensión que el personaje de Renato requiere para tal momento. Repito: opinión personalísima. El tenor Albelo en su primera participación Je crois entendre encore de ‘Les Pêcheurs de Perles’ empezó muy suave para dar una vuelta radical en la segunda parte y acabar con una rotundidad aguda sobresaliente. Lo malo que tiene esta aria en Bilbao, es que muchas personas toman la referencia de Alfredo Krauss, y ese tipo de comparación ya no es viable, como no lo es la voz de la Nilson con la de la Marton haciendo la princesa Turandot. El lagunero estuvo chispeante en ‘El dúo de la Africana’ poniendo su bello agudo en las cotas altas al igual que Carmen Solís.

Perfecto, sin quiebra alguna, incluso participativo con los cantantes en algún momento de la gala fue el trabajo de la batuta de Oliver Díaz. Su paso por la rectoría musical en el Teatro de la Zarzuela le ha hecho conocer muy bien este terreno y lo explota a conciencia. Mostró que domina el terreno de concertar cual es -tan difícil en la lírica- llevando a la Bilbao Sinfonetta por los cauces necesarios para que las modulaciones sonoras de las distintas secciones fueren otra parte muy importante de la gala. Fue elegante con obertura de la ópera La princesse jeune’ de Saint-Saëns (por primera vez escuchada en el Bocho) y el intermedio de la zarzuela ‘La montería’ del maestro Gurrero. Lo dicho: ¡Supo a poco! Manuel Cabrera. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa