Suscribirse a la Newsletter de Beckmesser

¡No te pierdas ninguna noticia!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Busca las entradas de cada mes

Últimos tuits de Beckmesser

Últimas 20 entradas

banner-opera-actual-para-beck
Crítica: Farsa giocosa de García en les Arts, un acontecimiento
RTVE-Gomez-Martinez-Esperanza-FernandezCrítica: un concierto de la RTVE para la reflexión
Por Publicado el: 15/11/2021Categorías: En vivo

Crítica: Shiyeon Sung con la OCNE

Crítica: Shiyeon Sung con la OCNE, el sabor de la noche

Obras de Mozart y Schoenberg. Orquesta Nacional de España. Directora Shiyeon Sung. Auditorio Nacional, 12 de noviembre de 2021.

Shiyeon Sung

Un programa verdaderamente atractivo configurado por dos obras tan disímiles como la “Serenata nº 10 K 361” de Mozart y la “Noche transfigurada” de Schoenberg. Dos composiciones de orígenes muy distintos, misteriosas en cierto sentido y dotadas de unas características muy bien estudiadas y analizadas por Pablo L. Rodríguez en sus esclarecedoras notas al programa que títula muy graciosa y agudamente “Dos hermosos terneros de seis patas” en alusión al comentario de un crítico vienés tras el estreno de la segunda en 1902.

Siempre es reconfortante escuchar la maravillosa “Serenata” mozartiana, escrita para 12 instrumentos de viento y un contrabajo, aquí sustituido sin desdoro por un contrafagot. Cuando nos embebemos en el seráfico canto del oboe del “Adagio” nos acordamos del comienzo de la película “Amadeus” de Milos Forman en el momento en el que el anciando Salieri rememora su relación con Mozart. Aquí esas frases fueron tocadas magistralmente por Roberto Silla, que se meció y nos meció en su interpretación bien secundado por sus compañeros y bajo el mando un tanto blando, de gesto volandero y no siempre exacto de las manos sin batuta de la directora coreana Shiyeon Sung, que dejó tocar y que tuvo un curioso traspiés en los últimos compases del “Rondó” que cierran la composición al rematar antes de tiempo el curso de la música. 

En general la directora, pese a una indiscutible elegancia mímica, mostró escasa gracia y una cierta falta de precisión. Algo que se acentuó en la obra schoenbergiana, escrita inicialmente para sexteto de cuerda y mostrada aquí en su versión para orquesta de arcos, que sonó con calor y temperatura en los momentos álgidos pero que quedó un tanto difusa en planos y borrosa en ataques. La cuerda aguda sonó por momentos ligeramete destemplada sin la redondez a la que nos tiene acostumbrados. De todos modos los distintos episodios de esta narración ultrarromántica del Schoenberg de primera época, difusamente dibujados por la directora, nos llegaron bien bañados de esa “bella luz lunar” que evocaba el compositor. Coda suficientemente delicada y repujada hasta que llega el consolador silencio. Arturo Reverter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Calendario de conciertos en España

calendario de representaciones operísticas por Europa