Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

Liceo: Crítica dos repartos en La Traviata
Vitalidad del Premio "Reina Sofía"
Por Publicado el: 21/10/2014Categorías: Crítica

La hija del regimiento o la fuerza del bel canto

Temporada del Teatro Real

La fuerza del bel canto

“La hija del regimiento” de Donizetti. A.Kurzak, J.Camarena, P.Spagnoli, E.Podles, I.Galán, P.Oliva,  P.Quiralte, A.Molina. Coro y Orquesta del Teatro Real. Dirección musical: B. Campanella. Director de escena: L. Pelly.

Hija del regimiento saludos Real 2014

Cualquier aficionado puede entrar en Youtube y contemplar el video íntegro de “La hija del regimiento” que se ofreció en Viena en 2007 con un reparto espectacular que incluía a Natalie Dessay, Juan Diego Flórez y Carlos Alvarez. La primera estuvo anunciada para la representación que aquí se comenta, pero era sabido en los medios musicales que no iba a participar y así lo anticipé en la pasada primavera en múltiples foros. Sin embargo quien fue la última en salir a saludar en Viena fue Montserrat Caballé, quien en el papel de la duquesa de Crakentorp realizaba una especie de despedida de aquel teatro, hablando en francés y alemán e incluso cantando una canción suiza ante un público entregado que la ovaciona nada más salir al escenario. No se lo pierdan. Se trata de la misma producción que también se ofreció con Flórez en el Covent Garden (2007), el Met (2008) e incluso el Liceo en 2010, aquí con Ciofi en vez de Dessay. Siete años después llega al Teatro Real como segundo título de la temporada tras unas “Bodas de Figaro” requeterepresentadas. Cuanto menos curiosa forma de empezar temporada un teatro de supuesto primer orden, pero era la única forma de llenar a toda prisa el vacío de meses que dejó Mortier en la programación de la actual temporada.

Estamos ante una de esas óperas que sólo se sostienen por su bel canto, ya que la historia y el libreto aportan muy poco. Donizetti, en plena fama, la estrenó en la Ópera Cómica de París en 1840 en francés, llegando en el mismo año a la Scala. Obras tan insulsas resultan difíciles de escenificar. Laurent Pelly (París, 1963) lo logró al plantear una puesta en escena absolutamente tradicional pero imaginativa y en la que se cuentan las cosas como son de una forma tan simple como eficaz con la pretensión de que los propios texto y música ridiculicen los conceptos de nación y guerra. Ésta se traslada a la primera mundial y en el primer acto el tirolés Tonio trepa por mapas que simulan las montañas de su tierra, mientras que el segundo nos lleva elegantemente al palacio de la marquesa de Berkenfield. Pelly firma hasta el vestuario firma hasta el vestuario y, lo mejor de todo, es el estupendo trabajo actoral que logró en 2007 y que se mantiene impoluto en esta reposición hasta en los más mínimos gestos.

Hija del regimiento Real 2014

La ópera pasó de no gustar mucho en la premier a ser éxito mundial, en gran parte debido a la talla de sopranos –Lind, Patti, Sembrich, Tetrazzini, Sutherland, etc- y tenores –Valetti, Pavarotti, Kraus, Blake etc- que la han cantado. Obviamente carece de sentido programar obras así si no se cuenta con un gran reparto. El papel de Marie es mucho más endiablado de lo que parece, plagado de coloraturas y sobreagudos sin esa página de claro lucimiento espectacular con nueve “does” que posee su pareja. Pelly la hace además actuar de verdad y no es fácil combinar ambas cosas. Aleksandra Kurzak es soprano ligera de voz no especialmente grata, pero musical, con facilidad arriba y, además, actriz. El mejicano Javier Camarena fue protagonista hace pocos meses de uno de los escasísimos bises en el Met, precedido en décadas sólo por Pavarotti y Flórez. A medio camino entre ambos en lo vocal y en lo físico, sabe proyectar e impresionar con la célebre pieza, así como frasear intachablemente el “Pour me rapprocher de Marie”. Un cantante de fuste y el más aplaudido de la velada. Pietro Spagnoli y la aún inmensa Ewa Podles –la más auténtica contralto en décadas- resuelven de forma excelente y cómicamente, como corresponde, los papeles de Sulpice y Berkenfeld, mientras que Angela Molina no llega a convencer como Krakenthorp.

Bruno Campanella (Bari, 1943) fue quien dirigió en el estreno londinense. Experto en el repertorio belcantista, le saca a la partitura el jugo que encierran las páginas más italianas como “Il faut partir”, aunque en las más francesas –incluido el coro precursor del “Rataplan” verdiano- queda algo falto de chispa, lo que acaba por perjudicar un resultado final que acaba más apagado de lo que parecería tras los aplausos a las arias individuales. En la memoria de los mayores queda ineludiblemente aquella “Hija del regimiento” de 1985 en el Teatro de la Zarzuela con June Anderson y Alfredo Kraus. Gonzalo Alonso

Curiosidades:

La crítica de Enrique Franco en El País 1985

La crítica de Antonio Fernández Cid en ABC en 1985

[youtube]http://youtu.be/y5PjqMXFyJM[/youtube]

[youtube]http://youtu.be/7_SgQyPZ0Mk[/youtube]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23
Banner-Pollença-3-Piamontesi
banner-quincena-donostiarra-22

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-teatro-zarzuela-temporada-22-23