Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
opera-estatal-de-viena¿Por qué nuestros teatros no pueden funcionar como en Viena?
pons-sierra-garanca-anduaga-nazmi-liceuPolémica por el Concierto del Liceu en Montserrat
Por Publicado el: 05/10/2020Categorías: Cartas

Miembros del Sindicato ALE denuncian una lista en la que se habría encasillado a los cantantes por criterios personales

Miembros del Sindicato ALE denuncian una lista en la que se habría encasillado a los cantantes por criterios personales

Denuncian que Luis Cansino, Secretario General del Sindicato de Artistas Líricos Españoles (ALE), habría enviado una lista a los teatros y temporadas líricas españolas encasillando a sus compañeros y sindicados asignando categorías según su criterio personal sin previo consentimiento.

luis-cansino

Luis Cansino

Sale a la luz una lista supuestamente creada por Luis Cansino que pondría de manifiesto graves irregularidades de ética profesional así como una patente infracción de la ley de protección de datos.

El documento en cuestión reúne un listado de artistas y profesionales españoles del mundo de la lírica dividido en cinco grupos

  • Cantantes (divididos a su vez por registro vocal)
  • Directores de escena y ayudantes de dirección de escena
  • Escenógrafos, figurinistas, diseño audiovisual, regidores
  • Correpetidores y pianistas acompañantes
  • Directores de orquesta y directores asistentes

Completando esta lista figuran datos personales acompañados de un código numérico y de color:

  • Nombre y apellidos
  • E-mail de contacto.
  • Nombres subrayados en amarillo y rojo:
    • Amarillo = artista en dificultad económica.
    • Rojo = artista en extrema dificultad económica
  • Código numérico: 
    • 1: Cantante para roles principales.
    • 2: Cantante para roles secundarios.
    • 3: Cantante para papeles pequeños.

Los metadatos asociados al archivo revelan que el documento es supuestamente creado el día 2/05/2020 a las 08:38 por Luis Cansino y que la última modificación se realizó el día 17/05/2020 a las 10:05 también por Luis Cansino. Número de revisiones: 11, tiempo de edición total: 00:05:57.

La última modificación correspondiente al día 17 de mayo coincide con la fecha en la que se tiene constancia de que este documento fue enviado por correo electrónico a diferentes teatros españoles.

La gravedad de este hecho radicaría en que la creación de la lista, los datos y el envío de la misma en ningún momento se habría puesto en conocimiento de los miembros del sindicato, violando directamente la ley de protección de datos. Además se añade el agravante de incluir una clasificación de nivel artístico completamente subjetiva, arbitraria y que en ningún caso fue consensuada con los afectados, obviándose la figura de los agentes y agencias que pudieran tener relación directa con dichos profesionales. 

Se tendría constancia de que posteriormente Luis Cansino solicitó a los responsables de los teatros que lo recibieron que no se tuviera en cuenta dicho listado.

Esta acción nunca habría sido comunicada a los sindicados afectados, ni tampoco se ha manifestado el número de teatros a los que se remitió el primer mail pero lo que sí quedaría claro es el intento de ocultar este hecho a través de una acción precipitada.

Concretamente el 19 de mayo (tan solo 2 días después del envío del primer mail) un comunicado del sindicato ALE animaba a rellenar de forma “urgente” con fecha límite el 23 de mayo un formulario de adhesión para crear una bolsa de trabajo que sería mandada a las temporadas y teatros líricos españoles pertenecientes a la asociación Ópera XXI, donde se encuentran asociados teatros como el Teatro Real de Madrid, Liceu de Barcelona, Les Arts de Valencia, Teatro de la Maestranza de Sevilla, entre otros. 

Los sindicados interesados tenían la posibilidad de rellenar un formulario google, en el que se debía especificar: 

  • Tipo de trabajo que realiza (solista, director de orquesta o pianista)
  • Número de afiliado
  • Nombre artístico
  • Agencia artística o agente (en caso de tenerlo)
  • Tipo de voz (para los cantantes)
  • Profesión
  • Número de teléfono
  • DNI
  • Comunidad Autónoma de residencia

Tras el estudio de la lista se habría podido comprobar que profesionales que nunca cumplimentaron el formulario oficial de ALE, figurarían en dicha lista enviada a teatrosTambién quedaría claro que datos como la gravedad de las dificultades económicas o la clasificación de nivel artístico que aparecen en ella nunca habrían sido solicitados para el formulario oficial para el que sí se pidió el consentimiento de los sindicados.

Expuestos todos los hechos, los perjuicios serían muy graves desde varios puntos de vista. El primero de ellos es que pondría en entredicho la imparcialidad y transparencia del sindicato ALE ya que la acción habría sido emprendida por su secretario general, Luis Cansino, y plantearía la duda de si fue un acto realizado a título personal o consensuado con el resto de la directiva de ALE. Al parecer lo habría conocido la junta directiva.

En el supuesto de ser un acto individual, resultaría inadmisible que el secretario general de un sindicato tomease decisiones unidireccionales al margen del resto de la directiva y el conjunto de los sindicados, sirviéndose de la estructura del mismo para encubrir las consecuencias de un acto impulsivo y basado en criterios personales que nada tienen que ver con el espíritu de defensa de los intereses comunes de sus representados.

En el supuesto de que el resto de la directiva estuviera al corriente de este hecho, se trataría de una mala praxis de extrema gravedad por el hecho de ocultar a los sindicados de forma premeditada acciones y decisiones que ni han sido consensuadas públicamente ni aprobadas por la mayoría. Dicha decisión incluso podría entenderse como una forma de trato de favor por parte de la directiva a ciertos miembros del sindicato. 

No se debe olvidar que un sindicato no es un cortijo para el lucro o beneficio personal, es por definición una asociación integrada por trabajadores que se desarrolla para defender sus intereses profesionales, económicos y sociales vinculados a las tareas que llevan a cabo quienes lo componen.

El segundo gran perjuicio tendría que ver con incluir a profesionales en un listado sin su conocimiento y con información que no ha sido aprobada para su difusión, vulnerando la legislación en materia de protección de datos.

¿Bajo qué autoridad o capacitación podría Luis Cansino decidir quién se encuentra en dificultad económica y hacerlo público?

Lejos de ser una ayuda podría implicar que el conocimiento de la situación económica de un artista animara al contratador a ofrecer cachés a la baja o tirar por tierra las negociaciones económicas que un agente tuviera en curso de un contrato, por poner dos ejemplos sencillos y evidentes. 

¿Bajo qué criterio o conocimiento del desarrollo de la carrera de un artista puede decidir Luis Cansino el tipo de papeles que se le debe adjudicar a un profesional y difundirlo públicamente?

Cuesta creer que Luis Cansino esté al corriente de los pormenores de las carreras artísticas de todos los profesionales del país, de las negociaciones de roles que los agentes tengan en curso con los teatros para futuros contratos, de las audiciones realizadas en vista a optar a papeles de mayor responsabilidad artística o los teatros para los que un cantante esté dispuesto a aceptar un papel menor, para los que no aceptará ese tipo de roles, inclusive, que acepte un rol de menor categoría de la que ha sido considerado porque la propuesta le compense económicamente.

El entorno y condiciones de la lírica son demasiado heterogéneos para reducirlos a una simple categoría numérica que además puede dar al traste con años de planificación y esfuerzo. Si esto además se hace a espaldas del artista y sin su consentimiento, hablamos de un acto irresponsable que puede adquirir dimensiones de boicot.

Estos hechos son gravísimos e inquietantes procediendo del director general de un sindicato al que se presupone representante y voz de una mayoría. 

A la vista de estas evidencias, lo que se espera es que se dé un paso al frente para aportar explicaciones que aclaren todos estos datos y reparar el daño causado. 

Según el mensaje de bienvenida del Sindicato de Artistas Líricos de España, el objetivo de la organización “debe ser contribuir a cambiar el modo en el que se gestiona la cultura en nuestro país e intentar que los artista líricos tengamos unas condiciones de trabajo mejores, más justas y, sobre todo, lo hagamos desde la seguridad de vernos y sentirnos protegidos”. Sin embargo el panorama es más bien de incertidumbre, falta de transparencia e inseguridad para el conjunto de los sindicados y el colectivo lírico.

De todo ello se informa en una comunicación emitida y aquí recibida.

En redes sociales el Comité Ejecutivo de ALE ha dado la respuesta siguiente:

Queridas/os compañeras/os:

En el transcurso de la tarde del viernes, día 25 de septiembre de 2020, se difundió, desde una cuenta anónima, un correo electrónico a parte de los afiliados en el que se vertían informaciones inciertas que únicamente persiguen dañar la imagen del Sindicato, así como de su Comité Ejecutivo.
Desde nuestra constitución, nuestras decisiones han ido en todo momento encaminadas a intentar, en la medida de nuestras posibilidades, mejorar la situación de los artistas en general, y de vosotros, nuestros afiliados en particular, sin que haya mediado condicionante ni interés oculto alguno.

Somos plenamente conscientes del desconcierto que esto ha provocado en vosotros, y aunque teníamos muy clara la urgencia de daros una respuesta, sabíamos también que la primera medida era poner los hechos en manos de los Servicios Jurídicos del Sindicato para que valoraran los mismos y evitar dar una respuesta precipitada y sin haber realizado una investigación previa, y que ahora os ofrecemos.
A tal respecto, el Comité Ejecutivo del Sindicato ALE, expone:

NO EXISTE NINGUNA LISTA SECRETA DE ALE. A mediados del pasado mes de abril, contactaron con nosotros algunos teatros para proponernos la creación de un censo de afiliados a fin de poder ser tenidos en cuenta en su programación y con el único objetivo de echar la mano en unos momentos que, todos recordaremos, eran críticos.

La reacción del Comité Ejecutivo, volcado en encontrar soluciones para muchos compañeros, fue acceder a dicha petición, acordando previamente incluir a todo tipo de cantantes, directores de escena, musicales, escenógrafos, pianistas, que figuraban, en aquel momento, como preinscritos a ALE y remitirla a los teatros que habían mostrado su interés.

Para dar una mayor cobertura a esta iniciativa, el Comité Ejecutivo consideró que el mecanismo correcto de colaboración debía basarse en la creación una Bolsa de Trabajo que contase con la libre participación y previo consentimiento de los afiliados que lo estimasen oportuno y que se encuentra a disposición de los teatros, programadores y empresas y compañías privadas que lo puedan requerir.

Ante filtraciones producidas en los últimos días de correos dirigidos a nuestros afiliados e información interna de nuestra base de datos, tenemos la sospecha que todo esto ha surgido en el momento en que ALE está teniendo una mayor relevancia, presencia y cosechando logros, gracias al esfuerzo colectivo de todos los que formamos el Sindicato, que pueden resultar molestos y no ser del agrado de algunos.

Sospechamos que las cuentas y archivos del Sindicato y de algunos miembros del Comité Ejecutivo, así como sus teléfonos móviles, han podido ser hackeados en algún momento, inclusive ahora, y utilizados para fines que ni hemos autorizado ni respaldamos, razón por la cual hemos iniciado una investigación, interponiendo, en su caso la correspondiente denuncian penal ante la Autoridad Judicial.

Expresamos la más enérgica repulsa de la ejecutiva de ALE ante una comunicación que es absolutamente inexacta, sin remitente conocido ni firmada por nadie y que acompaña datos sensibles que han sido puestos a disposición de terceras personas y medios de comunicación ajenos al Sindicato, razón por la cual ALE se reserva el derecho de accionar jurídicamente contra los aún ignorados autores del correo remitido ayer.

Sin otro particular, recibe un afectuoso abrazo de parte del Comité Ejecutivo. Seguimos trabajando y os mantendremos informados de cualquier novedad que se produzca.

4 Comments

  1. Luis López 05/10/2020 a las 14:42 - Responder

    Ya envió Luis Cansino un correo desmintiendo estas acusaciones e informando de que está emprendiendo acciones legales contra esta difamación.

    • SpR 05/10/2020 a las 17:55 - Responder

      Nos encantaría que todo fuese un malentendido

    • SpR 05/10/2020 a las 17:58 - Responder

      Buenas tardes,
      Si usted está en contacto con Luis Cansino o la directiva, nos encantaría nos enviasen su opinión al respecto. Imaginamos que, de ser ciertos los hechos, no ha habido mala intención, sino desconocimiento legal.

  2. SpR 12/10/2020 a las 17:00 - Responder

    Luis Cansino tiene a su disposición nuestra web para expresar lo que desee.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa