Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

banner-opera-actual-para-beck
Leticia-MorenoLeticia Moreno, solista con la Orquesta ADDA de Alicante
rafael-aguirreRafael Aguirre debuta con la Orquesta Nacional en un programa en sintonía con el imaginario español
Por Publicado el: 14/02/2022Categorías: Noticias

La Royal Opera House contrata a una experta en consentimiento para las escenas íntimas

Ita O’Brien colabora con el teatro en la coordinación de escenas sensibles, asegurando la integridad de todos los implicados en la puesta en escena de Theodora de Händel

Theodora-en-la-Royal-Opera-House-©-Camilla-Greenwell

Escena de Theodora, Royal Opera House © Camilla Greenwell

Este miércoles, 16 de febrero, la Royal Opera House concluirá sus funciones de Theodora, el oratorio de Händel que se ofrece en la versión escenificada de Katie Mitchell en coproducción con el Teatro Real. Los diarios ingleses han calificado la producción como “Un triunfo absoluto” (Financial Times), “Uno de los espectáculos más bellos de escuchar” (The Guardian) con “Cantantes que paralizan el corazón” (The Times), gracias a un reparto encabezado por Julia Bullock, Joyce DiDonato, Jakub Józef Orlinski, Ed Lyon y Gyula Orendt.

Händel recrea en su oratorio homónimo el martirio de Theodora, castigada primero a ejercer la prostitución y condenada a muerte después por defender su cristianidad frente al gobernador de Antioquía, Valens, un drama situado en el siglo IV d.C. En este montaje, Mitchell traslada la acción a la época actual resaltando el drama desde un punto de vista feminista: Theodora conspira junto a la resistencia contra la ocupación romana planeando la destrucción de su embajada. En el momento en que estos descubren sus planes, la protagonista sufre la brutalidad de los opresores.

Las advertencias respecto a la edad del público, que debe superar los 16 años, afloran ente la información de la producción, ya que incluye escenas de violencia, abuso sexual, violencia sexual, explotación sexual y alusiones al terrorismo – “nada que no sea de consumo habitual en Netflix y tampoco tan impactante como podría parecer”, destacan las reseñas del montaje -.

Bullock-en-Theodora.-Royal-Opera-House-©-Camilla-Greenwell

Bullock en Theodora. Royal Opera House © Camilla Greenwell

Para garantizar la comodidad de actores y trabajadores, la Royal Opera House ha contratado por primera vez a una experta en la coordinación de escenas íntimas, la directora de movimiento en escena Ita O’Brien. Durante su carrera como actriz, O’Brien recuerda momentos desafiantes y especialmente demandantes que la han expuesto a un riesgo físico y psicológico innecesario durante la filmación de escenas íntimas: “La herida provocada por un puñetazo es muy evidente”, precisa en una entrevista para Vogue, “pero la que surge tras recibir maltrato psicológico, ser tocado de manera inadecuada o coaccionado para hacer algo que no se quiere hacer es emocional, y por tanto, invisible. A pesar de que mucha gente había hablado sobre lo incómodo y difícil que es sentirse acosado o ser víctima de un abuso durante la filmación de una escena íntima, antes de Harvey Weinstein los productores nunca se habían enfrentado a las consecuencias de ese dolor”. “En los montajes operísticos se pone toda la atención en la dirección musical, la escenografía, la dirección de los cantantes y la coreografía para amplificar los momentos humanos en el escenario, pero precisamente se deja fuera el trato a las personas al encarnar esas escenas”, concluye.

Julia Bullock, Theodora en la producción de la Royal Opera House, recuerda cómo un director de orquesta insistió en que gimiese más en una de las primeras producciones que realizó que incluía escenas íntimas: “Ita precisó que la preparación de esos momentos deberían hacerse por aquellos directamente implicados, en un espacio a parte, antes de subir al escenario. En mis primeras ensayos, mi compañero y yo estábamos rodeados por al menos 50 personas”.

Ita O'Brien

Ita O’Brien

“Hay que explorar cada parte del cuerpo que vaya a estar expuesta, que vaya a ser tocada, para que el cuerpo experimente aceptación o rechazo, que quede constancia de las zonas sensibles, de qué puede disparar la incomodidad”, indica O’Brien. “Se ha dicho que si se introducen estas pautas se coarta la creatividad, pero creo que pasa al contrario, ya que se invita a tener una conversación abierta sobre el consentimiento”.

Oliver Mears, director de la Royal Opera House, ha declarado que “muchas de las óperas más populares del repertorio tratan la explotación, la violencia sexual y el abuso de poder, por lo que es vital para la dirección de la ROH abordar estos temas con sensibilidad y consciencia desde los ensayos, de manera que todos los artistas estén conformes y puedan rendir al máximo”.

En octubre del año pasado, la BBC actualizó su política de acoso e intimidación en sus rodajes, incorporando a su equipo a expertos en intimidad y movimiento actoral, así como un programa de formación para artistas y trabajadores de la cadena sobre buenas prácticas dentro aplicadas a la industria. Las pautas se renovaron tras la publicación de 20 acusaciones de acoso contra el productor Noel Clarke, que fueron tachadas como “totalmente inaceptables” por la dirección de la BBC, reforzando su compromiso para “lograr un cambio significativo para hacer de la industria un lugar más seguro e inclusivo”.

Más detalles sobre la producción aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Donacion

banners_xarxes_wozzeck_250x250_cast

Calendario de conciertos en España

banner-version-digital-lago-cisnes

calendario de representaciones operísticas por Europa