web analytics

Sobre el autor

SpR

Artículos Relativos

5 Comentarios

  1. Juan Castillo

    Ya tenemos de nuevo aquí, la nueva inquisición renovada

    Responder
  2. Manuel Cabrera Manzanares

    Pruebas, pruebas, pruebas.
    Juicios legales con todas las garantías.
    Sentencias condenatorias.

    Lo demás es mierda, heces de mediocres, instrumentilización falsa de la violencia de género y ganas de provocar.

    Responder
  3. Sandrita

    QUE ASCO ESAS GATAS PERVERSAS . NO SON MUJERES SON GATOS REGALADOS , FRACASADAS SOLO PIENSAN EN SACAR PLATA USANDO SUS ASQUEROSOS INSTINTOS BAJOS ANTE UN GRAN SEÑOR. OJALÁ LAS DESPLUMEN Y QUEDEN EN LA CALLE . SU LUGAR . QUE ASCO ESOS SERES.

    Responder
  4. Elías Bernabé

    No entiendo el porqué de ese ensañamiento hacia quienes denuncian los supuestos hechos deshonestos del señor Domingo, por much@s personas endiosado.
    Si en realidad sus instintos fueran tan bajos y pensaran sacar plata, se hubieran dejado seducir cuando se presentó la oportunidad, o incluso habrían sido ellas las provocadoras. Igual alguna de las que no denuncian sí lo hizo, y le fue muy bien en su carrera. Eso, de haberse producido, solo ell@s lo saben.
    “Poner la mano en el fuego” por el simple hecho de ser admirador@ no supone que se tenga toda la razón.
    Y si Don Plácido es tan noble y tan gran señor, que se retire ya de una vez -su gloria nadie se la va a negar- pues cada una de sus actuaciones supone quitar trabajo a otro barítono que, con toda seguridad, lo necesita más que él.

    Responder
    1. Carmen

      Todas las personas son libres de denunciar lo que sea su verdad. Pero creer lo denunciado no debería depender solo de lo que se dice. Hay que probarlo por cualquier procedimiento marcado por la ley, ya que de lo contrario estaríamos a merced de cualquiera que quisiera hacernos daño.

      Hay gente decente y respetable que ante estas situaciones dicen NO y es NO
      .
      Que se haya sabido a ninguna de estas personas les han puesto una pistola para acceder a los requerimientos. Ni han sido violadas.

      Y si hablamos de abuso de poder, todos estamos sometidos,de una forma u otra, a abusos de poder en nuestros puestos de trabajo,dado que conservarlo depende de esa subordinacion, y también en muchas situaciones de la vida cotidiana y en la politica,aunque esos abusos no se refiera a temas sexuales..No es lo deseable, ni es justificable pero es la triste realidad.

      No creo que nadie tenga derecho para determinar a qué edad, o cuando debe una persona dejar de trabajar, según los casos,si la Ley no lo exige.

      Hay personas que no les gusta Placido Domingo, ni como profesional, y han aprovechado esta circunstancia –sea verdadera o falsa- para denostarlo.

      Me llama la atención que en el manifiesto se diga que luchan para que las obras clásicas de toda la vida, que se desarrollan en un contexto concreto y en una época histórica determinada, pretendan que se les cambie el final.

      Respecto a la condena sobre la actuación con las mujeres del Sr. Domingo, decir que siendo condenable lo supuestamente hecho por el Sr. Domingo, si resulta demostrado legalmente que es culpable, también hay gente que en muchos aspectos de su comportamiento en la vida, ven la paja en ojo ajeno pero no la viga en el suyo.
      Ya lo dijo alguien hace siglos “quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”
      Yo ya confieso que no osaria tirarla.

      Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Beckmesser 1992-2004-2012