Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck

Últimas 20 entradas

250X250 EL BARBERILLO DE LAVAPIÉS BANNER
Hoy abre el Festival Puccini en Torre del lago
La Orquesta Juvenil del Sodre en El Escorial
Por Publicado el: 14/07/2017Categorías: Noticias

Muti en Teheran, mucho más que un concierto

Riccardo Muti y Shahrdad Rohani tras finalizar el concierto en Teherán

Muti en Teheran, mucho más que un concierto

Riccardo Muti ha hecho historia hace unos días con su concierto en Teherán, la capital de Irán.

Organizado por el Festival de Rávena, el proyecto «Caminos de la Amistad», que se inició en 1997, tiene como objetivo fomentar la paz y la amistad entre países y forjar vínculos culturales entre comunidades que, en principio, podrían parecer muy distantes.

Este año el proyecto unía Italia con Irán en su vigésima edición, y ha sido realmente un reto para Muti, fiel a sus principios y profundamente entroncado a las raíces humanistas del sur de Italia, donde nació.

Hay que tener en cuenta que el último gran concierto sinfónico en Teherán fue hace 45 años, con Herbert von Karajan (uno de los mentores de Muti) en en el podio. Después de la revolución de 1979, la música fue prohibida al considerarla un obstáculo entre el hombre y Dios, capaz de inquietar las mentes con pensamientos impropios.

El evento marca la primera colaboración internacional entre las orquestas iraníes y occidentales y, aunque este concierto haya significado un salto enorme en lo que a cultura se refiere en la capital iraní, sólo pudo programarse repertorio que cantaran hombres, al estar aún prohibido por el régimen que las mujeres canten como solistas en un concierto.

Eso sí, tanto en la orquesta como en el coro se han podido ver mujeres divertidas e implicadas, para las que este concierto ha significado seguramente un antes y un después, porque, como ha declarado el maestro, «cada uno de nosotros necesita del otro, y porque el único futuro posible reside en el diálogo «.

Han participado en ambos conciertos la Orquesta Juvenil Luigi Cherubini, los músicos de las Orquestas del Fondazioni Lirico Sinfoniche Italiane, el coro del Teatro Municipal de Piacenza y los miembros de la Orquesta Sinfónica y Coro de Teherán.

Antes del último ensayo con la orquesta, Muti elogió a los músicos. «Quiero agradecer a todos los que nos han ayudado a llevar a cabo este concierto. Estoy muy contento de colaborar con los músicos iraníes interpretando obras de Giuseppe Verdi y estoy muy impresionado por la actuación. Dado que Irán e Italia disfrutan de ricas civilizaciones antiguas, tenemos que utilizar la música para tender puentes entre las dos civilizaciones «.

Durante el ensayo, Muti recordó a los músicos que en Verdi «cada nota es música». Más tarde, mientras la orquesta interpretaba un pasaje de la ópera de Verdi La forza del destino, Muti agregó: «Y cada nota es el universo».

El director de la Orquesta Sinfónica de Teherán Shahrdad Rohani, quien invitó a Muti y su Orquesta Juvenil Cherubini a Teherán, ha declarado que «La visita de Muti a Teherán ha sido extremadamente valiosa para nosotros» mientras que  el maestro Shahrdad Rohani, director de la Orquesta Sinfónica de Teherán, dijo que «la presencia histórica de Riccardo Muti en Irán es un punto de inflexión en nuestra historia».

Ahora al maestro le toca trasladarse a su casa en Salzburgo para trabajar mano a mano con Shirin Neshat, iraní exiliada en Estados Unidos, quien será la directora de escena de la nueva Aida en el Festival de Salzburgo, ópera protagonizada por Anna Netrebko… a la espera de noticias de su estreno el 6 de agosto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banner-liceu-flauta-magica-22

Calendario de conciertos en España

banner-temporada-adda-22-23

calendario de representaciones operísticas por Europa

banner-festival-de-granada-22