Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

grigory-sokolovCrítica: Sokolov, pianista orquesta
Critica: Un magnífico Rosenkavalier bajo la dirección de Zubin Mehta
Por Publicado el: 26/02/2020Categorías: En vivo

Crítica: Le Prophète en Berlín, volvió a destacar el reparto vocal

LE PROPHÈTE (G. MEYERBEER)

Volvió a destacar el reparto vocal

Deutsche Oper de Berlín. 23 Febrero 2020.
Termina mi viaje a Berlín con esta representación de El Profeta, cuyo resultado se ha visto en alguna medida lastrado por el recuerdo del Rosenkavalier del día anterior en la Staatsoper. La calidad musical de ambas obras difiere notablemente y la que ahora nos ocupa no cabe duda de que sufre en su comparación con la de la gran noche anterior.
La Deutsche Oper de Berlín continúa con su política de recuperación de óperas de Giacomo Meyerbeer. Cada año añade una ópera de su repertorio, aunque repite también algunas anteriores. Este año la nueva será Dinorah y ha repuesto últimamente tanto Les Huguenots como ahora Le Prophète.

escena-prophete-berlin-2020

Escena

Para la ocasión la Deutsche Oper ha repuesto la producción del francés Olivier Py, que se estrenara en noviembre de 2017 y que tuve ocasión de ver entonces. Trae la acción a tiempos modernos, convirtiendo al Conde Oberthal en un tirano al uso. Esta transposición no aporta nada, ya que la el argumento no casa bien con tiempos actuales y la trama tiene poco sentido fuera de su época histórica. En conjunto, su labor me ha resultado adecuada y hasta atractiva en algunas partes de la ópera, aunque no pueden faltar excesos, muy habituales en las producciones del francés, que no sirven sino para emborronar gratuitamente su labor. Los excesos son evidentes en el famoso Ballet de los Patinadores del tercer acto y en la escena final. El ballet parece tener por cometido exponer los excesos de las guerras en relación con violencia, siendo el autor de la coreografía el mismo Olivier Py. En la escena final no tiene mejor idea el regista que ofrecer por detrás una serie de figurantes totalmente desnudos, dedicados a los placeres del sexo, lo cual nada aporta y no sirve sino para que el respetable se distraiga de lo realmente importante, que es el desenlace final de la ópera.
La escenografía y el vestuario se deben a Pierre-André Weitz, ofreciendo como elementos fijos dos paredes laterales, que representan dos edificios, mientras que todo el centro y el fondo del escenario ofrecen elementos giratorios. Lo menos convincente me resultó el tercer acto, especialmente todo el desarrollo del ballet, en el que el escenario parecía un tiovivo.
Una vez más volvía al foso de la Deutsche Oper el director Enrique Mazzola, como en todas las representaciones de óperas de Meyerbeer en este teatro. El resultado de su lectura ha sido bueno. El maridaje Meyerbeer-Mazzola funciona siempre bien. La Orquesta de la Deutsche Oper tuvo una destacada actuación. A destacar también el Coro de la Deutsche Oper en una obra muy exigente para ellos, que resolvieron con brillantez.

gregory-kunde-prophete-berlin-2020

Gregory Kunde

Como digo más arriba, esta ópera necesita tres auténticos cantantes fuera de serie para poder ser ofrecida al público. Me refiero a los personajes de Jean, su madre Fidès y su prometida Berthe. Las dificultades vocales y la extensión de la partitura son excepcionales y esta ópera no se puede ofrecer sin grandes cantantes. En Berlín los tuvimos cuando la producción se estrenó y los hemos vuelto a tener ahora, ya que los cantantes son los mimos que entonces.
El protagonista Jean de Leyde ha sido nuevamente interpretado por Gregory Kunde, que sigue siendo posiblemente la mejor alternativa hoy en el personaje. El americano tiene unos medios vocales muy adecuados para este rol y su actuación ha sido brillante, especialmente teniendo en cuenta que es un jovencito que mañana cumple sus 66 años.
La mezzo-soprano francesa Clémentine Margaine nos ha vuelto a ofrecer una destacada interpretación del difícil personaje de Fidès, la madre del falso profeta. Su partitura es muy difícil y está al alcance de auténticas falcon, con una extensión muy grande y mucho que cantar. Se encuentra en un momento estupendo y ha sido lo mejor del reparto.
La soprano rusa Elena Tsallagova ha vuelto a brillar en el personaje de Berthe, la prometida de Jean. La voz es amplia, atractiva, muy bien emitida y llega perfectamente a la sala. Es además una notable cantante y una destacada intérprete.

elena-tsallagova-clementine-margaine-prophete-berlin-2020

Elena Tsallagova y Clémentine Margaine

El resto de personajes tiene menos importancia vocal, aunque no escénica, y estuvieron bien cubiertos. Entre ellos hay que destacar la presencia de los 3 Anabaptistas: Zacharie, Jonas y Mathise, interpretados por Derek Welton, Gideon Poppe y Thomas Lehman, respectivamente. Los tres lo hicieron bien. Correcta la actuación del barítono Seth Carico, que volvió a ser el Conde Oberthal, resultando mejor actor que cantante para mi gusto.
La Deutsche Oper ofrecía una sorprendente baja ocupación, que rondaría el 60 % de su aforo, con los mayores huecos en los pisos superiores. El público mostró su satisfacción con el resultado de la representación, con muy sonoras ovaciones para los tres principales protagonistas y para Enrique Mazzola.
La representación comenzó puntualmente y tuvo una duración de 4 horas y 24 minutos, incluyendo dos intermedios. Duración musical de 3 horas y 18 minutos, es decir 6 minutos más rápida que en 2017. Ocho minutos de aplausos.
El precio de la localidad más cara era de 136 euros, habiendo butacas de platea desde 44 euros. La localidad más barata costaba 26 euros. José M. Irurzun
Fotos: B. Stoss

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

calendario operístico 2022/2023