Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Gerente isleño para Madrid
Ignacio González a la Comisión Ejecutiva y Fisas sigue en el Patronato
Por Publicado el: 20/05/2009Categorías: Noticias y maldades

Mortier en la cuerda floja

La incorporación efectiva de Mortier al Teatro Real podría estar en la cuerda floja. Hay varias razones para ello. Por un lado habrá una nueva comisión ejecutiva en el Real en la que ya no estarán dos de las tres personas que le eligieron y negociaron con él. Los dos nuevos miembros se lo van a pensar con mucho cuidado porque ni al Ministerio de Cultura ni a la Comunidad les sobra el dinero. Ambos podrían ver que la próxima temporada de Moral es de lo mejor hasta la fecha y que lo que se empieza a conocer de Mortier es como para echarse a temblar. No sólo parece ser que el Real acabaría asumiendo los compromisos que Mortier contrajo para la New York City Opera («Brokeback Mountain», el «Cossi» con Haneke, una ópera de Glass…) sino que, no bastando a sus ambiciones el propio teatro, estaría diseñando proyectos para el Matadero y el Canal. Todo ello empiezan a ser indicativos de que en Madrid podría originarse lo mismo que en Salzburgo o París: un cuantioso déficit económico. Y, además, sin primeras figuras de la batuta o el canto. En evitarlo podrían estar de acuerdo ambas administraciones. A ellas incluso podría sumarse el Ayuntamiento madrileño, donde el nombramiento de Mortier no no habría sido visto con tanto entusiasmo.
Las tres administraciones podrían llegar a la reflexión de que para el Real, y también políticamente, quizá fuese mejor romper ahora con Mortier, cuando aún no hay firmado un auténtico contrato, que una vez que se hubiese incorporado y comenzasen a aparecer descuadres en los números. En caso contrario es practicamente seguro que con Mortier, tarde o temprano, pasaría lo mismo que con Lissner: que se fue dando un portazo y poniendo a todos los políticos a parir, empezando por Esperanza Aguirre, a quien masacra en el capítulo de sus memorias dedicado al Real. Al fin y al cabo también sabemos que eso mismo lo hizo también Mortier en Salzburgo cuando cancelaron su contrato: no sólo no dejó títere político de la derecha con cabeza, sino que hasta programó un «Murcielago» para reirse de ellos.
Y es que los políticos se habrían empezado a dar cuenta que el Real -como dijo el mismo Mortier y mucho antes Moral- no es un teatro de primera fila y no puede serlo mientras no lo sea su presupuesto, que a medio plazo no lo va a ser. ¿Para qué entonces Mortier y el gasto que representa? El sentido práctico y poner los pies en el suelo podría ser la consigna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa