Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Recomendación: Nietzsche y Wagner al habla
Se estrena en España ´Die Soldaten´ . Una anomalía corregida
Por Publicado el: 18/05/2018Categorías: Recomendación

Recomendación: El penúltimo Contrapunto

El penúltimo Contrapunto

Supongo que este no es el último Contrapunto de verano de Antonio Moral. 24 horas antes de que los miembros del Cuarteto Casals entren en el escenario de la sala de cámara, en otro lugar de la casa tendrá lugar la presentación de la última temporada diseñada por el actual director del CNDM, la que dará comienzo este año y finalizará en 2019. No se podrán quejar en el INAEM; se ha avisado con tiempo, se tendrá tiempo para que un nuevo director programe la siguiente (2019-2020), aunque no estoy seguro de que los tiempos manejados en el Instituto duren lo mismo que los que se necesitan para programar; al menos ejercicios con tantos y buenos conciertos. Tengo claro que se nos ha acostumbrado a ver de forma natural programaciones hiperactivas, superabundantes y a precios razonablemente subvencionados para importes finales de las entradas muy beneficiosos para el consumidor. Y no es normal. Esto ha sido posible porque el INAEM ha tenido con Moral un auténtico chollo. Este es un hombre que siempre desplegó una tremebunda actividad, y a mí me parece que en Cultura -léase donde se paga, o sea, en Hacienda- se han aprovechado de tener a un señor así para producir como si de un churrero de lujo se tratara. Ojo, no estoy diciendo que el personaje sea un fabricante de churros; lo que afirmo es que el ministerio de Cultura se ha creído que lo era, porque pagándole una miseria ha logrado que le diseñara unas temporadas que objetivamente cuestan muchísimo más, pero que elaboradas con arte de buen conocedor musical y vendedor avezado han ofrecido resultados de ensueño. Es decir, una churrería con sartenes de oro de ley para fabricar churros, sí, pero rellenos de diamantes y a precio de ganga. Cuidado; a partir de ahora que nadie intente hacer lo mismo. Fracasará.

No tengo ni idea (no lo he preguntado, aunque seguro que no me lo habrían dicho) de cómo será el siguiente (¿último?) Contrapunto. Pero el de este año compromete a todo el mundo. En otras ocasiones se han programado otros ciclos, pero hacerlo con Beethoven es mucho hacer. Porque sin duda estamos ante el más difícil, con los correspondientes permisos de Haydn, Mozart, Schubert, Schumann, Brahms, Dvorak, Shostakovich, Janácek y Bartók, si se trata de cuartetos de cuerda. Los cuartetos de Beethoven son una integral técnicamente complejísima, lo sabe todo el mundo, e interpretativamente quimérica. Es el lugar donde se han licenciado todas las grandes agrupaciones, y todas las no tan grandes. Hay una razonable jurisprudencia  a la hora de encontrar valores muy elevados en nuestro imaginario de aficionados a la escucha de esta absolutamente magna creación humana. Nombres de grupos como el Italiano, el Alban Berg, el Melos o el Tokio, junto a otros lo suficientemente estimables, están en nuestras mentes –y lo que es peor, en nuestras discotecas- , conformando nuestras versiones ´modelo´. Mala costumbre esa, de la que sin embargo echamos mano continuamente. Pero esa es otra cuestión. A mí me parece que la cosa determinante aquí es darnos cuenta de que hablamos de un grupo español como protagonista de la heroicidad de tocar las tres series de una tacada. A mi entender, hoy hay buenos cuartetos españoles, pero solo veo a dos capaces de protagonizar la gesta con garantía auténticamente competitiva: el Quiroga y el Casals. Bueno, ha sido el segundo. Está muy bien. Pero veremos como acaba esta aventura, sin duda un prodigio de exigencia.

Serán siete conciertos, porque, aprovechando que el río que pasa por Valladolid no es otro que el Pisuerga, en cada una de las siete ocasiones las piezas de Beethoven estarán acompañadas por estrenos de otros autores. A saber: el primer día, el Cuarteto núm.4 ´Widmung´,  de Benet Casablancas. El segundo, el Cuarteto de cuerda ´ReSolUtIo´, de Lucio Franco Amanti. El tercero, el Cuarteto de cuerda B267, de Giovanni Sollima. El cuarto, el Cuarteto de cuerda ´Neben´, de Aureliano Cattaneo. El quinto, el Cuarteto de cuerda ´Otzoma´, de Matan Porat. Y el sexto, el Cuarteto de cuerda núm.4 ´Quasals vB-131, de Mauricio Sotelo.

La primera de las seis sesiones abre con fuego de artillería pesada: los Opp. 95, 130 y 133.  Que ustedes lo disfruten. Pedro González Mira.

 

BEETHOVEN: Cuartetos núms 11 Núm.11 en Fa menor op.95; 13 en Si bemol mayor op.130 y ´Gran Fuga´ en Si bemol mayor op.133. CASABLANCAS: Cuarteto núm.4 ´Widmung´( estreno absoluto). Auditorio Nacional de Música, Sala de cámara, jueves 24, 20.00. Entre 10 y 20 €.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23