web analytics

Sobre el autor

Artículos Relativos

9 Comentarios

  1. Rosa

    Dice una: “¿Cómo podía decir no a Dios?” Pues diciéndolo, hija. Como otras hicieron. A Dios y a los demonios y a quien sea. Si no te enseñó tu mamá, pues ya eras mayorcita para saber que tu valía como cantante había de deslumbrar por sí misma. Porque algunas dicen que veían peligrar su carrera, pero se podría pensar que en realidad vieron en ese trueque una forma de atajar para conseguir el éxito. Si un hombre no puede pedirte relaciones hoy en día, e insistir, vaya libertad sexual unidireccional. Los hay muy pesados: siempre los ha habido

    Responder
    1. ana

      Espero que ese nombre sea un nick y que detrás no haya una mujer real, porque leer tanta falacia, e ignorancia con un tema tan delicado como el no de una mujer, es tremendo.
      las situaciones de machismo justamente se dan en desbalance de poder, que hay oportunistas, seguro. Y siempre habrán, de ambos lados. Pero el argumento que usa de si su madre le ensenó a decir no, cerrar las piernas o vaya a saber que otro verso en esta era es tan desubicado como una figura pública diciendo que a las mujeres les gusta ser acosadas.

      Responder
  2. Manuela Mangas Enrique

    Hola.

    Desconozco la profesión del señor que firma este artículo, aunque quizá sea lo de menos. En él hay un buen número de faltas ortográficas. ¿Saben ustedes lo que es un corrector profesional? Pues es una persona que evita que algunos artículos, como este, den vergüencica.

    Un saludo,

    Responder
  3. Alejandra Flores Tamayo

    Da vergüenza leer artículos como este en un mundo donde se lucha por erradicar la violencia contra la mujer.
    ¿Qué le pasa a este pseudo escritor de Gonzalo Alonso? Jamás reconoce lo que vivieron las mujeres denunciantes ¿el acoso o el abuso del poder es relativo? ¿En serio? El informe (verificado con más de 55 testigos) relata por ejemplo que tras semanas de acoso a una soprano en una producción, Domingo en el camerino le metió, sin consentimiento por supuesto , su mano y tocó su seno desnudo, a otras las besó a la fuerza y así podemos seguir ¿a eso le llaman seducción? Y bueno, si tanto sabe usted de imagen pública (que no de moral, nos queda claro y menos de legalidad) porque no se autopropuso para su asesor ,¿tan convencido está que todas las mujeres obtuvieron beneficios ? y entonces pues es normal , debería aprender a leer y ver que ninguna de las que acusa pidió dinero como compensación sólo justicia , que se supiera la verdad, dan asco personas así.

    A usted le conmueve profundamente Domingo y el fin de su carrera ¿y todas las mujeres y hombres (como Roberto Bañuelos) que no tuvieron la carrera que hubieren merecido o deseado por decir no a Domingo o por representarle competencia? ¿Ellos lo conmueven también?

    Según usted todo es culpa del mal asesor de Domingo y peor aun se atreve también a culpar a su esposa “Martha debió obligarlo” de que tuviera una despedida digna, no podía ser usted más digno ejemplo de todo el patriarcado internalizado, de la normalización del abuso de poder y del acoso y con ello de la desigualdad ¿ha leído usted un poco sobre las formas de poder, Foucault , por ejemplo? El abuso de poder NO puede ser relativo cuando él era el director de la ópera y el resto eran empleadas, o artistas invitadas, hay protocolos internos que lo marcan.

    Domingo a lo que le apostó es que las investigaciones salieran a su favor , por eso al principio negó todo , fue hasta que como bien señala (al fin algo congruente) tras el veredicto del juicio del cineasta y la filtración del informe de la ópera de los Ángeles se pronunció aceptando toda la responsabilidad y disculpándose , no está mal asesorado, esos son atenuantes importantes si se pasa a un juicio penal y sus abogados lo saben.

    Al menos él tuvo la dignidad de reconocer sus errores, usted sigue diciendo que esos no son errores , que eso todo mundo lo hace , no me extrañaría que usted fuera también un acosador que se cree un Don JUAN.

    Responder
    1. Juana de Arco

      Patriarcado internacional?, foucault? eres de las progres intelectuales hijas de Simone de Beauvoir que marchan el 8 de marzo? tu discurso es muy sobrado y hembristas, no se te podría tomar en serio como argumento razonado…

      Responder
  4. Alfredo

    No podemos medir las actuaciones de una persona cometidas hace décadas con los mismos criterios que utilizamos hoy en día. Plácido Domingo mató, violó, agredió? Parece ser que no, pero se dejará en la mente del mundo que se le ha degradado lo más posible como a un vulgar delincuente sólo con palabras.
    Yo le veo la dignidad de un arrepentimiento real, a diferencia de otros muchos que se han inflado de indignación, pero nunca se arrepintieron.
    Querían hundir su memoria y su carrera? Enhorabuena, lo han conseguido. Humillado en su vejez.

    Responder
  5. luis

    En otro contexto que no sea un personaje famoso…Ya estaría tras las rejas.

    Responder
  6. Elías Bernabé Pérez

    Ni Charles Laugthon en la magnífica película Testigo de cargo, hubiera hecho una mejor defensa del acusado, como la que hizo Gonzalo Alonso, del señor Domingo, en su alegato del pasado 26 de agosto.
    Laugthon se equivocó de todas todas, al creer que su defendido era inocente. Y quienes han sacado la cara, solo con las pruebas de las declaraciones del inculpado, se va viendo poco a poco que también se equivocaron.
    Que ahora lo quieran reconocer o no publicamente, después de lo que dejaron escrito, resulta cuanto menos improbable.
    Pero si lo hicieran creo que ganarían mucho crédito, ante quienes no nos alineamos, con pasión, con divo alguno.

    Responder
  7. Gonzalo Alonso

    No se trata de una defensa, sino de recalcar que el gran problema han sido los comunicados. Lo que haya sucedido entre dos personas es algo que sólo ellas saben. Lo que sabemos es que Plácido no abusó de ninguna de sus acusadoras, porque eso lo admiten ellas. Pudo ser pesado, pegajoso, plasta… pero no mucho más. Fueron “hechos inapropiados”, no delictivos. Si después no hicieron carrera las que no aceptaron sus proposiciones es otra cuestión imposible de saber a ciencia cierta. ¿No la hicieron porque no valían? ¿No la hicieron porque Plácido no las contrató? En fin, las pudieron contratar en otros sitios… Eso sólo lo sabe realmente Plácido.
    El tema no se ha terminado como comprobará el sábado.
    Saludos
    Gonzalo Alonso

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Beckmesser 1992-2004-2012